'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

5 ventajas geoestratégicas que México debe explotar

La mano de obra china ya no es una ventaja definitiva. El bajo costo de transporte y trabajar en el mismo huso horario son puntos que México debe aprovechar.

08-07-2014, 10:15:07 PM
5 ventajas geoestratégicas que México debe explotar
Elie Smilovitz

La posición
geográfica de
México
convierte al país es un lugar estratégico para el comercio mundial.  Un estudio elaborado por AlixPartners señala
varios de los aspectos económicos que contribuyen a que el país goce de
ventajas competitivas definitorias respecto a naciones como
China
o
Brasil.

1. Bajos costos de transporte de carga.

2. Mayor velocidad de entrega al mercado.

3. Menores interrupciones en el suministro de mercancías.
 

4. Mismo huso horario entre fabricantes y
consumidores.

5. Costo competitivo de mano de obra.

Puede sonar abstracto,
pero si analizamos cada una de estas ventajas competitivas, descubriremos por
qué son definitivas para las empresas que buscan ganar cuota en un mercado como Estados
Unidos
,
que, como país, posee la economía
más grande del mundo
con un PIB alrededor de 15 billones de dólares.

El petróleo, la velocidad y el consumo

En los últimos casi
30 años, el petróleo
ha pasado de costar 25 ó 30 dólares por
barril
a romper la barrera de los 120
dólares
durante la crisis
económica mundial
conocida como la “Gran
recesión”
de 2008, a colocarse
en torno a los 95 ó 100 dólares por
barril en 2014.

El precio de las gasolinas se ha multiplicado varias
veces, lo que afecta de forma directa el precio del transporte de mercancías.
Por eso, la cercanía entre fabricantes y consumidores tiene un valor tangible. Expertos
citados por AlixPartners calculan que el petróleo es responsable de, al menos,
un incremento del 10% en los precios finales de los productos a nivel
mundial. 

México no sólo goza
de una vecindad geográfica con Estados Unidos, lo que reduce su costo de
transporte, sino que, además, con el Tratado
de Libre Comercio de América
del Norte
(TLCAN) los
impuestos de importación y exportación
de muchas materias primas, componentes e incluso productos finales, se ha
reducido, a veces incluso hasta desaparecer, lo que permite a las empresas
reducir el precio de fabricación y, por ende, el precio final de las mercaderías.  

Por otra parte, el tiempo que
transcurre desde que un nuevo producto es diseñado, hasta que llega al mercado
también se ha reducido de forma constante en los últimos años. Según el estudio antes citado, los nuevos productos tardan sólo 10 meses en llegar a los mercados y
representan casi el 40% de las ganancias de las corporaciones estadounidenses, mientras que en el año 2000
demoraban casi el doble -18 meses- y representaban el 20% de los beneficios.

En
conclusión, llegar al mercado final más rápido con nuevos productos produce
mayores beneficios. De nuevo, la vecindad geográfica de México con Estados Unidos permite que los
nuevos productos sean maquilados en
diferentes puntos de América del Norte y lleguen más rápido al usuario final.

Un excelente ejemplo es el avión
LearJet85, en cuya producción
participan tanto Canadá, como
Estados Unidos y México. Así, los encadenamientos productivos entre países vecinos hacen más eficiente la producción, fortalecen la capacidad de las empresas de poner nuevos productos en los mercados y, por tanto, de tener más beneficios y generar más empleo.

Un producto que tenga que ser maquilado entre México y China sería inmensamente más costoso que uno que se produce entre Estados Unidos, Canadá y México, lo que le ha dado una ventaja clave a nuestro país respecto a Brasil y los países de Asia Pacífico. 

Para conocer más
sobre la estrecha vinculación de las cadenas productivas en América del Norte, te recomendamos leer: 
‘4
sectores que ganan con el Plan de Infraestructura’.
 

Japón es, sin lugar a dudas, una potencia
comercial de talla mundial, sin embargo, el reciente accidente ocurrido en la
central nuclear de Fukushima afectó
de forma decisiva las fechas de entrega de productos
asiáticos a América
. Entre Estados Unidos y México, a diferencia de Europa o Asia, no hay un océano de por medio.

Los riesgos de interrupciones
en el suministro
son menores y esa certeza es un valor añadido del que
disfrutan los socios comerciales a ambos lados del río Bravo, en especial las industrias que trabajan con modelos de producción just in time (JIT).

Al hacer negocios, la comunicación entre los
diferentes participantes es fundamental. Tener el mismo huso horario es práctico.
Girar una instrucción a primera hora de la mañana en América significa
despertar al interlocutor en China en mitad de la noche, lo que no ocurre si
esa comunicación se realiza en la misma latitud.

La mano de obra
mexicana es, según un análisis de Bank of America de mediados de 2013, un 20% más económica que la China, a pesar de que hace sólo 10 años la disparidad en favor de Pekín era de 3 a 1. Así, la ventaja
fundamental de la que gozaba el gigante asiático hace algunos años se ha evaporado y, si a ello sumamos las ventajas competitivas de la posición geoestratégica de México, tenemos las razones detrás de que empresas de todo el mundo busquen tener operaciones en México, en lugar de en China. 

Debilidades y retos

Según INEGI, para
2010 todavía un 58% de las exportaciones
mexicanas
se transportaban por vía
terrestre
, menos del 10% por vías
férreas
y 24% por vía marítima,
la vía aérea constituía menos del 4%
y los ductos representaban en torno al 3%. Por su parte, las importaciones no
presentaban cifras muy distintas: 54% por vía terrestre, 26% marítima, 8%
aérea, 8% por tren y 4% por ductos.

Por eso, la diversificación
de la logística resultará el principal reto
comercial
para México en los próximos años, por encima del costo de mano de
obra o de otras variables. El Plan Nacional
de Infraestructura (PNI) 2014-2018
contempla la construcción de nuevos puertos, ferrocarriles, carreteras y un
nuevo sistema nacional de gasoductos, que deberá ser capaz de contribuir a la
explotación de gas que se prevé
alcanzará su auge en los próximos años en la región de América del Norte.

¿Cuáles crees que son los retos fundamentales para
aprovechar la posición geográfica de México?

Relacionadas

Comentarios