HistoriasNegocios

¿Y qué pasa con la volatilidad financiera?

Los mercados suben y vuelven a caer dramáticamente todos los días, y aunque se prevé que pronto llegue la estabilización, hay escenarios que deben prevenirse.

10-12-2014, 3:32:39 AM
¿Y qué pasa con la volatilidad financiera?
Javier Rodríguez Labastida

Actualmente es el tema de todos los días. El precio del
barril de 
petróleo que baja más y más, mientras el dólar sube en las casas de cambio y las
instituciones bancarias. L
os mercados financieros muestran incertidumbre por la
abrupta caída del precio del petróleo, y ha tenido marcadas repercusiones en
varios países, en particular, en los productores de petróleo.

“Lo que estamos observando es como salen capitales de países
emergentes
que se van a la economía norteamericana y permiten que el dólar se esté
apreciando con relación al resto de las monedas mundiales (…) Esto a su vez se
refleja en la parte más especulativa de las finanzas, que es en la bolsa de
valores
”, señala José Luis de la Cruz Gallegos, director general del Instituto
para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC
).

Esta semana, los precios del petróleo retrocedieron a nuevos
mínimos en cinco años: el crudo Brent de Londres llegó el martes pasado a 65.49
dólares el barril, mientras que los futuros del petróleo en Estados Unidos cotizaron en 62.59 dólares el barril. Mientras tanto, el peso sigue depreciándose
ante el dólar.

Te recomendamos leer: ¿Qué pasa con el precio petrolero y cómo afecta a México?

¿Cuáles son los escenarios?

Ante este fenómeno, varios escenarios se plantean a México
para 2015 y 2016:

“Por un lado hay afectaciones para aquellas inmediatas para
empresas que tengan deudas en dólares, que sean importadoras y que su mercado
sea interno; en una segunda instancia, el Banco de México ha reconocido que en
la inflación se ve la presión de los mercados y llega a los hogares a través de
los productos importados”, señala De la Cruz Gallegos.

Una de las herramientas que tienen las empresas para
protegerse de esta volatilidad son las coberturas cambiarias, que pueden
contratarse a través de instrumentos derivados.

El director del IDIC señala que para 2015 se prevé cierto
grado de estabilización, pero dependerá de disminuir la guerra energética, que  está implicando que los países más
dependientes de los hidrocarburos tengan un problema de finanzas públicas.

Si el precio del petróleo continúa bajo, la siguiente
afectada será la economía mexicana, asegura el director general del IDIC: “No debemos dejar de
lado que la estructura del gasto de gobierno mexicano y las transferencias a
los estados se realiza con base en el precio del petróleo (…) Si el precio
sigue bajando obligaría a un ajuste estructural al patrón de gasto de las
finanzas públicas mexicanas”.

Cabe señalar que antes de aprobar el presupuesto de la
federación 2015, el Congreso redujo la expectativa de 81 a 79 dólares para el
precio del barril.

Te recomendamos leer: México tiene mecanismos de protección ante volatilidad

La semana pasada, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray,
señaló que elementos como la línea de crédito flexible del Fondo Monetario
Internacional (FMI) y las coberturas petroleras servirán para amortiguar un posible
impacto negativo.

“Afortunadamente, para el próximo año hemos cubierto ya
el precio del petróleo, es decir, adquirimos un seguro a través de coberturas
que, con independencia de cuál sea el precio del barril de exportación el año
que entra, nosotros tenemos asegurado el precio que está establecido en la Ley
de Ingresos de la Federación
“.

¿Y las reformas estructurales?

De la Cruz Gallegos asegura que el tipo de cambio
no será tan determinante para la aplicación de las reformas estructurales, sin
embargo, en donde puede haber mayor incertidumbre es en los precios del
petróleo.

“Puede moderar el sentido de invertir de los inversionistas
en el sector, pero en términos generales, la coyuntura del año que entra será
más definida por los factores estructurales de qué tanto interesa a los
inversionistas y las variables macroeconómicas del país, como la inflación, el
manejo de la deuda pública y la seguridad”.

Sobre este último tema, el economista señala que los hechos
violentos de este año son elementos que ya están siendo considerados por las
empresas: “Si bien no las detienen, si las moderan y hacen ajustes en sus
inversiones”.

Te recomendamos leer: Banxico ve riesgos en inseguridad y precio del petróleo

Este bimestre será determinante para ver la profundidad y
los ajustes que se tengan que realizar en la economía mexicana, para ver cómo
queda el precio del petróleo, si hay alguna recuperación, y cómo afecta el tipo
de cambio.

“El mercado cambiario está funcionando con amplia
liquidez, con orden, y esa seguirá siendo nuestra política en materia
cambiaria
“, dijo Videgaray la semana pasada, y aseguró que la
volatilidad cambiaria puede mantenerse en las próximas semanas y meses, ante la
posible alza de las tasas de interés en Estados Unidos.

El director general del IDIC asegura que si la caída
del petróleo se mantiene, para 2016 podría tener afectaciones más severas que
implicarían revisar la agenda pública, al no poder mantener el patrón de gastos
que ahora se tiene, con menores ingresos petroleros.

Relacionadas

Comentarios