HistoriasNegocios

¡Oblígate a ganar! Guía para domiciliar tus inversiones

¿Eres despistado o desconoces cómo invertir? Los expertos recomiendan hacerlo de manera automática programando tus productos para que te retiren el dinero.

02-07-2014, 7:43:06 AM
¡Oblígate a ganar! Guía para domiciliar tus inversiones
Joan Lanzagorta, Inversionista

En el último año, el sueldo de Gerardo no llegó completo: llegó con $3 mil pesos menos cada mes. Y tampoco llegará completo los siguientes 12 meses.

La buena noticia es que cuando Gerardo al fin descubra el paradero de esas mermas mensuales a su sueldo, la suma no ascenderá a $72 mil pesos ($3 mil pesos x 24 meses), sino que será un poco más: un 3%, un 5%… incluso un 7%.

Afortunadamente, Gerardo fue honesto y tomó conciencia de su realidad. Aún cuando tiene metas financieras claras y trata de considerar al ahorro como un gasto fijo, aceptó que era una persona sin disciplina para hacerlo. Y lo mismo le pasó con las inversiones.

Curiosamente, Gerardo no es el único mexicano en esta situación. ¿Cuántos de nosotros, aún con el hábito del ahorro, dejamos nuestro dinero de forma indefinida en una cuenta de cheques o de nómina y no nos decidimos a invertir porque ‘nos da flojera’, ‘no sabemos’ o simplemente somos desordenados con nuestros dineros?

Por eso, lo mejor que pudo hacer Gerardo fue tomar la decisión de “quitarse un peso de encima” –de forma literal– para poner esos $3 mil pesos mensuales a trabajar.

Pagos domiciliados a tu favor

En Estados Unidos, Japón y países desarrollados de Europa, donde los sistemas bancarios y de pago están mucho más avanzados que en México, las ‘inversiones domiciliadas’ son cosa de todos los días. En casi todas las instituciones financieras uno puede abrir una cuenta de inversión y generar instrucciones para que cada mes se cargue un monto determinado a nuestra cuenta de cheques (o de nómina, en un fondo de inversión o en una canasta de fondos que hayamos previamente definido. ¿Lo mejor? No importa en qué banco o institución financiera tengamos nuestra cuenta de inversión.

De esta forma, literalmente nos podemos olvidar de ahorrar y de invertir ese dinero, pues todo se hace de manera automática. Claro, esto no impide que de vez en cuando echemos un vistazo al desempeño de nuestro portafolio para ver que todo marche sobre ruedas, aunque sí nos permite dos cosas:

1) Quitarnos de la cabeza una preocupación mayor y
2) Enfocarnos en administrar y disfrutar el resto de nuestro ingreso, sabiendo que ya nos ocupamos de nuestras metas financieras.

Te recomendamos leer: 5 pasos para elegir un fondo de inversión

Desafortunadamente, en México nuestras opciones son limitadas. Si bien existen algunas maneras de ahorrar e invertir de manera automática, estas no se acercan ni remotamente a las que existen en naciones desarrolladas.

¡No podemos hacer que un banco nos cargue automáticamente el pago de la mensualidad de nuestra hipoteca a una cuenta de cheques de un banco distinto! Tristemente, el propio gremio lo ha tratado de impedir.

Aunque parezca increíble, pocos bancos ofrecen a sus clientes una alternativa de ahorro e inversión automática, incluso para sus propios productos.

Se cuentan con los dedos de una mano las instituciones donde puedes pedir que de manera automática pasen dinero de tu cuenta de ahorros hacia alguno de sus productos de inversión. ¡Estamos tan retrasados!

Pero no todos son malas noticias. Algunas aseguradoras y operadoras, así como ciertas distribuidoras de sociedades de inversión ya ofrecen pagos domiciliados, absorbiendo de alguna manera los costos para los clientes que optan por este servicio. Personalmente creo que es un ganar-ganar, ya que mediante este servicio ellos también incrementan la cantidad de activos bajo su administración. Ahora revisemos seis opciones que, aunque limitadas, ya existen en México.

1. CETESDIRECTO

Horizonte: Ideal para metas a corto y mediano plazo
Seguridad: Muy alta (Instrumentos garantizados por el Gobierno Federal)
Monto: Desde $100 y hasta $6 mil pesos quincenales o mensuales

Cetesdirecto es un programa gubernamental diseñado para que cualquier persona, a partir de $100 pesos, invierta en los instrumentos que emite el Gobierno Federal de manera directa, sin necesidad de un banco o una casa de Bolsa.

Mediante la funcionalidad de ahorro recurrente, cualquier persona puede ahorrar e invertir de manera periódica (una o dos veces al mes) con cargo automático a su cuenta bancaria, en cetes a 28 días. El inversionista puede dar instrucciones de que se reinvierta el dinero junto con los intereses al vencimiento del plazo.

Te recomendamos leer: 4 metas financieras para estar bien en 2014

Ventajas

► Se puede abrir una cuenta en Cetesdirecto con tan sólo 100 pesos
► La inversión se puede ligar a una cuenta de débito (cheques o ahorro) de casi cualquier banco.
► No existen comisiones, costos adicionales ni saldos mínimos.
► Se invierte sólo en instrumentos emitidos (y por lo tanto, garantizados) por el Gobierno Federal, por lo que puede considerarse la inversión más segura que existe en México.
► Ofrecen total transparencia, ya que el resultado de las subastas de instrumentos gubernamentales es pública.

Desventajas

► Dado que las subastas son los martes de cada mes, los días de cargo no son fijos: el cargo a nuestra cuenta bancaria será el primero y tercer martes de cada mes (que puede o no coincidir con la quincena). Para instrucciones mensuales, el cargo será únicamente el tercer martes de cada mes.

Instrumento 2: Servicios bancarios de inversión programada. Sigue leyendo…
Éste y otros reportajes para cuidar tu dinero y hacerlo trabajar
para ti mismo, lo podrás encontrar en la edición de julio de la Revista
Inversionista. Suscríbete en línea o compra el ejemplar en los mejores puntos de venta. También puedes seguir a los editores en su blog de Inversionista en Alto Nivel. También puedes descargar mensualmente la versión iPad de la publicación que te orientará para ser mejor inversionista.

Relacionadas

Comentarios