'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Al alza la industria de motocicletas en México

A pesar de las crisis económicas que han golpeado al sector, la venta de motos ha tenido un fuerte arrancón y para 2014, suben las apuestas.

27-05-2014, 1:37:10 PM
Al alza la industria de motocicletas en México
Engge Chavarría

Aunque las crisis económicas en México habían golpeado al sector, hoy la venta de motocicletas ha dado un fuerte arrancón. ¿Qué viene para esta industria en 2014? Los beneficios fiscales y un traslado eficiente y rápido serán puntos clave.

El mercado de motocicletas está en pleno crecimiento y ha logrado acumular 13 años continuos de expansión. De acuerdo al Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), en 2000 circulaban 250,000 unidades totales en el país y para 2013 ya había poco más de 2.5 millones de motos.

“Con este potencial, BMW, Harley-Davidson, Can-am, Honda, Keewaymotor, Suzuki y Yamaha trajeron su caja fuerte y, de la mano de sus matrices, han puesto en marcha estrategias de comercialización, introduciendo al mercado nacional productos innovadores que a veces rebasan el costo de un auto convencional”, asegura Miguel Valdés, presidente de la Asociación Mexicana del Comercio y la Industria de las Motocicletas (AMCIM).

Analistas explican que el mercado presentó un giro radical en beneficio de la industria, por los cambios fiscales, al no pagar tenencia. En ese sentido, señalan que la venta de motocicletas registró el mayor crecimiento interanual en 2013, de 19.4%.

José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y Crecimiento Económico (IDIC), dice que “la inseguridad y carencia de infraestructura adecuada de transporte colectivo han provocado una alta demanda de vehículos y motocicletas para uso personal”.

Otros especialistas añaden que en México la venta de motocicletas no es asunto de volumen, pero es importante para un creciente mercado de lujo.

Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), defiende esta teoría y explica que en diciembre pasado se vendieron 18,675 unidades en el país, 35.7% adicional a lo vendido en el mismo mes de 2012. Mientras que, en 2013, las empresas asociadas a la AMIA (BMW, BRP, Carabela, Harley-Davidson, Honda, Keewaymotor, Suzuki y Yamaha) colocaron en el mercado 179,518 unidades, un alza de 19.4%.

Como un signo positivo, las importaciones de motociclestas y sus partes fueron a la baja el año pasado. Cifras de la AMIA muestran que en 2013 la entrada de motocicletas del exterior fue de 221,220 unidades, una caída de 9.7%. Pero las importaciones de motos con mayor cilindraje subieron, sobre todo las motocicletas con más de 800 centímetros cúbicos (cc), así como las trimotos y cuatrimotos con dirección tipo automóvil.

Por país de origen, en 2013 destaca la reducción de las importaciones de motos provenientes de Brasil, en 57%; de Taiwán, en 34.9%; de China, en 15.4%; y de Japón en 8.9%. Aunque sorprendió la mayor llegada a nuestro país de unidades originarias de Estados Unidos, en 23%; de Canadá, en 14.5%; y de India, en 15.7%.

En la mira de las aseguradoras

El sector asegurador mexicano ya le echó el ojo a la industria de motos. Recaredo Arias, ex director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), explica que ha sido testigo de un crecimiento en primas y activos para motocicletas, gracias a un proceso de reconformación y mayor competencia; aunque reconoció que un 90% de las motocicletas en el país no están aseguradas.

La AMIS revela que  el número de unidades aseguradas robadas representa solo 4.6% del total de vehículos en ese estatus. “Entre marzo de 2013 y febrero de 2014 se robaron 3,212 motocicletas que sí contaban con seguro”, indica Arias y, además, precisa que “el robo de motos Yamaha creció 39% en este periodo, mientras que el aumento fue de 3% para los modelos de la marca Honda.

En ese sentido, el representante del sector asegurador mexicano indica que industria de motos está pasando por un periodo de reconformación, en donde las  personas están tomando mayor conciencia sobre la protección de sus bienes.

¿Qué veremos en 2014?

La firma de análisis Research and Markets considera que México tiene potencial para colocar hasta 800,000 motocicletas por año en el mercado. Este tiene un valor de 1,952 millones de dólares, donde el 70% está controlado por Italika, la marca propiedad de Grupo Salinas. En 2012, dicha marca colocó 350,000 unidades en México, Guatemala, Honduras, Perú y Brasil, todas fabricadas en su planta de Toluca. Dicha cifra equivale a un aumento de 16% respecto a lo registrado un año antes.

Para la división de motociclestas de la armadora BMW, su fórmula de éxito lleva 90 años en el mercado y consiste en presentar al público soluciones innovadoras, lograr récords mundiales de velocidad y garantizar la seguridad al conducir sus unidades.

“Nuestras motocicletas son todo un estilo de vida lleno de adrenalina y dinamismo. Es por eso que en México el 60% de ventas a nivel nacional tienen doble propósito. Entre nuestros planes está seguir ofreciendo modelos llenos de tecnología y brindar seguridad a los usuarios”, dice Michel Goudet, director de BMW Motorrad Mexico.

Adicionalmente, el ejecutivo aseguró que el mercado mexicano tiene gran potencial, pues el tamaño de la economía del país, junto con su densidad poblacional, dan para comercializar más motos que las vendidas actualmente.

En el verano de 2012, Audi compró Ducati Motor Holding, una empresa que lleva en las venas su sello Made in Italy. Su CEO, Claudio Domenicali, ha manifestado en distintos eventos públicos que su secreto está en la potencia y tecnología que le ponen a cada una de sus unidades, además de ofrecer motocicletas de construcción ligera.

En México, esta firma se apoyará de su brazo derecho, que es Audi, para colocar las unidades en mayor número de concesionarias. “Estamos en el momento adecuado”. Esa fue la respuesta de la división comercial para México, debido a que los números les favorecen, con un incremento de 19% durante 2013.

Por su parte, Bombardier Recreational Products (BRP) es un caso de  éxito empresarial, ya que en 2013 anunció su desarrollo en nuestro país y eligió a Querétaro para construir su segunda planta de manufactura, adicional a la de Ciudad Juárez, Chihuahua. Desde  ahí produce motos acuáticas que se  exportan principalmente a Canadá y Estados Unidos.

Mathieu Laforest, gerente comercial regional de BRP, destaca que México resultó atractivo por su ubicación geográfica, mano de obra calificada y los tratados comerciales que tiene con otros países.

“BRP arma en México productos que se venden en más de 100 países. Son vehículos todo terreno, con alto valor agregado, cuyo precio oscila entre 250,000 y 400,000 pesos”, indica Laforest.

Por su cuenta, el emblemático fabricante estadounidense de motocicletas Harley-Davidson está a punto de  cumplir 111 años de haber nacido, con planes que incluyen la apertura de nuevos mercados y la ampliación de los ya existentes. Así, la firma espera que las ventas fuera de Estados Unidos superen el 40% del total durante este año.

Phillipp Heldt, director general de Harley-Davison, asegura que durante 2013 se comercializaron más de 2,500 unidades, lo que les permitió posicionarse como el líder en el mercado mexicano en el segmento de motocicletas de 500 cc y más.

“El mercado de motocicletas de alto cilindraje en México se precibe muy positivo. Cerramos 2013 con un alza  del 20%, un resultado récord, y proyectamos continuar así durante 2014”, señala el directivo.

Adicionalmente, comenta que un segmento muy importante para esta marca son sus accesorios, productos que mantuvieron cifras positivas, con aumento en ventas de 25%, sobre todo la comercialización de ropa.

En paralelo, Yamaha Motors va a toda velocidad para ganar mercado en México. Hiroyuki Yanagi, CEO de la compañía japonesa, comentó en septiembre pasado que por el momento no habrá una inversión en planta. Sin embargo, ante el crecimiento del mercado de vehículos de dos ruedas con motor se comprometió a incrementar la inversión.

Así, la compañía japonesa indica que remodelará sus 141 distribuidoras en México, con una inversión de aproximadamente 4 millones de pesos por cada agencia. Y, por eso, estima vender 8 millones de motocicletas para 2015 a nivel global, donde México será un nicho muy importante.

En 2014 la  armadora  Honda de México arrancó con la operación de la planta de automóviles de Celaya, Guanajuato. Todo ello con el objetivo, a mediano plazo, de colocarse dentro de las tres primeras marcas de vehículos en el sector a nivel nacional.

Todo lo anterior deja un panorama sobresaliente para la industria de motos en México durante 2014 y los años próximos, por el crecimiento significativo de las ventas, la reducción de las importaciones y un segmento de lujo con mucho potencial.

Relacionadas

Comentarios