HistoriasNegocios

Comparar precios y otras claves para este Buen Fin

Con el arranque oficial de la cuarta edición del Buen Fin, es necesario tomar en cuenta varios aspectos a la hora de comprar y uno de ellos es comparar precios.

14-11-2014, 8:54:23 AM
Comparar precios y otras claves para este Buen Fin
Altonivel, con información de Adrián Diaz

Con el arranque oficial de la cuarta edición del Buen Fin, es necesario tomar en cuenta varios aspectos a la hora de comprar y uno de ellos es comparar precios antes de adquirir cualquier producto, ya que no se trata de lastimar o comprometer tus finanzas por la fiebre de descuentos y promociones, sino aprovechar esta iniciativa para adquirir productos y servicios a precios más accesibles.

Y para esto la comparación de precios es clave.

“Tenemos tiempo suficiente, esta tarde, esta noche, para hacer un recorrido en estas tiendas de autoservicio, departamentales, centros comerciales, para poder observar los precios y tener ese punto de comparación para el fin de semana y saber entonces que no están ofendiendo nuestra inteligencia simplemente con ofertar capacidad de crédito y no necesariamente en el precio bajo de los bienes”, señala Raymundo Tenorio Aguilar, director de Economía y Fiananzas del ITESM, Campus Santa Fe.

En caso de no contar con el tiempo necesario para hacer un recorrido en las diferentes tiendas departamentales, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), publicó en su sitio de internet (www.profeco.gob.mx) un micro sitio en el cual de se pueden comparar los precios de diferentes productos.

Este evento, promovido por el gobierno federal para incentivar el consumo, ha superado las expectativas de todos. De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, con el programa piloto de 2011 se obtuvieron ventas por 106,000 millones de pesos; en el 2012, ventas por 150,000 mdp y, en el 2013, el sector reportó ventas por 175,000 mdp, para este año se estiman ventas por 200,000 mdp.

Si tienes pensado utilizar la tarjeta de crédito en el llamado “fin de semana más barato del año”, que termina el lunes 17 de este mes, es fundamental que sepas con exactitud la fecha de corte de tu plástico, esto con el objetivo, explica Sofía Macías, responsable de Contenido de Consumo Inteligente del programa  de Educación Financiera de MasterCard, de utilizar el crédito a su favor.

“Si vamos a utilizar la tarjeta de crédito, vale la pena que se planifique: si tu plástico corta el 13 de noviembre, qué suerte, porque las compras que hagas el 14 de noviembre y los siguientes días, tienes para pagarlas hasta el siguiente corte, más los 20 días para la fecha de pago para liquidar la deuda. Eso te da oportunidad de organizar tus finanzas y pagar quizá el total de tu deuda y no cargar con ese compromiso”.

Dale un buen fin a tu crédito siguiendo estas recomendaciones para identificar ofertas reales, pagar al contado o usar tu crédito sanamente: Cómo hacer compras inteligentes en el Buen Fin

No todos son gadgets

Otro aspecto muy importante, resaltan los expertos en finanzas personales, es que en el Buen Fin no sólo debe ser aprovechado para comprar pantallas de televisión, celulares, tabletas o cualquier otro tipo de los llamados gadgets, ya que esta iniciativa es también una buena oportunidad para incrementar el ahorro patrimonial.

“Revisa los precios de impermeabilizantes, canceles de baño, un calentador de gas, en donde estos bienes son patrimonio del bien inmueble y elevan la plusvalía del apartamento o de la casa habitación que se tenga haciendo también uso del crédito”, destaca Tenorio.

Los artículos o productos que definitivamente no son recomendables comprar en estos días son perfumes y ropa, “porque en el mes de diciembre cíclicamente hemos observado que han estado más bajos los precios de estos dos productos genéricos en comparación con el Buen fin”, además de que son bienes de baja duracion y los mejores precios de estos productos se encuentran en el último mes del año.

Te recomendamos leer: ¿Alentará El Buen Fin el mercado interno de México?

No te sobreendeudes

Para evitar sobreendeudarse, es básico contar con una lista de todos y cada uno de los gastos fijos que se tengan al mes, de esta manera se sabrá con exactitud si el salario mensual alcanza para adquirir una nueva deuda.

“Hacer una lista los gastos fijos es de vital importancia, porque si se compra en plazos la lista de deudas aumenta, se va a agregar un nuevo compromiso a estos gastos como renta, colegiatura, despensa, gasolina, la letra del automóvil, etcétera.. y si las cuentas no te dan para aguantar otra deuda, mejor no tomes ese crédito”, recomienda Rayumundo Tenorio.

Para no llevar nuestras deudas al limite, explica la también autora del libro Pequeño Cerdo Capitalista, Sofía Macías, sólo se debe destinar el 30% de nuestro salario para cubrir estos compromisos: “Si gano 10 mil, tengo que tener disponibles tres mil al mes para mis deudas, si supero esta cantidad va a ser muy complicado cumplir con mis compromisos financieros”, explica.

Como conclusión, las compras compulsivas durante el Buen Fin se pueden evitar siempre y cuando se tenga una clara idea de aquellos productos que se piensan adquirir, dando preferencia a aquellos que son más necesarios en casa, y para que tus compras, si decides hacerlas, sean las mejores te mostramos esta serie de recomendaciones:

8 consejos que te preparan para El Buen Fin

Cómo hacer compras online durante el Buen Fin

En el Buen Fin elige bienes duraderos

Checa nuestro especial: CLAVES PARA APROVECHAR EL BUEN FIN

Cuida tu seguridad

Además te compartimos estas recomendaciones de seguridad de Unisys, compañía de Tecnologías de la Información, para quienes piensan aprovechar las ofertas vía Internet o piensan utilizar su TDC:

Para quienes prevén comprar en línea

– Utilizar una sola tarjeta. Es importante tratar de usar una sola tarjeta, ya sea de débito o crédito, para las compras en este Buen Fin, así será más fácil que el usuario pueda rastrear sus movimientos y verificar que sus cargos son los correctos.

– Poner atención en las páginas web. Se debe poner especial cuidado en los sitios web a los que se accede para realizar compras. Por ejemplo, es recomendable no dar clic a cualquier vínculo que llega por correo electrónico sin antes verificar que efectivamente se trate de la dirección web correcta (y no de una apócrifa) y de un sitio de compras confiable (hay que preferir las versiones online de marcas reconocidas o tiendas en línea con buena reputación).

– Comprar sólo en sitios web seguros. Una de las mejores prácticas para realizar compras electrónicas es verificar que el sitio presente elementos que avalan la seguridad del usuario. Muchas tiendas online cuentan con herramientas de protección de alguna casa verificadora de seguridad reconocida, o bien, ofrecen certificados de autenticación; y esto lo hacen visible a sus usuarios en alguna parte del portal.

– Cambiar las configuraciones de seguridad en el equipo. En muchas ocasiones, debido al uso cotidiano que le damos al equipo de cómputo, el nivel de seguridad configurado está en término “medio”; por ello, es recomendable que antes de realizar transacciones electrónicas, como las compras durante el Buen Fin, se cambie la configuración de la seguridad a nivel “alto”. De esta forma se evitará que el equipo esté vulnerable al robo de información.

– Utilizar sólo equipo de cómputo confiable. Esto quiere decir que no se debe utilizar el equipo de cómputo de lugares públicos, sino hacer las transacciones desde el equipo propio. Lo mismo aplica para la red de acceso a Internet, pues seguimos siendo vulnerables si utilizamos nuestro propio equipo pero conectados a una red con acceso a varios usuarios.

También es aconsejable no hacer las operaciones desde lugares públicos; es decir, aunque sea equipo propio y con nuestra propia conexión a Internet, no es seguro estar en estos lugares tecleando contraseñas, ya que en algún descuido, alguien podría verlas.

– Cambiar contraseñas antes y después del Buen Fin. Sin duda, se trata de una medida que no está por demás recomendarla; el hecho de cambiar las claves de acceso otorga mayor seguridad al momento de realizar cualquier transacción.

Para quienes realizarán compras presenciales utilizando tarjeta de débito o crédito

– Dedicar sólo una tarjeta para las compras durante el Buen Fin. ¿La razón? Porque al utilizar una sola tarjeta es posible tener el control de las operaciones realizadas; así, si llegara a ocurrir un contratiempo, es mucho más fácil reconocer cada transacción sin llegarse a “enredar” entre una y otra tarjeta.

– Firmar la tarjeta. Se debe verificar que la tarjeta con la que pagaremos el consumo esté firmada. A veces, por ejemplo, debido al uso, la firma se va desvaneciendo; así que hay que verificar que la firma sea legible. Si se pone atención en esto, se evita que cualquiera pueda firmarla y utilizarla en caso de que se llegara a extraviar.

– No portar todas las tarjetas. Se debe descartar la idea de llevar todas las tarjetas que se tienen, “por si se llegaran a ocupar”. El motivo es simple: Evitaremos una “catástrofe” en caso de llegar a perder la billetera o ser víctima de robo.

– Utilizar el servicio de alertas de los bancos. La mayoría de las instituciones bancarias cuentan hoy con este tipo de servicios que permiten a los usuarios tener avisos cada vez que utilizan sus tarjetas de crédito y débito, ya que el banco emite un correo electrónico o mensaje de texto (SMS) para que el usuario verifique sus transacciones.

– Tener a la mano el último estado de cuenta y el número de teléfono para reporte. Ambos son necesarios por si nos enfrentamos a una situación en la que, creemos, hemos sido víctima de algún tipo de fraude. De esta forma podremos reportar de forma inmediata cualquier anomalía que hayamos detectado. Si no tenemos a la mano el voucher de la última compra realizada, al menos debemos recordar los últimos movimientos, ya que será de gran utilidad al momento de solicitar la cancelación del plástico.

El Buen Fin es una excelente oportunidad para que los consumidores adquieran productos y servicios a buenos precios y con cómodas facilidades de pago; así que comprar durante este inigualable fin de semana, ya sea con tarjetas de crédito o debido, o desde las tiendas en línea; no debe representar un peligro para el usuario.

Seguir recomendaciones como las arriba mencionadas, sin duda puede ayudar a olvidarse de los peligros de comprar a través de la red y disfrutar de la experiencia de ir de compras.

¿Cuántos comprarán en el Buen Fin?

Con el objetivo de conocer cuál es la expectativa que tienen los mexicanos frente a estos cuatro días que prometen las mejores ofertas y descuentos, De la Riva Group realizó una encuesta y entre los datos obtenidos destacan los siguientes:

► A pesar de que 6 de cada diez mexicanos están enterados del Buen Fin, solo dos piensan comprar algo.

► En los planes de compra, destaca la ropa (10%); posteriormente está el calzado (8%), los electrónicos (7%) y los electrodomésticos (5%).

► Las tiendas departamentales son el canal preferido (10%). En segunda instancia, están los supermercados (6%).

► En promedio, este Buen Fin se piensa en un gasto de cinco mil pesos.

► Al analizar la información por grupos sociodemográficos, se observa que los más interesados en aprovechar el Buen Fin son los hombres, los mayores de 45 años, los niveles medios y los habitantes del Valle de México.

► Los que piensan gastar más son los jóvenes, los niveles altos y los habitantes del noreste del país.

Relacionadas

Comentarios