HistoriasNegocios

¿Cómo podrá crecer México?

Con 10 de 13 indicadores en rojo, el observatorio económico ‘México ¿cómo vamos?’ señaló las directrices que se requieren para impulsar a la economía.

29-05-2014, 7:54:18 AM
¿Cómo podrá crecer México?
Jorge Arturo Monjarás

Con 10 de sus trece indicadores en rojo, el observatorio económico México ¿cómo vamos? (MCV) llamó a acelerar el crecimiento del país. Luego de los resultados de crecimiento en el Producto Interno Bruto (PIB) para el primer trimestres del año, que registraron un 1.8% de aumento con respecto del periodo anterior, la prioridad es la aprobación de las leyes secundarias en telecomunicaciones y energía, así como la puesta en marcha del Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018, los cuales podrían llevar al país al crecimiento que necesita.

Así lo manifestaron los expertos de este grupo que reúne a organizaciones del sector privado y diversas instituciones educativas del país. Sin embargo, aclararon que resulta también clave corregir defectos en las leyes mencionadas, así como instrumentarlas de forma eficaz.

En conferencia de prensa, Viridiana Ríos, directora de MCV, señaló que las variables de crecimiento económico, generación de empleos formales, productividad, competencia, competitividad, fomento a exportaciones, bienestar, Estado de derecho, acceso al capital y deuda pública se encuentran en rojo, de acuerdo con el semáforo de la organización. Las variables de inversión y exportaciones de valor están situadas en amarillo, mientras que únicamente la inflación recibió la luz verde. “México puede y debe alcanzar un crecimiento de 6%”, señaló.

En su presentación, Ríos señaló que para alcanzar el 2.7% de crecimiento en el PIB que el gobierno planteó como meta oficial, el incremento trimestral deberá ser de 2%, 2.9% y 4.1% en los periodos complementarios. Igualmente, para alcanzar un promedio de creación de 100,000 empleos formales al mes, deberán generarse más de 140,000 en el segundo trimestre, toda vez que apenas se crearon unos 20,000 en el primero.

Señaló que de tres indicadores de su Semáforo Económico, son nuevos: los relacionados con el Estado de derecho, acceso al capital y deuda pública, que por el momento también están en rojo. El observatorio estima que las reformas estructurales podrían incrementar el crecimiento, hasta superar el 5% en 2016, siempre y cuando las condiciones mencionadas se cumplan.

En su intervención, Miriam Grunstein, investigadora de la división de Asuntos Jurídicos del CIDE, señaló que las leyes en materia energética deberán proporcionar una regulación fuerte, pero no asfixiante para los inversionistas, a la vez que otorguen seguridad jurídica (como en la posesión de la tierra) y sensibilidad social, para prevenir el descontento de la población, como ha sucedido con algunos proyectos de energía eólica.

Grunstein llamó a proporcionar expectativas de inversión razonables, trámites accesibles y condiciones contractuales competitivas en materia de energía.

Por su parte, Ramiro Tovar Landa, asesor de la Oficina de Rectoría del ITAM, expuso que las leyes secundarias en Telecomunicaciones son fundamentales para mejorar los indicadores de crecimiento, y llamó a cumplir con una meta de inversión en el sector equivalente a 4% del PIB.

El experto señaló que una desagregación inflexible y no controlada de forma autónoma por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) podría estancar la inversión en infraestructura de telecomunicaciones. “Exigir que nadie pase de 50% del mercado de forma rígida provocará lo contrario a lo que se busca en materia de competencia”, advirtió.

Por último, Francisco Lelo de Larrea, subdirector de Investigación Económica del CEESP, señaló los grandes rezagos y oportunidades del país en materia de carreteras, ferrocarriles, transporte aéreo y naval y apuntó que el Plan Nacional de Infraestructura 2014-2018 es uno de los más ambiciosos de los últimos años, al superar los 7.75 billones de pesos, de los cuales casi 4 billones corresponden al sector de energía. Sin embargo, es preciso que su aplicación y asignación sea lo más eficiente y transparente posible.

En sus conclusiones, MCV señaló que es imprescindible garantizar la transparencia en la Ronda Cero de Pemex, evitar la competencia desleal en materia de gas natural, dar reglas claras en el mercado eléctrico, que en el sector participen empresas verdaderamente nacionales y que el Fondo Mexicano del Petróleo tenga una gobernanza y rendición de cuentas muy claras.

Relacionadas

Comentarios