NegociosPara Entender

4 cosas que determinarán el éxito o fracaso del nuevo aeropuerto

Para que el proyecto del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México pueda despegar, se deben de contemplar varios aspectos durante y posterior a su construcción.

30-06-2017, 2:07:47 PM

Más de 6,500 camiones entran y salen diariamente de la zona de Texcoco, trabajando a marchas forzadas para que el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAICM) pueda iniciar operaciones en octubre de 2020 y atienda a 68 millones de pasajeros al año.

De acuerdo con cifras del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México a inicios de mayo de 2017, este proyecto cuenta con un avance de 30 por ciento, mientras que las obras de construcción llevan ya un avance de 15 por ciento. Este proyecto será vital para reducir la saturación del actual aeropuerto y crear competitividad.

Actualmente, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México da servicio a 42 millones de pasajeros y descarga el 56 por ciento del tráfico aéreo nacional, el cual ha crecido en los últimos 40 años a tasas de 5.7 por ciento anual y se ha incrementado en el último lustro, llegando casi al límite de su capacidad.

Para que este proyecto pueda despegar de manera efectiva, son varios los aspectos que deberán ser considerados en su etapa de desarrollo y que de acuerdo con especialistas, serán prioritarios para garantizar el funcionamiento y sostenibilidad del nuevo aeropuerto.

1. Viabilidad financiera

Datos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) indican que hasta el momento se han realizado 118 licitaciones para la construcción del NAICM, donde resultaron ganadoras 157 empresas con contratos que representan más de 70 por ciento de la obra.

Fernando Gómez Suárez, especialista del sector aeroportuario, indica en entrevista que los proyectos aprobados y que estén por aprobarse deberán comprobar una rentabilidad financiera para evitar fugas de recursos públicos.

“Si los recursos se comprometen en gasto de obras como ‘elefantes blancos’ será un gran problema, porque no sólo se trata de costos, sino de hoyos presupuestales para cubrir necesidades”, dice el experto.

Según la SCT, con la emisión de bonos internacionales por 2 mil millones de dólares se asegura la construcción, así como una línea de crédito por 3 mil millones de dólares con bancos internacionales, por lo que se deberá cuidar el uso de recursos públicos.

Así es como toma forma el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México

2. Asignación de slots

La asignación de horarios de aterrizaje y despegue (slots) es fundamental para evitar que haya saturación de vuelos, como actualmente se presenta en el AICM. Según la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), la terminal aérea capitalina presenta saturación 16 horas al día, principalmente de las 6:00 a las 10:00 horas y de 16:00 a 20:00 horas.

Actualmente, el criterio utilizado por las autoridades aeroportuarias para la asignación de slots es de puntualidad de 85 por ciento (es decir, que no lleguen más de 15 por ciento del tiempo tarde o más de 15 minutos antes de la franja horaria designado).

Te recomendamos: Quién es el culpable del retraso de tu vuelo y cómo exigir reembolso. 

No obstante, algunas aerolíneas han presentado quejas frente a las autoridades regulatorias pues consideran que hay un criterio de antigüedad que reduce posibilidades de ser competitivos y cumplir puntualmente los horarios.

“Debe de diseñarse un sistema para que no haya excusa a las aerolíneas de que las desplazaron o que no se les dieron horarios”, indica Gómez Suárez.

De este modo, si una aerolínea no tiene equipamiento suficiente para atender esos slots, el NAICM se vería subutilizado, por lo que se tiene que aplicar un mecanismo que no contemple antigüedad ni tampoco el de distribución proporcional.

3. Automatización y tecnología

Tener procesos automáticos en el nuevo aeropuerto permitirá un ahorro de hasta 70 por ciento en tiempos de espera según experiencias dictadas en terminales aéreas de Europa y Asia.

De acuerdo con un estudio de Schneider Electric, los procesos de automatización y regulación de procesos deben ser una apuesta inteligente del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México para integrar, administrar y optimizar procesos de misión crítica para brindar una experiencia integral y segura hacia los viajeros.

“Permitir la completa automatización y digitalización del Nuevo Aeropuerto de la CDMX, la cual es implementada desde el monitoreo del suministro de la red eléctrica hasta el confort que el viajero necesita en su experiencia de viaje”, indica la compañía.

“Entre más rápido ‘despachas’ pasajeros, mayor es la vida productiva del aeropuerto y los tiempos de espera del pasajero”, dice Gómez Suárez.

4. Sustentabilidad

El área donde se ubicará el NAICM es una pieza clave en el funcionamiento del sistema hídrico de la zona del Valle de México. Según información de la SCT, 100 por ciento del suministro para su operación provendrá de fuentes energéticas renovables y se considera una reducción en el consumo de agua potable, 70 por ciento del uso del agua vendrá de sus propias aguas residuales tratadas.

“Esta zona relevante porque hay un proyecto hídrico muy importante para el valle, no se trata sólo de construir un aeropuerto, sino garantizar la seguridad para todo el Valle de México en la materia”, dice el experto.

Así viven las aerolíneas el gran boom del bajo costo

Relacionadas

Comentarios