'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Invierte a nivel internacional y haz crecer tu dinero

En México, menos del 2% de los inversionistas mexicanos tiene instrumentos internacionales. Diversificar el portafolio puede aumentar tus beneficios.

11-06-2014, 1:56:06 PM
Invierte a nivel internacional y haz crecer tu dinero
Sergio Gil Franco

Uno de los principios elementales que debe considerarse al momento de elaborar un portafolio de inversión es la diversificación. Consiste en la inclusión de diferentes instrumentos de inversión, con poca correlación entre ellos, con el objetivo de que, si uno llega a tener un desempeño negativo, su pérdida de valor no afecte demasiado a todo el capital invertido.

De esta forma, se evita que el desempeño del portafolio completo tenga picos pronunciados tanto a la baja, como al alza. ¿La pregunta es cómo diversificar? Los expertos recomiendan hacerlo en varios sentidos:

Por tipo de instrumento: Renta variable, deuda, cobertura, etcétera.

Por denominación: Pesos, dólares, euros, udis, etcétera.

Por territorios: México, Estados Unidos, Brasil, América Latina, Europa, Asia, etcétera.

Típicamente, los portafolios de inversión en México tienen una diversificación de instrumentos de deuda local (como cetes y títulos de deuda corporativa) y de renta variable local (acciones y títulos bursátiles).

Esto está bien, ya que se trata de instrumentos cuyo comportamiento es distinto; sin embargo, falta entender la diversificación de denominación y de territorios. Y de eso es de lo que te vamos a hablar: de los instrumentos internacionales.

Te recomendamos leer: La importancia del plazo para invertir

Control de riesgo

De acuerdo con Jean Louis Guisset, director de Banca Privada de Invex, “menos del 2% de los inversionistas mexicanos tiene instrumentos internacionales, y es muy importante considerarlos porque estos deben tener poca correlación con los instrumentos que hay en México para lograr una diversificación efectiva”.

El año pasado, las Bolsas del mundo tuvieron un rendimiento promedio de 20%, mientras que la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registró un retroceso de -2%. Esto quiere decir que las carteras con diversificación internacional probablemente obtuvieron ganancias interesantes, porque estuvieron más sólidas y con menos volatilidad.

Por ejemplo, del 1 de enero al 14 de marzo de 2014, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) acumuló una caída de -10.04%. Para muchos inversionistas, una bajada de esta magnitud en menos de tres meses es muchísimo, y al no aguantar ese tipo de riesgo, deciden vender en el peor momento, lo que lleva a la materialización de las pérdidas.

Al diversificar, la volatilidad disminuye porque el riesgo se distribuye entre diferentes instrumentos. Así, siguiendo con el mismo ejemplo, si nuestro portafolio se compone por 50% en títulos vinculados al Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la BMV y 50% a títulos relacionados con el índice MERVAL de la Bolsa de Argentina (el cual tuvo una ganancia de 8.02% en el mismo periodo) podemos ver que el desempeño del portafolio en conjunto fue de una minusvalía únicamente de -2.02%. Sin duda, una cifra más aceptable.

Ahora bien, del 1 de enero y hasta el 9 de junio de este año, las Bolsas de México y Argentina han acumulado un rendimiento de 1.40 y 48.74%, lo que nos da un promedio de 25.07%. Tal vez piensas que esta manera de dividir tu capital resta la posibilidad de obtener grandes ganancias, en caso de que únicamente hubieras invertido en la Bolsa del país sudamericano, pero en realidad se trata de que el portafolio tenga un desempeño más estable, lo cual evitará que tengas sorpresas desagradables.

Puerta al mundo

A través del Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC) de la BMV, es posible acceder a más de 400 títulos bursátiles de empresas que cotizan en las Bolsas de Alemania, Argentina, Australia, Bermuda, Brasil, Canadá, Chile, China, Corea del Sur, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hong Kong, India, Inglaterra, Irlanda, Islas Caimán, Israel, Italia, Japón, Luxemburgo, Noruega, Panamá, Perú, Portugal, Rusia, Singapur, Sudáfrica, Suecia, Suiza y Taiwán, así como a 464 ETFs de índices accionarios y commodities, además de 106 instrumentos de deuda.

Así, el problema ya no es acceder a instrumentos que coticen en otros lugares del mundo, sino hacer una correcta selección en medio de este océano de posibilidades.

“En primer lugar, hay que procurar que haya poca correlación entre los activos que se tienen dentro del portafolio. Normalmente se diversifica combinando renta variable local y deuda local. A esta fórmula hay que agregar un tercer componente, como lo es la renta variable internacional”.

Una forma para simplificar esta labor es a través de fondos de inversión, cuya composición incluya instrumentos que coticen en mercados el mercado global. En ese sentido, Invex anunció recientemente el lanzamiento de su fondo de renta variable INVEXTK, el cual está compuesto por ETFs iShares y seguirá las recomendaciones del portafolio modelo de BlackRock, que es el manejador de activos más grande del mundo, en una estrategia activa con rebalanceos mensuales.

Este fondo va dirigido tanto para personas físicas como morales, y recomienda un monto de inversión mínima de $1 millón de pesos, con un horizonte de por lo menos un año, tomando como referencia (benchmark) el índice MSCI ACWI. El principal riesgo asociado es el riesgo de mercado, caracterizado por los movimientos de los precios de las acciones que conforman el fondo.

Relacionadas

Comentarios