HistoriasNegocios

10 reflexiones sobre Radio Centro y el impago del canal

Nadie paga más por nada, pero, ¿por qué Radio Centro entró a una licitación que no le convenía? ¿Qué pasará ahora con el nuevo canal de TV?

13-04-2015, 7:39:28 AM
10 reflexiones sobre Radio Centro y el impago del canal
Jorge Arturo Monjarás, editor de Finanzas de Alto Nivel

Charlando en la redacción de Alto Nivel, tras el resultado inicial de la licitación de las dos cadenas de televisión, una de las posiciones era que alguien iba a perder su empleo en Radio Centro y que el pago no se llevaría a cabo.

También puedes leer: Frecuencias que dejó Radio Centro estarán ‘ociosas’

La alternativa era perder 400 millones de pesos o aceptar un pago por 3,000 millones por los mismos activos por los que Grupo Imagen de Olegario Vázquez Aldir pagó 1,800 mdp. Para nuestro director editorial era claro que pagar resultaba inviable y que se dejaría perder la licitación. Nadie paga de más por nada. Algunos pensábamos que Radio Centro podría pagar, pues el monto tan alto de la oferta implicaba una capacidad estimada y un plan de negocios que lo haría viable. Nos equivocamos. Aquí algunas reflexiones:

1) Si hubo alguna valuación, quedó claro que los socios potenciales de Francisco Aguirre encontraron demasiado caro el precio a pagar y se echaron para atrás. En un panorama un tanto desolado, en donde al final quedaron sólo dos postores para dos cadenas de televisión, también queda claro que no hay tantos inversionistas mexicanos dispuestos a entrar al negocio de la televisión, y que no lo harán a ese costo.

2) El hecho añade incertidumbre al complicado panorama de los medios de comunicación en México. Parece un hecho que se están abaratando. Cuando Ricardo Salinas Pliego ganó la licitación de las dos cadenas nacionales que componían Imevisión, pagó en 1993, 645 millones de dólares. Hoy el ganador, Grupo Imagen pagó unos 126 millones de dólares por una sola. Multiplíquelo por dos y le dará menos de la mitad.

3) Es cierto, las barreras de entrada y la competencia hubieran sido mucho mayores, que en aquel tiempo, pero la propia licitación arroja también algunas luces sobre los múltiplos fundamentales que sustentan las valuaciones de Televisa y TV Azteca. Digamos que también las devalúan.

4) Son pocas las opciones que le quedan a Radio Centro, después de no realizar el pago por la licitación de la segunda cadena de televisión nacional. Tendrá que recibir una aportación de recursos por parte de los accionistas mayoritarios, la familia Aguirre, como preparación a una futura colocación de acciones que les saque del problema en que se han metido.

5) Para otras opciones tiene serias limitaciones, de acuerdo con la emisión de Certificados Bursátiles de Largo Plazo (Cebures) que realizó el año pasado, por 1,000 millones de pesos, mismos que vencen en 2019.

A Radio Centro lo agarraron con los dedos en la puerta, tras la compra de una estación en Los Ángeles California, que implicó absorber sus deudas.

Radio Centro no puede permitir que su razón EBITDA/intereses devengados de deuda con costo sea menor a 2.5 veces al final de cualquier trimestre.  Su deuda con costo no puede ser superior a 5 veces EBITDA durante 2015 y 2016, y la razón baja hasta a 4 veces en los años subsecuentes. La razón de apalancamiento tampoco puede ser superior a 1.25. Por último, tampoco puede vender activos que afecten su capacidad de pago.

6) De esta manera, difícilmente puede absorber 400 millones de pesos más en sus estados financieros, si bien no ha quedado claro hasta ahora de donde salió ese monto. Hay que notar que la calificadora de la deuda de Radio Centro es HR Ratings, la cual otorgó una calificación de HR-A+ con perspectiva estable en octubre pasado, misma que refrendó en noviembre, aún cuando la empresa ya estaba dentro del proceso de licitación. La calificadora tendrá que hablar.

7) Radio Centro podría realizar, por ejemplo, una operación de sale & lease back con sus edificios corporativos, pero tendría que hacerlo de alguna manera que no incremente dramáticamente su apalancamiento. Ello partiendo de que la venta de estos edificios no afecta su capacidad de pago.

8) Este drama deja a Radio Centro casi automáticamente fuera de la futura licitación de cadenas de FM que llevar a cabo el gobierno. Están fuera de combate a menos que diluyan su participación con nuevos socios.

9) El gobierno también es un perdedor en este panorama, aunque el IFT juzgue que la licitación fue exitosa. De entrada, se queda sin unos 2,000 millones de pesos que le hubieran hecho un gran favor en este difícil año de recortes presupuestales. Pero también se sienta un muy mal precedente para licitar nuevamente la cadena de televisión y las de radio. Si los empresarios mexicanos no quieren invertir en medios ¿quién lo hará?

10) ¡Ah, sí hay uno! Se llama Carlos Slim y no pudo participar en la licitación debido a la declaración de preponderancia por parte del IFT. El fracaso con la cadena restante le da tiempo a América Móvil para buscar quitarse la preponderancia, antes de que se vuelva a subastar. Dado el hecho de que no hubo tanto éxito en la primera vuelta, acaso el gobierno se vuelva más flexible a los intereses del magnate.

Relacionadas

Comentarios