'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Apartahoteles, opción para tus vacaciones y tu cartera

Esta tendencia se ha convertido en una opción tanto para viajeros como para quienes ven en el alojamiento turístico una oportunidad parar generar un ingreso.

21-07-2014, 1:44:00 PM
Apartahoteles, opción para tus vacaciones y tu cartera
Alejandra Palomares Barrios

Viajar enriquece, abre la mente y ayuda a escapar de nuestra rutina. Existen muchas formas de hacerlo, y siempre hay opciones para todos los presupuestos y todos lo objetivos: descanso, aventura, aprendizaje, etcétera. Y una tendencia que cada vez se hace más presente en Europa son los apartahoteles, que en México ya se ofrecen también desde hace tiempo.

Se trata de un servicio de alojamiento turístico brindado entre particulares, que se ofrece y contrata a través de Internet. Pueden ser propiedades pensadas y construidas expresamente para estancias cortas con servicios de hotel, pero en su mayoría se trata más bien de habitaciones que los dueños no utilizan y ponen a disposición de los turistas, con ciertas comodidades similares a las de un hostal.

Te recomendamos leer: Tómate unas vacaciones del estrés y la ansiedad

Si eres viajero…

Los apartahoteles pueden resultar una opción económica, pero sobre todo interesante, cuando lo que se busca es vivir de forma similar a como lo hace un local. Al rentar una habitación acondicionada para turistas, generalmente se tiene contacto con el dueño del apartamento y se convive con él. Si se tiene suerte, hasta se puede disfrutar de la comida preparada en casa y de un ambiente hogareño.

Si viajas solo y con ganas de explorar el mundo, esta puede ser una opción bastante recomendable. Pero si viajas acompañado, también. Pues –como lo mencionamos al principio– existen opciones en las que se pueden rentar todo el apartamento con un contacto menor con el dueño. Todo depende de lo que uno busque.

Puedes leer: Vacaciones, que no acaben con tu tarjeta de crédito

“Como sector somos una respuesta a una demanda del mercado. Los usuarios que acuden a nuestro sistema buscan algo distinto a un hotel u hostal tradicional y nosotros les proporcionamos esa alternativa.  Ofrecemos alojamiento con un toque más auténtico de encanto local y hogareño.

“Los hoteles y hostales suelen concentrarse en zonas turísticas, pero hay quienes cuando viajan prefieren lugares más tranquilos o alojamientos tradicionales. Nosotros lo hacemos posible”, dice Ylenia Wagner Granda, gerente de marketing online para España y Latinoamérica de Wimdu, una de las empresas que ofrece este tipo intercambios.

Aunque no se tratan de redes sociales, los sistemas on line de apartahoteles comparten algunas de sus características, pues siempre recomiendan hacerte un perfil o registrarse previamente para poder adquirir todos los beneficios. La confianza es la base de todo.

Las transacciones financieras se llevan a cabo mediante el sistema, lo mismo que todas las comunicaciones, por lo que las recomendaciones positivas son altamente valoradas, tanto si eres viajero como si eres quien ofrece alojamiento.

“Verificamos a todos nuestros anfitriones, como mínimo telefónicamente. Algunas propiedades incluso en persona y son las que muestran el distintivo de ‘Wimdu Verified’. Para garantizar que todo sucede correctamente, la transferencia económica se realiza siempre a través de nuestro sistema. Como medida de seguridad el anfitrión recibe el dinero 24 horas después de que el huésped haya realizado satisfactoriamente el check-in”, explica Wagner Granda.

Te puede interesar: 6 acciones para descansar y no trabajar en vacaciones

Incluso, en plataformas como Airbnb existe la posibilidad de ponerte en contacto con el dueño y hacerle todas las preguntas previas a hacer una reservación. En algunos casos, se pide un depósito o fianza por los desperfectos que el viajero pudiera causar; sin embargo, ese dinero se queda intacto y se devuelve, sin excepciones, una vez que el periodo de alojamiento contratado concluye. 

Uno de los valores agregados en los que más importancia depositan estos sistemas es la experiencia que se lleva el viajero.

“Contamos con un servicio de atención al cliente en cinco idiomas: inglés, alemán, francés, español e italiano, por teléfono de lunes a sábado de 9:00 a 21:00 horas, y con una línea de emergencia de atención en inglés disponible las 24 horas. Por supuesto también es posible contactarnos por correo electrónico. Por otro lado, después de cada reserva, pedimos a nuestros usuarios que dejen un comentario evaluando su experiencia en nuestra plataforma para que otros viajeros puedan leerlos y hacerse una mejor idea del lugar”, comenta Wagner Granda.

En otras plataformas, como Airbnb, también se pide una evaluación a los anfitriones que recibieron al viajero, para que si este último vuelve a utilizar la plataforma para hacer una reserva, quien ofrece su propiedad tenga también un breve antecedente de la persona. Nuevamente, la confianza es la clave de todo.

Si eres anfitrión…

El apartahotel puede ser una nueva fuente de ingresos, sobre todo si vives solo o en pareja, y tienes habitaciones de sobra en tu casa o departamento. Se trata de abrir un poco la mente, confiar y estar dispuesto a conocer y tolerar costumbres de todas partes del mundo. Todo, además, con la ventaja de recibir un dinero a cambio.

Es importante que tu propiedad esté en buenas condiciones y tenga lo mínimo indispensable para ofrecer un alojamiento confortable; por ejemplo, camas, mesa de noche, baño completo (compartido o privado), sábanas limpias, toallas, papel de baño, conexión por Wi-Fi; y si se quiere ofrecer mayor comodidad, se puede poner a disposición del viajante la cocina, un salón de TV y cualquier enser que haga su estancia agradable. Lo anterior, por supuesto, también va en función de lo que se pretenda cobrar por el alojamiento.

“El principal requisito que exigimos a nuestros anfitriones es la profesionalidad. Con esto queremos decir que debe un existir un compromiso en su trabajo con nosotros y respetar unas normas básicas. Es responsabilidad de los anfitriones mantener actualizado su calendario, responder a las peticiones de reserva de los huéspedes, evitar las cancelaciones de última hora y tratar de ofrecer a los viajantes una estancia lo más satisfactoria posible”, comenta Wagner Granda.

También puedes leer: ¿Cómo pagan los mexicanos sus vacaciones?

Los anfitriones tienen libertad para especificar las condiciones del alojamiento: precio, número de huéspedes, período de disponibilidad, política de cancelación, tarifa de limpieza y política de mascotas, entre otras. El respeto que se le pide a ambas partes es esencial, como lo es la confianza en la que hemos insistido.

Cuando ofertes tu propiedad, la honestidad también es importante, pues las instalaciones deben estar tal como se muestran en las fotos que proporciones. De hecho, existe la posibilidad de que la plataforma de reservaciones te haga una visita para verificar que todo esté en orden, cuestión que le agrega valor a tu oferta de alojamiento.

De acuerdo con una encuesta realizada por Wimdu, en promedio, los anfitriones ganan hasta €900 euros por mes, por lo que bien puede representar un ingreso considerable para más de uno. La moneda que utiliza cada plataforma puede variar, pero por lo regular se manejan en dólares, y todas las transferencias de dinero se hacen de forma electrónica, por lo que solo se necesita tener una cuenta bancaria de referencia para poder inscribirse y dar de alta una propiedad.

¿Dónde está el negocio?

Cabe aclarar también cómo es que funcionan estas plataformas, pues finalmente son las que ejercen como intermediarios en la oferta y contratación de un apartahotel. “Registrar una propiedad en Wimdu y comenzar a recibir reservas es totalmente gratuito para nuestros anfitriones. Quienes sí deben pagar una comisión son los huéspedes. Dicha comisión se establece en función del precio total de la reserva y varía en función de la estancia y del país”, explica Wagner Granda.

Generalmente, entre más tiempo se contrata el apartahotel, la comisión es más baja, así mismo si se trata de un lugar muy visitado o no. Aunque las plataformas tienen cobertura en muchos países del mundo, tratan de adaptarse a las realidades de cada mercado, estableciendo un balance entre lo que el viajante paga y el dueño de una propiedad recibe.

También es cierto que –como muchas empresas en internet– estas plataformas suelen estar alojadas en oficinas donde las condiciones impositivas son más favorables, por lo que no necesariamente tienen representaciones físicas en cada país en el que operan. Sin embargo, se trata de una nueva modalidad y tendencia de negocio imparable, pero que bien se puede regular. En pocas palabras, tampoco se trata de algo ilegal.

Curiosidades

• La palabra apartahotel viene de la suma de apartamento + hotel, pues es justo lo que significa y se ofrece como alojamiento: una habitación dentro de un hogar con costumbres locales que cuenta con servicios similares a los de un hotel u hostal.

• Algunas de las plataformas de reservaciones más utilizadas y con mayor experiencia son Airbnb, Wimdu y Only-Apartments.

Relacionadas

Comentarios