'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

La nueva UNAM, ¿el as bajo la manga de Peña Nieto?

Frente a las críticas de los megaproyectos de infraestructura, podría construirse una nueva universidad, semillero de talento para el hub aeroportuario.

08-10-2014, 1:10:48 PM
La nueva UNAM, ¿el as bajo la manga de Peña Nieto?
Arena Pública

Con el resurgimiento de los trenes de pasajeros, con el doble de carreteras construidas respecto a las edificadas durante la administración pasada, con puentes, hidroeléctricas,
presas, gasoductos, puertos y aeropuertos, así como con proyectos en el
sector turístico que incluyen hasta parques de playa, el gobierno
federal confía en generar, con más de 700 obras y 7.7 billones de pesos,
una ola expansiva de recursos frescos para la economía.

Sin embargo, si bien el gasto en inversión e infraestructura podría generar empleos,
e incluso contribuir para que la economía alcance el objetivo de crecer
3.7% en 2015, el problema se develaría cuando se confirme que muy pocas
de las obras que exigirán una gran inversión pública, privada y
contratación de nueva deuda, contribuirán a que la economía eleve su
anhelada competitividad.

“Hay evidentes obstáculos en la infraestructura productiva del
país, pero lamentablemente el Programa Nacional de Infraestructura no
tiene un diseño integral para catapultar el desarrollo productivo del
país. Este programa está integrado por pequeños proyectos que pueden ser
muy costosos y que no tendrían un verdadero impacto”, responde Gerardo
Esquivel, investigador del Colegio de México.

Te recomendamos leer el reporte completo en: Las megaobras, ¿impulsarán el desarrollo de México?

Las críticas no se han hecho esperar. La  Cámara Mexicana de la
Industria de la Construcción (CMIC) deplora la concentración geográfica
de los grandes proyectos y presupuestos para infraestructura.

Proyectos como el megaeropuerto de la Ciudad de México se concentran
en la zona centro del país, mientras que en lo que respecta a puertos, los proyectos son menos espectaculares y lo mismo sucede con las pistas aéreas
para operaciones de carga, como la que desde hace años se propone para
el aeropuerto de San Luis Potosí “Ponciano Arriaga”. Esa obra, de 30
mdd, que conectaría al centro del país con el norte para actividades de
comercio, simplemente no forma parte del PNI.

“La concentración de los recursos en determinados sectores y zonas
geográficas ha limitado que los beneficios permeen hacia otras regiones,
sectores y empresas”, establece un documento de esa cámara.

Te recomendamos leer: Nuevo aeropuerto del DF, ¿golpe de timón?

¿Una nueva universidad?

Para enfrentar estas y otras críticas, el gobierno de Peña Nieto
podría tener un as bajo la manga: recuperar los terrenos del actual
aeropuerto internacional de la ciudad de México no solo para desarrollar
extensiones de áreas verdes –como se ha dicho hasta ahora–, sino para construir una nueva universidad que podría ser parte de los institutos y campus de la Universidad Nacional Autónoma de México.

De acuerdo con fuentes federales, el anuncio de esta nueva universidad podría presentarse durante los próximos meses, una vez que inicien los trabajos para el desarrollo del aeropuerto.

    Esta alma máter sería el semillero de talento para el hub
aeroportuario que se pretende desarrollar muy cerca de la nueva
terminal.

La nueva universidad, la primera que se construiría después que el
gobierno de Andrés Manuel López Obrador fundó en su administración, la
Universidad de la Ciudad de México, supuestamente tendría como
característica la especialización en disciplinas vinculadas con la industria aeroespacial, aeronáutica, infraestructura y aeropuertos.

En la UNAM no confirman ni niegan esta versión; sin embargo, la
infraestructura educativa sería el componente clave no solo para
catapultar los recursos de este sector en beneficio de los jóvenes
universitarios, sino también para ganar ‘aceptación social’ con el
megaproyecto.

Te recomendamos leer: Ejecución del plan de infraestructura, reto mayúsculo

Relacionadas

Comentarios