'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Fusiones empresariales y su efecto matrushka

La tendencia marca que 2014 será un año de sucesos interesantes en torno a las fusiones y adquisiciones, y prueba de ello es el caso Facebook-WhatsApp.

04-03-2014, 4:03:58 PM
Fusiones empresariales y su efecto matrushka
Alejandra Palomares Barrios

Cuando una empresa se fusiona o compra a otra, la noticia merece hacer una pausa para enterarse bien de cuáles son los planes a futuro, qué derivó la compra, y si somos inversionistas –más importante aún– analizar cómo esa decisión de la compañía nos afecta.

De acuerdo con estudio de la consultora KPMG, “se espera que los corporativos más grandes del mundo muestren mayor apetito por transacciones de fusiones y adquisiciones en 2014 respecto del año pasado, según nuestra herramienta de Global M&A Predictor: un índice de proyección a futuro de las razones de Deuda Neta/EBITDA y del múltiplo de Precio a Utilidad (PU), de mil de las empresas públicas más importantes del mundo”.

Y para prueba, basta observar lo sucedido hace unos días entre Facebook y Whatsapp.

Esta herramienta de predicción de la consultora establece que el apetito de los hombres de negocio incrementó 17% en este ámbito con respecto a 2013. Este aumento en la confianza a su vez se reflejó en un incremento de los precios de las acciones, con valores de mercado de hasta 19% a lo largo del año.

Expectativas positivas

Las fusiones y adquisiciones siempre se han visto como una estrategia que muchas compañías siguen cuando su expansión o aumento en las ventas, ya no puede provenir de un crecimiento orgánico. Además, el flujo de efectivo y la ampliación de créditos alientan con mayor intensidad estos planes.

En pocas palabras, lo que se está viendo en el mercado es que las expectativas de crecimiento son altas, y si las empresas no pueden cubrirlas desde su interior, llegó el momento de mirar hacia fuera para pensar en crecer de la mano de otras, ya sea fusionándose o adquiriendo una parte del capital social de alguna empresa “hermana”.

“Además de un aumento en la confianza, también se espera que los corporativos tengan mayor capacidad de realizar transacciones durante 2014, debido a la baja observada en la relación Deuda Neta/EBITDA. Se espera que estos decrezcan 12% en los siguientes 12 meses, dando a los corporativos un mayor margen para hacer transacciones de compraventa de empresas”, detalla el estudio de KPMG.

Aunque existe un ánimo positivo en mercado, los niveles de negociación aún no están al corriente. El total de transacciones completadas cayó 30,945 en enero de 2013 a 27,194 en diciembre del mismo año, una baja de más de 12%. Los valores de las transacciones también bajaron, cayendo cerca de 7% en el mismo periodo.

“La confianza corporativa, en consistente aumento, todavía no se refleja en los niveles globales de transacción y los mercados de ofertas continúan batallando. Sin embargo, esto va en contra del mercado Oferta Pública Inicial (IPO, por sus siglas en inglés) que es muy popular en el Reino Unido y en Estados Unidos, y será interesante ver cómo la situación de las fusiones y adquisiciones cambia durante 2014”, señala Saúl Villa, socio a cargo del área de fusiones y adquisiciones de KPMG en México.

De hecho, las fusiones y adquisidores también son una estrategia cuando las empresas quieren salir a Bolsa. En ocasiones, solas resulta imposible por su tamaño, pero cuando una compañía más grande las compra, implícitamente afectan la cotización de ésta en el mercado de valores.

El sector que más se fusiona es…

Uno de los sectores industriales que se caracteriza por seguir la estrategia de fusiones es el sector salud. Según la consultora, los múltiplos PU futuros predichos para las farmacéuticas aumentaron 24% en 2013, seguidas por los sectores industrial (23%) y de tecnología (22%).

En términos de capacidad, el sector salud está nuevamente a la cabeza con un alza predicha en la capacidad de 45% para los siguientes 12 meses, como lo midieron las relaciones Deuda Neta/EBITDA; esto es que al ser el menos endeudado tiene más probabilidades de hacer grandes transacciones.

Los sectores que mostrarán mayor dinamismo son el de energías renovables, infraestructura, bienes raíces, salud y automotriz.

“Particularmente en México se prevé un incremento en la actividad de fusiones y adquisiciones, alentado por la reciente aprobación de las reformas estructurales. Con menos dinamismo, pero igualmente activos, se observarán transacciones en el sector financiero, en el de consumo y en el de telecomunicaciones”, agrega Saúl Villa.

¿Cómo nos afecta?

Estas olas de fusiones y adquisiciones no son nuevas, por el contrario, se han dado en distintos momentos de la historia (Ver gráfica). Sin embargo, es interesante estar pendientes de ellas, más si somos inversionistas o queremos convertirnos en uno.

Lo primero que debemos detectar, cuando una de las empresas que seguimos es adquirida o se fusiona, es el motivo por el que lo hace:

  • Eficiencias operativas
  • Búsqueda de recursos complementarios
  • Aprovechamiento de beneficios fiscales
  • Uso de fondos excedentes
  • Crecimiento
  • Razones de competencia
  • Diversificación
  • Aprovechamiento de sinergias financieras
  • Aumento de ganancias por acción
  • Toma de control
  • Compra de activos por debajo del costo

En general, cuando una empresa se fusiona o adquiere otra es una buena noticia, pues habla de cierta solvencia y estrategia de expansión, pero también puede despertar las alarmas sobre las posibles ganancias que adquieren los inversionistas.

De hecho, es común que la reacción inmediata de una decisión como esta en el mercado de valores sea negativa, pues el precio de la acción de la empresa que realiza la operación baja debido la fuerte cantidad de dinero que ha desembolsado, pero basta con que se anuncien los planes y condiciones de la fusión para que la acción vuelva a tomar vuelo.

Por supuesto, en esto puede haber excepciones, sobre todo, si con el paso de los meses se presentan problemas legales en la fusión o no se capitaliza correctamente.

Ahora bien, si tu eras dueño de acciones de una empresa que fue adquirida por otra, generalmente, uno de los primeros pasos en el proceso de adquisición es la compra de las acciones por parte de la nueva empresa, a la cual se ven sujetas ambas partes (empresa e inversionista), pues de no acceder simplemente el accionista se queda sin nada. A veces este tipo de operaciones se puede hacer en dinero o en acciones de la nueva compañía que ha absorbido a la anterior.

Cabe decir que todas estas operaciones y sus afectaciones a los números de la compañía pública se dan a conocer en los reportes financieros que están obligadas a presentar cada tres meses. Por lo que una buena recomendación es estar pendientes del siguiente informe de Facebook, para ver cómo afectó realmente la compra de Whatsapp, por mencionar un ejemplo.

Relacionadas

Comentarios