'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Los 10 mandamientos del inversionista

Este decálogo te permitirá no solo llevar tus inversiones a buen puerto, sino también a tener bajo control tus intereses.

07-08-2014, 1:42:22 PM
Los 10 mandamientos del inversionista
Revista Inversionista

Siempre partimos de la idea de que toda persona que tenga un ingreso puede invertir. Evidentemente hay niveles de inversión y tipos de inversionistas, pero para cualquiera hay 10 cosas que no debes perder de vista cuando de hacer crecer tu dinero se trata:

1.- Le ganarás a la inflación por sobre
todas las cosas

Lo menos que debes obtener en una
inversión, es un rendimiento similar a la inflación. Para 2013, el Índice
Nacional de Precios al Consumidotr (INPC) se ubicó en 3.97%; es el rendimiento
que debió obtener tu portafolio. A partir de ahí, buscarás “rendimientos
reales”, o sea, ganancias por encima de la inflación.

2.- No invertirás en lo que no
conoces

Las inversiones no deben ser vistas como un
juego de azar. ¿A poco crees que Bill Gates, Carlos Slim, Amancio Ortega o Warren Buffet se hicieron inmesamente ricos
por casualidad? ¡Claro que no! Ellos conocen los mercados en donde invierten y
solo colocan su dinero en instrumentos o negocios que les den al menos una
buena posibilidad de ganancia. Si bien es cierto que no siempre se triunfa,
también es verdad que un buen porcentaje de bateo al final se traduce en
ganancias.

En cuanto a instrumentos novedosos, no
importa cuán innovadores sean; siempre existirá uno con características
similares en otra institución. Compara y elige el que ofrezca mejores
condiciones.

Te recomendamos leer: Millonarios: 8 ideas que reditúan dinero

3.- Serás realista con los plazos

Todo instrumento requiere tiempo para
madurar y lograr rendimientos. No puedes esperar que con solo colocar tu dinero
en un fondo se multiplique de inmediato. A pesar de que muchos instrumentos
tienen vencimiento a siete o 28 días, este plazo solo sirve para que retires tu
dinero sin penalizaciones o comisiones, pero los especialistas recomiendan que
mantengas una inversión al menos durante dos años.

Recuerda que una inversión de largo plazo
se compone de muchos periodos positivos y negativos. Elige instrumentos que al
final muestren una ganancia, sin importar su volatilidad en el corto plazo.

4.- Aprovecharás el beneficio del interés
compuesto

Cuando reinviertes los rendimientos, estos
se acumulan al principal (capital que se toma de base para el cálculo de los
intereses), lo que te dará mayor beneficio. Si inviertes $100 pesos y te paga
una tasa de interés de 1% mensual, al cabo de 12 meses sumarías $112 pesos,
pero por efecto del interés compuesto, en realidad tendrías $112.68 pesos.

Quizás piensas que es poco, aunque si mantienes tu inversión por dos años o más
y reinviertes los interes, ganarás varios meses de rendimientos que no tenías
contemplados.

5.- Controlarás tus emociones

Las inversiones tienen ciclos donde se pasa
del optimismo a la euforia y del nerviosismo al pánico. Estos sentimientos
afectan tus decisiones y de paso tu inversión. Abundan casos donde los
inversionistas pierden mucho dinero por tomar malas decisiones, mientras que el
instrumento en el que invertían, al final logra un buen desempeño.

Te recomendamos leer: ¿Por qué los inversionistas sufren pánico y euforia?

6.- Serás autocrítico y aprenderás de tus
errores

Muchas personas que tienen una mala
experiencia en su inversión se retiran y juran no volver a sacar su dinero de
abajo del colchón.

Es mejor anotar los errores que se han
cometido en un diario personal de operaciones y analizarlos con detenimiento.
“Es un error no contar con el error”, dicen los expertos, porque se
aprende más de las equivocaciones que de los aciertos.

7.- Solo invertirás dinero
disponible

Un error fecuente del inversionista
inexperto es invertir el dinero que ya tenía un fin distinto. Por ejemplo, hay
gente que encuentra un instrumento muy atractivo y no quiere dejar pasar la
oportunidad, por lo que termina colocando el dinero que usaría para renovar las
pólizas de seguros de vida, casa, gastos médicos y auto dentro de seis meses.

Peor aún, se corre el riesgo de que la volatilidad del instrumento haga que su
valor sea inferior, se termine asumiendo pérdidas y el dinero no alcance para
cubrir los pagos ya planeados.

8.- Operarás activos líquidos

Al tener instrumentos que se operan todos
los días en suficiente volumen, tendrás la oportunidad de entrar y salir en
cualquier momento. Esta liquidez hace que los precios de compra y venta no
difieran demasiado de las bandas del mercado. En cambio, cuando las acciones
quedan en manos de unos cuantos operadores, podrían llevar los precios a
niveles muy bajos (incluso de manera artificial) y nadie querría comprar esa
posición o pagaría muy poco por ella.

9.-No operarás en contra de la
tendencia

Observa las señales del mercado donde está
tu activo, e identifica la tendencia para que te subas a ella. Identificarla no
significa tratar de predecirla. Hay quienes consideran emocionante ir contra la
corriente y ponen su dinero a ciegas, pero la enorme mayoría de esos valientes
terminan desesperados rogando un rebote milagroso de la tendencia para recuperar
algo de su inversión.

Te recomendamos leer: Guía para contratar a un buen asesor de inversiones

10.- Te apoyarás en los expertos

Las inversiones no son un juego de azar y
si bien no hay seguridad de cómo se desempeñarán los distintos instrumentos sí
podemos aprovechar los conocimientos de analistas que dedican su tiempo a
estudiar los mercados y los vehículos. Cuando abres una cuenta de inversión
tienes acceso a los reportes de estos analistas especializados, pero además
puedes recurrir a información de portales, periódicos y revistas financieras.

Te recomendamos leer: Cómo ser el Sherlock Holmes de tus propias inversiones

También es válido acudir con expertos que te ayuden a lograr las mejores decisiones.
Solo cuida que esté certificado, que tenga experiencia y referencias, y que
realmente entienda tus necesidades.

Relacionadas

Comentarios