HistoriasNegocios

Peso / dólar: La teoría de la inundación

La autoridad debe estimar dónde poner sus defensas, para no verlas arrasadas por la crecida mundial en el precio del dólar.

11-03-2015, 11:23:37 AM
Peso / dólar:  La teoría de la inundación
Jorge Arturo Monjarás

La medida “preventiva” que tomó la Comisión de Cambios parece estar dando resultados tan pronto fue anunciada. Habrá quién pregunte porqué no lo hicieron antes, ya que el alza en la cotización peso/dólar estaría dando señales de filtrarse por fin a la inflación. No la de febrero, que por ahora está en el famoso 3.0% objetivo del Banco de México, sino en la de marzo.

Hay quien opina que el ritmo es el adecuado, que el gobierno no puede ni apresurarse ni excederse en las medidas que tiene a la mano para influir en un tipo de cambio en libre flotación.

Es como combatir la crecida de un río con costales de arena: tienes que ver dónde los ubicas para que sean lo más efectivos que se pueda al momento de prevenir inundaciones adicionales.

Si los colocas demasiado cerca del río, serán sin duda arrasados, porque la crecida, bien sabemos, es mundial en el precio del dólar. De hecho, no importa cuántos costales pongas, serán arrasados y habrás malgastado tus recursos.

Así hay que pensar en cuestión de las reservas internacionales. Claro, las cosas son más frías y matemáticas en la Comisión de Cambios. El Banco de México, la parte más interesada en el control de la inflación dentro de la Comisión, por ello aceptó cambiar la política esta vez. La inundación amenaza causar más daños que los estrictamente necesarios.

Las reservas, por cierto estaban en 194,938 millones de dólares, la nueva política habla de una reducción en el incremento, no de una reducción en las reservas. Esto podría ser cierto, dado el auge exportador de la industria automotriz, que ahora mismo está aspirando a romper récords. El petróleo y sus precios juegan en contra.

Dicho lo cual, nada garantiza que la ganancia de hoy se mantenga. La presión continuará hasta el 18 de marzo, en la siguiente reunión de la Reserva Federal, la cual tiene harto al mundo porque no deja caer el otro zapato. Y la verdad, no tendría motivos para subir la tasa, dada la baja inflación generalizada en Estados Unidos. De ser así, veríamos al dólar desinflarse ligeramente… por ahora.

Relacionadas

Comentarios