'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Banca, en punto de inflexión por Banamex y Banorte

Los cambios de liderazgo en el sector son solo el primer paso de lo que analistas consideran un punto de quiebre para la banca y su transformación.

06-10-2014, 10:50:46 AM
Banca, en punto de inflexión por Banamex y Banorte
Altonivel, con Información de agencias

La banca en México se encuentra en una situacion de reajustes relevantes, luego de que uno de sus principales jugadores iniciara una metamorfosis obligada por el caso Oceanografía: Banamex y que Banorte tenga en puerta cambios importantes en su Consejo de Administración.

En el caso del Banco Nacional de México -pero de inversión estadounidense a través de Citigroup– decidió renovar su directorio a raíz de la falta de controles que derivaron en el fraude cometido en su contra, siendo su director general Javier Arrigunaga el primero en bajar del barco.

Te recomendamos leer: Renuncia Javier Arrigunaga a la dirección de Banamex

Y este martes -7 de octubre-, como anunciaban los principales columnistas de negocios, Carlos Hank González dejó el Banco Interacciones para unirse a Banorte. Aquí te dejamos el análisis de los expertos:

Caso Banamex

El pasado viernes, 3 de octubre, el otrora líder de la filial mexicana de Citi anunció de manera sorpresiva su renuncia -a pesar de que ya la había puesto sobre la mesa en febrero pasado, cuando se dio a conocer el escándalo en Oceanografía- y se dejó en claro que las consecuencias por el caso de defraudación aún no habían terminado… y todavía no terminan.

Su renuncia, además de sorpresiva, se da en un contexto complicado para el propio banco, ya que en unos días de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) dará a conocer la sanción contra Banamex por el presunto fraude de Oceanografía -que derivó en pérdidas para la entidad por 400 millones de dólares- y que se estima será superior a los 6.5 millones de pesos.

Al respexo, la columnista de Milenio Bárbara Anderson señala que, como le señalan diversas fuentes al interior del grupo financiero, “se espera que los castigos que anuncie la Comisión Nacional Bancaria y de Valores apunten más a cuestiones de control que a una práctica violatoria de los códigos éticos de la institución“.

“La renuncia de Arrigunaga se enmarca en los problemas que enfrenta el banco por el fraude de 400 millones de dólares que cometió Oceanografía con facturas falsas de Pemex: las críticas a Banamex porque se retrasó en entregar información en el proceso del concurso mercantil de Oceanografía; la denuncia presentada el pasado jueves en contra de Citi en una Corte de Delaware por no presentar información sobre los controles internos de Banamex para detectar a tiempo el fraude de Oceanografía; y la incertidumbre que ha generado la CNBV al no informar aún sobre los resultados de la revisión de los controles internos de Banamex y las medidas correctivas y sanciones que impondrá”, destaca Maricarmen Cortés en su columna de este lunes publicada en el diario Excélsior.

Mientras se debate sobre si la renuncia de Arrigunaga fue a propuesta personal el propio banquero o si fue solicitada por los altos mandos de Citi, los columnistas financieros destacan la labor del banquero y coinciden en que su salida es señal de los cambios que sufrirá la banca en México.

Al respecto, Samuel García, en su columna El Observador de este lunes, menciona que con la anunciada salida de Arrigunaga “se plantean cambios en serio en el segundo grupo financiero del país”.

Y añade: “La posición de Manuel Medina Mora -amigo cercano de Arrigunaga- como presidente de Banamex y copresidente de Citigroup, se tambalea en la cúpula del gigante estadounidense. Podría decirse que el caso Oceanografía ha sido un golpe de tal magnitud que tirará el control que mantuvo Medina Mora sobre Banamex al interior de Citigroup y con ello inicia un profundo reacomodo de los hombres clave del negocio de Citi en México”.

Puedes leer también: Oceanografía, una red de fraude en México y EU

A su vez, David Páramo, en su espacio en el diario Excélsior, considera: “Más allá, la burocracia de Citigroup cobró facturas a los mexicanos. Durante muchos años Banamex fue la subsidiaria estrella y en la crisis 2008-9 fueron recursos provenientes de México los que lo rescataron. Ante el resbalón, los ejecutivos aprovecharon para hacer crecer una situación grave para desquitarse de los que durante mucho tiempo han sido los consentidos de la organización por su capacidad para generar resultados“.

En este sentido, a favor de la capacidad de reacción de Arrigunaga ante la crisis (generada por “errores graves en coordinación y controles en contra de operaciones riesgosas” de la institución), el columnista confía en que el banquero regresará pronto al sector al frente de otra organización, pues revela, que “hasta donde se sabe ha recibido ya por lo menos un par de ofrecimientos de primer nivel”.

“Desde luego la renuncia de Arrigunaga es una llamada de atención. Si alguien que recompuso el barco, lo dejó caminando, con reinversiones y nuevo flujo, decide irse es porque algo no funcionó del todo“, menciona en este sentido José Yustes, en su espacio en el rotativo Excélsior.

Te puede interesar: Caso Oceanografía, un llamado de atención: Videgaray

¿Y la ABM?

Otro de los efectos derivados por la renuncia de Arrigunaga es la vacante que dejó en la Asociación Bancos de México (AMB), gremio que encabezaba desde hace más de un año y hoy queda acéfala, lo que llevará a un reacómodo de fuerzas ante la primera vez en la historia de la organización que renuncia un presidente en funciones.

El tiempo dio la razón a los críticos de la reelección de Arrigunaga al frente de la ABM, ya que el escándalo de Oceanografía se detectó antes de que se realizara oficialmente su nombramiento por un nuevo periodo, y ahora el 15 de octubre se deberá elegir a quien deberá terminar el resto del mandato hasta marzo del próximo año.

En su columna de este lunes, José Yuste explica que la designación quedará a cargo del Comité Ejecutivo de la ABM, conformado por los cuatro vicepresidentes: Luis Robles Miaja, presidente del Consejo de Bancomer; Javier Foncerrada, director de Inbursa; Daniel Becker director de Mifel; y Héctor Grissi, director de Credit Suisse.

Los columnistas coinciden en su mayoría en que a pesar de que los cuatro tienen suficientes recursos y experiencia para quedarse con el interinato, lo más probable es que Robles Miaja se quedaría al frente por estos meses.

Esto debido a que representa a los bancos grandes que tienen un poder relativo fuerte y a que cuenta con más experiencia dentro de la asociación, de la que ya fue presidente ejecutivo, y quien incluso cubrió en los últimos meses las ausencias de Arrigunaga ante la contingencia que debía atender en Banamex.

Estos cambios en la ABM se dan en un contexto complicado, ya que se encuentra en medio del cambio de la reforma financiera y su reto es plasmar estas modificaciones, donde su principal objetivo es dinamizar los créditos a sectores productivos y familias, hacerlos más accesibles, y lograr una intermediación financiera más eficiente.

Caso Banorte

Pero el directorio de Banamex no es el único que se verá modificado en la banca nacional, pues otro de los llamados bancos grandes enfrentará en los próximos días un oleaje brusco ante los cambios que se avecinan.

Y ése es Grupo Financiero Banorte, en el cual se asoman importantes movimientos derivados de la lucha por el control que se da a su interior y que desembocará en cambios en el Consejo de Administración y, probablemente, en la presidencia del tercer grupo financiero más grande del país.

El propio grupo ya anunció que en la sesión ordinaria de accionistas del próximo 22 de octubre, a celebrarse en Monterrey, se propondrá la llegada de Carlos Hank González como consejero propietario para ocupar el lugar, en el Consejo, de su madre Graciela González Moreno, esposa de Carlos Hank Rhon.

De aprobarse, su llegada sería el punto de arranque de la fusión de Interacciones con Banorte

Te recomendamos leer: Carlos Hank González deja Interacciones; irá a Banorte

“No hay que olvidar que Carlos Hank González, nieto del fallecido Roberto González Barrera, es el actual director general del Grupo Financiero Interacciones y del Grupo Hermes, además de vicepresidente de Gruma. Así que su ingreso como Consejero Propietario en un grupo financiero competidor en el mercado bancario, sólo puede ser visto con esa intención”, destaca Samuel García en su columna de este lunes. El hecho se confirmó este martes con la renuncia de Carlos Hank.

Interacciones tiene un valor de mercado de unos 2,200 millones de dólares y su fusión con Banorte consolidaría al grupo financiero regiomontano en la tercera posición, solo detrás de Banamex y dejando a Santander claramente en la cuarta posición del sistema financiero, señala García.

“Es evidente que este movimiento también conllevaría la salida de Guillermo Ortiz de la presidencia de Banorte, para dejar en la presidencia al propio Carlos Hank o a algún miembro del Consejo cercano a la familia Hank González. El hecho es que la fusión entre estos dos grupos financieros, ahora sí, está a la vuelta de la esquina”, puntualiza el columnista.

Bajo la mirada de los analistas y especialistas del sector, la salida de Arrigunaga y el probable cambio de liderazgo en Banorte seán solo algunos de las transformaciones que le esperan al sistema financiero y bancario del país. ¿Será?

¿Qué opinas de la renuncia de Javier Arrigunaga? ¿Crees que su salida fue la mejor decisión para Banamex? ¿Qué opinas de una eventual salida de Guillermo Ortiz de Banorte? ¿Qué perspectivas tienes sobre la banca mexicana en el corto plazo?

Relacionadas

Comentarios