'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

El SAT contra multinacionales y sus paraísos fiscales

La autoridad fiscal está decidida a ir tras aquellas empresas que realizan “planeaciones fiscales agresivas” en México para no pagar impuestos. Así las cosas.

18-01-2014, 9:20:26 PM
El SAT contra multinacionales y sus paraísos fiscales
Elie Smilovitz

Belice, Suiza, Irlanda o Luxemburgo son sólo algunos de los países en donde las empresas multinacionales pagan pocos impuestos.  Por eso, incluso las marcas mejor valoradas por los consumidores, como  Apple, han establecido oficinas centrales o empresas subsidiarias allí. Pero, si eso es legal, ¿cuál es el problema? ¿Por qué Hacienda, a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT) tuvo que lanzar la versión mexicana del BEPS (Base Erosion and Profit Shifting o Base gravable para la movilización de beneficios)?

¿El BEPS?

En síntesis, el BEPS es un programa para frenar a los profesionales financieros más creativos que buscan maximizar beneficios a toda costa. Doménico Dolce y Stefano Gabana, fundadores de la conocida marca de moda italiana Dolce & Gabana son empresarios que han experimentado de primera mano sanciones por tratar de eludir al fisco.

Estos empresarios vendieron su compañía en 2004 al grupo Gado SRL con sede en Luxemburgo, para dejar de pagar impuestos en Italia y hacerlo en el Gran Ducado, donde el gravamen es muy inferior. Gado SRL también es de su propiedad. Este movimiento les reportó, según expertos, más de 500 millones de dólares en beneficios “extra”.

No obstante, en Italia consideraron que los empresarios incurrieron en evasión fiscal y ambos fueron a juicio. Grosso modo, este ejemplo ilustra el objetivo de programas como el BEPS. No obstante, cabe señalar que, sobre todo a partir de la crisis económica de 2008, aumentar impuestos se volvió una tendencia global.

¿Cuánto dinero se “fuga”?

En México, con base en una investigación de Walter Astié publicada en su libro Lobby y Democracia. En 2007 las 13 empresas mexicanas más grandes de la Bolsa Mexicana de Valores pagaron el equivalente al 4.4% de sus ingresos en impuestos, tras registrar un billón 600 mil millones de pesos en ventas y una tributación de apenas 72 mil 641 millones. ¿Cómo lo lograron? Los métodos pudieron haber sido muy variados, pero el cabildeo es uno de ellos.

Si bien no hay una cifra exacta que determine cuánto dinero ha salido de México hacia paraísos fiscales, donde las multinacionales que operan en nuestro país tienen subsidiarias, estudios como el de James Henry de McKinsey & Co., calculan que los paraísos albergan más de 30 billones de dólares. Es decir, cuentan con más recursos que la suma del PIB de Estados Unidos, China y Alemania juntos. Otros, como Edward Kleinbard, funcionario norteamericano y ex jefe del gabinete de impuestos en el congreso de ese país, señaló que las multinacionales estadounidenses han depositado más de dos billones de dólares en esos paraísos.

Estos datos se alinean con las recientes declaraciones de Aristóteles Núñez, director general del SAT, quien afirmó que en México hay multinacionales que deberían pagar el 30% en impuestos, pero que sólo pagan la mitad o menos.

El SAT asegura que cientos de empresas realizan “planeaciones fiscales agresivas”, lo que ha llevado a los primeros a publicar listas negras de contribuyentes. Si bien Hacienda también ha lanzado periodos de amnistía fiscal, aprovechados por muchas empresas para ponerse al corriente y pagar menos, diseñado nuevos impuestos, como por ejemplo a las inversiones en Bolsa, y tomado otras medidas, como las auditorías. En este sentido, hace días, el SAT informó de que se llevan a cabo siete auditorías informales a multinacionales que, de convertirse en formales, acarrearán sanciones.   

Influencia mexicana en el BEPS

El BEPS fue diseñado en la  Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) con sede en París y encabezada por el mexicano José Ángel Gurría, ex secretario de Relaciones Exteriores y de Hacienda y Crédito Público (SHCP) durante el sexenio de Ernesto Zedillo. A su vez, Armando Lara Yaffar, director general de Tratados Internacionales de la SHCP, desempeña un papel clave al interior de la OCDE y preside el Comité de Impuestos de la ONU. De ahí que el BEPS guarde congruencia con la reforma fiscal recién aprobada.

Relacionadas

Comentarios