HistoriasNegocios

2014, año clave para la bancarización en México

El reto de integrar a más personas al sistema bancario es un gran reto para la banca y este año las Pymes podrían ser el motor para alcanzar a Brasil.

20-03-2014, 12:35:57 PM
2014, año clave para la bancarización en México
Erick Zúñiga

Es por demás sabido que una de las principales preocupaciones y oportunidades tanto de los bancos como del sector financiero, es la bancarización –como lo dejaron entrever las autoridades durante el cabildeo de la reforma financiera–, pero al mismo tiempo esto también es visto por los especialistas como un punto clave para el crecimiento económico del país durante el actual sexenio. 

¿Por qué? Porque activar la banca de desarrollo es urgente para que la bancarización en México suba cuando menos al 50% –y así llegar al nivel de Brasil–, ya que el acceso al crédito es la llave al crecimiento mexicano en el futuro.

En este sentido, la apuesta que desde hace tres años realizan de manera conjunta Banco Santander, Visa y Elavon es incrementar el número de personas que cuenten con alguna tarjeta de crédito o débito, y aumentar el número de terminales punto de venta en los millones de comercios que existen en el país, prestando especial interés en las Mypymes, así como en otros actores menores pero también relevantes como los profesionistas independientes –a través de las soluciones de punto de venta para dispositivos móviles–.

Si bien el avance de la bancarización en el país aún es insuficiente y se encuentra por debajo de la media internacional, durante 2014 podría revertirse esa tendencia y sumar a gran parte de los aproximadamente 40 millones de personas que pueden ser bancarizados y aún no lo están.

Hoy, incrementar el número de personas en el sistema bancario mexicano es un gran ventanal de oportunidad no solo para las instituciones bancarias y financieras, sino también para los propios clientes, las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), y el comercio en sí mismo.

Por ello que el sistema bancario observe con buenos ojos esta oportunidad de crecimiento. No obstante, uno de los retos de estos actores es “pensar más en el comercio que pretende el comerciante, crear productos que obedezcan a sus necesidades, seguridad, movilidad, y valores agregados (como la factura electrónica), que facilite la administración e incluso experiencia del usuario”, explica Javier Guerrero, director ejecutivo de Desarrollo de Negocios Elavon México, en entrevista con AltoNivel.com.mx.

La bancarización de más Pymes no es solo una “excelente y fructífera relación” para los negocios, sino que también trae beneficios a los mercados globales, pero sobre todo al crecimiento de la economía nacional en conjunto y a los diferentes sectores del país, añade en entrevista Luz Adriana Ramírez, directora general de Visa México.

A su vez, Diego Kenny, director de Estrategia Trasnacional Pyme de Banco Santander, explica que incrementar la calidad del servicio (tanto bancario como el de las TPVs) “empujará a los clientes a ‘formalizarse’, modernizarse, para competir y tener más beneficios”.

En este sentido, bajo la mirada de los entrevistados, el comercio lo que busca es vender, tener disponibilidad de medios para cobrar y usar esos recursos; además destacan algunos de los beneficios que la aceptación de tarjetas tiene en los negocios:

Beneficios de la bancarización en Pymes

▲ Que la venta promedio sea más alta que con el efectivo. Esto es: un negocio con Terminal Punto de Venta (TPV) vende alrededor de 30% más que uno que no tiene este dispositivo.

▲ Más tráfico en el establecimiento, dado que el consumidor se acerca más a un establecimiento al tener estos medios de pago; además de que por lo general compra más.

▲ Desplazar más rápido el inventario del negocio –gracias al aumento en el flujo de clientes y las ventas–.

▲ Satisfacción y retención del cliente aumenta, ya que ahora la fidelidad también está ligada a nuevas formas de pago; y, de acuerdo con datos de Visa, 1 de cada 3 clientes analizan si hay o no terminal de punto de venta antes de tomar la decisión de compra.

Crecimiento de los ingresos, alcanzando incrementos entre 50 y 100% entre el ticket electrónico promedio y el efectivo, según los últimos estudios de Visa.

▲ Incrementar el control del negocio, ya que la TPV también permite tener procesos de administración más simplificados, rápidos y seguros.

“Hay mucho comercio en México que no acepta tarjetas, hay mucho esfuerzo por seguir con la bancarización en el país. E incrementar tanto el número de tarjetas (de crédito y débito) como las terminales (punto de venta) van de la mano”, destaca Carlos Padilla, director general Elavon México.

La directora de Visa México complementa: “ningún sector queda fuera de la bancarización (la firma está trabajando en las terminales móviles, en dispositivos celulares por ejemplo, para profesionistas)… y 80% de las Pymes se está convencido de que la TPV es buena para su negocio y 52% confía en que tendrá beneficios”.

“Es un catalizador de negocios para las Pymes”, puntualiza.

¿Cuál es tu medio de pago: efectivo, débito o crédito?

Relacionadas

Comentarios