HistoriasNegocios

Claves para mejorar el avance de las energías limpias

Estas son las cuatro recomendaciones del IMCO y el Centro Mario Molina para la emisión de Certificados de Energía Limpia, y así impulsar su efectividad.

08-04-2015, 1:54:35 PM
Claves para mejorar el avance de las energías limpias
Javier Rodríguez Labastida

El uso de energías limpias establece un nuevo debate sobre cómo deben regularse para garantizar su efectividad y competencia. Y en el marco de este debate, tras la aprobación de la reforma energética y su implementación paulatina, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y el Centro Mario Molina (CMM) desarrollaron una serie de recomendaciones para la emisión de Certificados de Energía Limpia (CELs).

La ley obliga a que un porcentaje de la energía de las empresas provenga de estas fuentes amigables con el medio ambiente. Según las nuevas disposiciones energéticas, a partir de 2018, los suministradores tendrán tres opciones:

1) Adecuar su producción para producir el porcentaje de energía limpia que se establezca cada año; 2) comprar certificados para cubrir dicha obligación; o 3) pagar una multa.

De acuerdo a los permisos otorgados por la Comisión Reguladora de Energía (CRE), el 70% será participación privada (40% energía solar, 31% hidráulica y 22% eólica) en 147 plantas, y el 30% pública (59% eólica, 29% hidráulica y 12% geotérmica) en 13 plantas.

Te recomendamos leer: CFE invertirá 2,700 millones de dólares en energías renovables

Estas son las cuatro recomendaciones de los institutos para
la emisión de CELs, presentadas este miércoles por Rodrigo Gallegos, director del área de Tecnología y Cambio Climático del IMCO.

1.- Dar certidumbre en precios

Incorporar la demanda de mediano y largo plazo, así como la
expectativa de cambio en los costos de producción de cada tecnología en el
cálculo de la meta a cumplir.

Garantizar las condiciones de los contratos previos. De otra
manera se pueden retrasar o perder inversiones y establecer beneficios que
permanecerán para proyectos en construcción u operación.

Considerar una banda de precios. Generar mayor certidumbre
para los inversionistas.

Establecer multas específicas y recuperables por tipo de
incumplimiento. Aumentar la certidumbre sobre el costo potencial para las
empresas.

2.- Simplicidad

Establecer un registro ágil, desglosado, completo, de fácil
acceso y en línea de los certificados para la toma de decisiones de inversión.

Permitir que todo el proceso ligado a los certificados pueda
hacerse en línea.

Establecer mediante un proceso abierto, en conjunto con el
sector privado y en el corto plazo los estándares de eficiencia y emisiones
para cada tecnología.

Crear una calculadora pública para que pequeños productores
sepan cuantos CELs obtendrían.

3.- Transparencia

Contar con un mecanismo de revisión periódico,
independiente, realizado por expertos, público y de libre consulta.

Incorporar auditorías sobre la seguridad de instalaciones
para pequeños generadores.

Transparentar información sobre establecimiento de metas,
monitoreo y cumplimiento, y cobro y uso de dinero de multas.

“Si hoy quieres poner un techo solar en tu casa, no hay
estándares que debes cumplir sobre qué pasa si tu techo se vuela y afecta a
otra persona”, señaló Gallegos.

4.-  Garantizar costo-efectividad

“Debería considerarse un segundo objetivo de la reforma
energética, que no solo sea bajar los precios, sino diversificar las fuentes de
energía
y no depender solo de una”, dijo Gallegos.

Diferenciar certificados por tamaño para generación
distribuida, asignar los certificados de la vida útil para tecnologías de
generación distribuida en uno o dos años, y reglamentar los estándares de
seguridad
para la generación distribuida con Certificados de Energía Limpia.

Cómo establecer competencia

Según otro estudio del IMCO y el CMM, el 58% del consumo de
energía eléctrica en México
lo realiza el sector industrial, que representa
solo el 0.76% de los usuarios de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Te recomendamos leer: 515 empresas interesadas en generar energía: CRE

El reporte “Generación Distribuida” también señala que las
pérdidas totales del sistema eléctrico nacional son en promedio del 17%, cuando
a nivel internacional se espera llegar a cero las pérdidas no técnicas y a un
8% las pérdidas técnicas.

En cuanto al tamaño y crecimiento del mercado, otro dato revela
que, en 2012, el consumo eléctrico fue de 234.2 terawatts por hora (TWh) y una
media anual de 3.2%.

Las ventas internas representan actualmente el 88.6% del
consumo eléctrico nacional, y para 2027 se espera que las ventas internas se
dupliquen con respecto a 2012.

513,482 viviendas no tenían luz en 2010; el 75% de éstas se
concentran en localidades con menos de 2,500 habitantes.

Sobre la generación distribuida, el IMCO y el CMM
recomiendan hacer contratos de compraventa de electricidad simples y breves,
diseñar normas técnicas para construcción, operación y mantenimiento de redes
inteligentes, crear certidumbre sobre la red, desarrollar nuevas capacidades
técnicas, y formar a empresarios, sociedad civil y beneficiarios en la
planificación y gestión de sistemas.

“El objetivo de la generación distribuida es que haya una
multiplicidad de generadores (…) Todo dependerá de cómo regulamos el mercado y
cómo le damos certidumbre para que sea masivo”, señaló Rodrigo Gallegos.

Te recomendamos leer: Energía nuclear vs la eólica y solar, ¿cuál conviene?

Relacionadas

Comentarios