HistoriasNegocios

7 claves que respaldan una estrategia bajista del euro

La volatilidad del euro está en niveles muy bajos en relación a la norma histórica. Aquí algunas razones por las que podría estar en los máximos del ciclo.

02-04-2014, 12:53:46 PM
7 claves que respaldan una estrategia bajista del euro
Lars Seier Christensen, cofundador y CEO, Saxo Bank

Hay que reconocer que es sorprendente la resistencia que el euro ha tenido en los últimos meses. Muy pocos
analistas habrían previsto hace un año que el cruce euro/dólar se movería en el nivel
actual de 1.40
. Y sin embargo, ahí se encuentra. Pero no por eso dejaremos
de creer que la realidad y la gravedad pueden acabar en algo así en el mayor
mercado del mundo.

Personalmente, creo que el euro es una mala idea. Ha dejado un número
enorme de víctimas por el camino, ha provocado la quiebra de muchos países, ha
dejado por el camino a toda una generación
de jóvenes
en los países del sur de Europa en su búsqueda del “Súper Estado” totalitario. En caso de
desaparecer, el euro dejaría detrás unos costes
económicos y humanos
incalculables. Sin embargo, lo mejor será que esto
suceda cuanto antes. 

Debemos admitir que sería demasiado ingenuo pensar que la situación del
euro se resolverá en poco tiempo, tomando en cuenta el gran capital político que se ha invertido en el mismo. La enorme
burocracia europea y particularmente la élite
política
que retroalimenta la UE harán todo lo posible para evitar la caída del euro, al menos hasta que
resulte inevitable. La caída llegará por la presión de los votantes (aunque no se les suela consultar en esta
estructura política post-democrática) o de los mercados, que en última
instancia volverán a asumir el rol que tenían y que se ha distorsionado tanto
durante la crisis: el verdadero rol de asignar capital y establecer el precio
del dinero
y los activos de forma racional.

No está de más pensar que el euro ya ha tocado techo al superar el nivel
de 1.4000
, o que por lo menos, le falta muy poco. Desde el punto de vista del trading,
eso significa empezar a pensar posiciones cortas desde los niveles actuales y
lanzarse de forma más agresiva si vuelve a alcanzar los últimos máximos. Desde
el punto de vista técnico, este escenario es bastante probable, pero creemos
que cualquier subida desde estos niveles será muy reducida y no durará mucho.
También es destacable que la volatilidad está en niveles muy bajos en relación
a la norma histórica, por lo que ponerse cortos mediante opciones no es una
mala estrategia para reducir el riesgo.

¿Por qué es probable que estemos en los máximos del ciclo o cerca de los
mismos? Creemos que hay bastantes elementos que apuntan en esa dirección:

1. La economía está extremadamente debilitada en toda la UE.

2. La zona euro quiere un euro más bajo, y necesita que baje. Probablemente
el Banco Central Europeo esté menos capacitado y tenga menos tendencia a
rebajar su divisa que otros bancos centrales, pero este nivel está empezando a
ser demasiado duro incluso para una institución tan autocomplaciente como el
BCE

3. La deflación está a la vuelta de la esquina y creemos que hay más del 20
por ciento de probabilidades
, que anuncian el FMI y otras instituciones, de que
se produzca este escenario.

4. El Bundesbank parece estar dejando atrás su habitual resistencia a las
medidas de relajación cuantitativa. No es para nada una buena señal, ya que son
los únicos guardianes que quedan del dinero saludable en un mundo de
devaluación competitiva. Pero parece que está sucediendo. La alternativa son
los tipos de interés negativos, cualquiera de las dos alternativas debería
provocar una rebaja del euro.

5. Las cosas van a ir cada vez peor en Europa, ya que los jóvenes en paro y
los funcionarios van a provocar una extraña alianza junto con las PYMES, al
compartir intereses contra las grandes empresas / los grandes bancos / la
coalición de la elite política. No se debe olvidar que las PYMES crean empleo,
pero apenas tienen acceso al crédito.

6. Los europeos van a seguir rebelándose frente al poder antidemocrático de
Bruselas
, que no deja de adoptar una medidas extremas. La oportunidad evidente
y rara para expresar la disconformidad serán las elecciones al Parlamento
Europeo
de finales de mayo. Creemos que los movimientos de protesta tendrán un
peso excepcional en Reino Unido, Francia, Italia y algún otro país.

7. Y por último, desde el punto de vista técnico, el euro no parece capaz
de superar este máximo, tras los múltiples tanteos por encima de 1.3800 en el
cruce euro/dólar
en los últimos meses en los que no logró subir mucho más.
Asimismo, la volatilidad simplemente es demasiado reducida para seguir así para
siempre; debería haber un fuerte impulso y algún interés de trading si
el euro rompe a la baja.

Por tanto, teniendo todo esto en cuenta, todo se contrapone al euro, aún
sin mencionar las relaciones insostenibles de deuda/PIB, la fragilidad del
sistema bancario
, las dificultades geopolíticas por la absoluta incapacidad de
Europa para actuar con decisión y los golpes económicos que llegarán desde
China y Rusia, entre otros países.

Son muchas las cosas que pueden salir mal para el euro y cuesta pensar
en qué cosas podrían salir bien. Pero no sería la primera vez que me
equivocara, así que hagan ustedes su tarea…

Relacionadas

Comentarios