'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Mejora tu concentración para proteger tu productividad

¿Eres multitasking y dejas inconclusas tus actividades? Hay una sencilla solución, pero ponerla en práctica requiere un poco de tu concentración.

07-08-2014, 11:10:31 AM
Mejora tu concentración para proteger tu productividad
Lorena Maldonado

Debes leer el último informe de la compañía para elaborar la estrategias del siguiente año. Estás sentado en el sofá en tu casa y comienzas a revisar el documento. Después de leer unas cuantas líneas, sientes hambre y vas a la cocina a comer algo. Continúas. De pronto, recuerdas el suceso del día anterior con unos colegas del trabajo. Regresas a la lectura, y al mirar el reloj caes en cuenta que ha pasado más de una hora y sigues en la introducción.

¿Te resulta familiar esto? Si respondiste que sí, no hay duda alguna: tu falta de concentración está afectando tu productividad.

La concentración consiste en centrar de manera voluntaria la atención de la mente en un objetivo, objeto o actividad que se esté realizando, dejando de lado todo aquello que interfiera en su consecución. Nos permite realizar procesos de manera eficiente, elaborar estrategias acordes con nuestros objetivos y mejorar la memoria. También, es una herramienta útil para la creatividad

Sin embargo, puede verse afectada por diversos factores: trastornos neurobiológicos (déficit de atención e hiperactividad) enfermedades (depresión, ansiedad), estilo de vida (abuso en el consumo de tabaco y drogas), medicamentos (uso prolongado de ansiolíticos), conductas (desmotivación para efectuar determinada tarea) y falta de interés en mejorar la concentración. 

¿Cómo mejorar la concentración? No es fácil, pero tampoco imposible hacerlo. He aquí ocho prácticos consejos.

1. ¡No divagues!

Usa una hoja de papel y pon tres columnas: mañana, tarde y noche. Cada vez que te des cuenta de que tu mente está divagando, anótalo en la columna correspondiente. Identificarás las horas vulnerables en las que pierdes tu atención. Por ejemplo, si te distraes mucho en la mañana, puede ser una señal de que no duermes o desayunas bien.

2. ¡Divaga!

Aunque en el primer punto queda prohibido, es necesario establecer tiempos específicos para dejar que tu mente vaya de un lugar a otro, ya que es una manera de decirle que existe un tiempo para todo.

3. Proporciona oxígeno a tu cerebro

Sal a caminar, estírate. No te quedes sentado todo el día. 

4. Dale recreo al jefe

Es normal que poco a poco vayas perdiendo la capacidad de procesar información y baje tu nivel de concentración. Mejor date un descanso de cinco a 10 minutos por hora trabajada; así mantendrás al 100% tu concentración.

5. Haz una cosa a la vez… y termínala

No brinques de una actividad a otra sin concluir la primera. Empieza a convencer a tu cerebro que las tareas deben terminarse. La psicóloga Maria Konnikova dice del multitasking: “Nos gustaría creer que nuestra atención es infinita, pero no lo es. El multitasking es un mito persistente: lo que realmente hace es sacrificar la calidad de nuestra atención“. 

6. Siempre habrá distracciones

La puerta se azota, el teléfono suena, los colegas llegan con “noticias”… son distracciones comunes; sin embargo, debemos seguir en nuestra tarea. 

7. Cinco minutitos más

Si esta regla te funciona para quedarte en tu cama, utilízala también para mejorar tu concentración. Cuando sientas que ya no puedes con una tarea durante la hora de trabajo, aplica la regla “cinco minutos más”. Busca la energía necesaria en tu fuerza de voluntad.

8. Evita pensar compulsivamente

Premia tus esfuerzos por mantenerte concentrado. 

Si te acechan pensamientos negativos que te distraen y merman la confianza en ti mismo, piensa acerca de tus logros del pasado y continúa con tu trabajo.

Relacionadas

Comentarios