'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Cómo detectar una falsa inversión

¿Te han ofrecido ganar mucho en poco tiempo y sin riesgo? Las estafas son muy comunes. No pongas en riesgo tu dinero. Te decimos cómo evitarlas.

19-03-2014, 1:28:00 PM
Cómo detectar una falsa inversión
Alejandra Palomares Barrios

Con las nuevas tecnologías se ha facilitado el acceso a ciertos instrumentos de inversión, tanto locales como extranjeros; sin embargo, con ellas también se ha incrementado el número de estafas y fraudes.

Es verdad que existen sitios de brókeres muy serios y que actúan bajo las leyes nacionales y regulaciones internacionales, pero es importante saber distinguir entre una plataforma formal y aquella que solo está diseñada para atrapar a la gente y engañarla. Te recomendamos leer: Asesores financieros, ¿de qué lado están?

Hace unos días recibí un mensaje de un usuario de AltoNivel.com.mx que me reenviaba un correo electrónico que había recibido con cierta insistencia y es una buena oportunidad para hablar de este tema y despejar dudas.

Paso a paso

Caer en las manos adecuadas puede darse de dos maneras: ya sea porque el inversionista navega en internet buscando algún intermediario financiero que le ofrezca servicios en línea, o por invitación vía correo electrónico o redes sociales de algún “listillo”. Lo pongo en estos términos, pues una de las primeras razones para desconfiar es cuando sin motivo alguno recibimos una invitación por parte de algún extraño para invertir en una oportunidad “única”.

Por lo general, ninguna institución financiera está autorizada a contactarnos sin nuestra previa autorización, gracias a ley de protección de datos, así que si no estamos buscando ese tipo de servicios, basta con ignorar esos correo y reportarlos como spam.

Ahora bien, si somos el primer caso y en realidad sí estamos interesados en utilizar brókeres en línea, es posible que en algún momento hayas proporcionado nuestro datos en algún lugar o, en el peor de los casos, se hayan hecho de nuestra información de contacto de manera ilegal.

Como sea, lo primero que debes de verificar es la procedencia del correo: ¿se trata de una cadena o va dirigido especialmente a ti?, ¿el dominio que aparece después de la arroba es institucional o proviene de un correo gratuito como Gmail o Hotmail?, ¿viene cifrado o contiene imágenes que te alerta el correo de peligrosas?, ¿cómo el lenguaje que se emplea: profesional o improvisado? Estas son las primeras preguntas que debes hacerte para saber si se trata de algo serio.

Ahora bien, si todo parece indicar que es un correo fidedigno por lo general debe de venir firmado por alguna persona con la que te puedas comunicar telefónica o personalmente, lo que permite que hagas alguna llamada o incluso visites la oficina para estar seguro de con qué tipo de institución financiera tratas.

Lo mismo sucede cuando visites el sitio de internet del bróker. Debe verse institucional, y tener a la vista los sellos de seguridad, verificación y registro de las autoridades a las que rinde cuentas (como la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, la AMIPCI, entre otras, en el caso de México).

Te recomendamos leer: 5 genios de la Bolsa que te harán millonario.

Claridad y paciencia

Cuando se trata de una posibilidad real de inversión, como puede ser el forex a través de Saxo Bank o el mercado de valores mediante Kuspit, por mencionar algunos ejemplos, por lo regular las plataformas están perfectamente bien explicadas y ofrecen la posibilidad de responder todas las preguntas que te puedan surgir. Es decir, no se esconden para atenderte, y por el contrario, suelen ser ágiles en sus respuestas.

Ahora bien, ya que hablamos del forex, es importante poner mucha atención de en qué se está involucrando uno y con quién. No basta con que nos prometan ganancias extraordinarias con pocos montos, pues debes saber que el foreign exchange (forex) es un mercado de divisas que especula con los tipos de cambio y no está regulado por ninguna entidad financiera del país, por lo que invertir en él debe hacerse con mucho conocimiento, disciplina y estrategia, pero sobre todo bien asesorado y con un intermediario que al menos tenga mucha trayectoria en el sistema financiero.

Otro signo de alerta es cuando te empiezas a sentir presionado o acosado. Cuando se trata de una oferta de inversión seria y real, por lo regular, el promotor de la misma tendrá toda la paciencia necesaria para esperar a que tomes una decisión, por lo que siempre es recomendable que lo pienses dos veces y te tomes tu tiempo para entender todos los términos de contrato de intermediación financiera.

Reglas de oro

Aunque el tema es amplio y cada mercado financiero tiene sus peculiaridades, existen algunas reglas de oro que aplican para cualquier oferta de inversión que recibas. Como decía aquel comercial de los noventa: “mucho ojo” si te ofrecen cualquiera de las siguiente situaciones:

1. Te prometen grandes rendimientos aportando montos pequeños, lo que significa que es una inversión apalancada y de alto riesgo en la puedes perder incluso más dinero del que hayas colocado, y terminar endeudado.

2. Te prometen rendimientos “jugosos” en muy poco tiempo y con el menor riesgo. Eso sencillamente no existe.

3. Utilizan términos complejos para apantallarte y cada vez que pides una explicación solo “te marean”.

4. No están regulados por ningún organismo nacional o internacional.

5. Nadie los conoce y tienen poco tiempo de operar en el mercado.

6. Te ofrecen invertir sin contratos ni condiciones por escrito.

7. Te ofrecen invertir en dólares o monedas poco comunes. No es que no se pueda invertir en una divisa que no es la tuya, pero debes conocer bien las condiciones de tipo de cambio para asumir los riesgos de devaluación que conlleva. Además, bien dice un adagio popular: “si ganas en pesos, invierte en pesos”.

¿Ha sido valiosa esta información para ti? ¿Qué otras dudas te asaltan sobre este tema?

Relacionadas

Comentarios