'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Los factores que facilitaron el crecimiento de EU

El crecimiento del 4% no es tan favorable como luce la cifra. Un análisis de Bank of América explica los factores que motivaron esa expansión económica.

30-07-2014, 2:16:26 PM
Los factores que facilitaron el crecimiento de EU
Michelle Meyer, Economista Senior para Estados Unidos

El reporte del PIB de de Estados Unidos, que reveló un crecimiento de 4.0% durante el segundo trimestre del año, y las revisiones al alza a los tres trimestres anteriores ayudan a conciliar las cifras del PIB con otras medidas del crecimiento económico.

Con los datos recientemente revisados, parece que la economía estadounidense se expandió un 2.4% en promedio a lo largo de los cuatro trimestres anteriores (terminando el segundo trimestre de este año), lo cual es significativamente mejor que nuestro estimado previo de 1.8%. Con esto, la economía está saliendo de un gran hoyo, ya que los datos fueron revisados a la baja para 2011 y 2012.

Te recomendamos leer: Se aceleró ritmo de crecimiento en 2T, asegura SHCP

En balance, el reporte de hoy muestra una mucho mejor recuperación en el corto plazo y un impulso, reduciendo los riesgos a la baja y dejándonos cómodos con nuestro pronóstico de crecimiento por encima del 3.0% para el siguiente año.

El Comité Federal de Mercados Abiertos tendrá un respiro de alivio después del reporte del día de hoy, aunque no podrá declarar victoria.


¿Qué pasó en el segundo trimestre?

A pesar de que las entrañas del reporte del PIB del segundo trimestre no son tan favorables como el encabezado de 4.0% lo sugiere, siguen siendo positivas. Hubo un inesperado inventario acumulado, lo cual añadió 1.7 puntos porcentuales al crecimiento del PIB, implicando ventas finales de sólo 2.3%.

El comercio también sorprendió con una fuerte ganancia en las importaciones, que subieron 11.7%, lo cual compensa el 9.5% de incremento en las exportaciones. El comercio entonces quitó 0.6 puntos porcentuales al crecimiento, pero por “buenas” razones, ya que el sólido crecimiento en las importaciones es un indicador de una demanda interna más fuerte. La inversión en negocios fue particularmente alentadora, con un incremento en el gasto en equipos de 7.0% y en estructuras de 5.3%.

La inversión residencial también mejoró, aumentando un 7.5%, después de haber caído en los dos trimestres anteriores. El gasto de los consumidores incremento 2.5%, impulsado por el crecimiento en el gasto en bienes duraderos.

El gasto en servicios fue lento con un débil crecimiento en el gasto en salud. Creemos que el riesgo está en que esto sea revisado al alza en reportes subsecuentes sobre el PIB.

Un toque más de inflación y mayores ahorros

El índice subyacente del consumo y gasto personales (PCE por sus siglas en inglés) aumentó un 2.0% trimestral en términos ajustados a la estacionalidad o un 1.5% interanual, ligeramente por encima de las expectativas.

Las revisiones también revelaron una inflación más rápida que en los tres trimestres anteriores, en comparación con lo publicado previamente, aunque de forma modesta.Esto sugiere un riesgo al alza para el índice subyacente PCE de junio, que será publicado por la mañana del viernes.

Los datos de los ingresos también fueron revisados – un crecimiento más fuerte en el ingreso y un gasto en el consumo más débil dieron como resultado una tasa más alta de ahorro. Durante el segundo trimestre del año, la tasa de ahorro fue de 5.3%, mostrando un sector doméstico más conservador.


Reescribiendo los libros de historia

La revisión del benchmark reveló un comienzo de la recuperación más lento, aunque también muestra un crecimiento más fuerte en el corto plazo.

El crecimiento del PIB real fue revisado a la baja en 2011, de 1.85% a 1.60%, y en 2012, de 2.78% a 2.32%, sin embargo el crecimiento para 2013 fue revisado al alza, de 1.88% a 2.22%.

En efecto, antes del reporte del día de hoy, esperábamos una ganancia de 1.7% interanual, cuando de hecho las ganancias son de 2.4%.

La composición del crecimiento también cambió con una recuperación más lenta en el gasto del consumidor, pero con un gasto más fuerte en los negocios (capex) y en la inversión residencial.

En específico, el capex fue particularmente revisado al alza el año pasado, lo cual muestra un sector corporativo más sano y nos deja optimistas en torno a un capex más fuerte en el futuro.

Relacionadas

Comentarios