HistoriasNegocios

¡Vendido!… en línea: subastas online van al alza

Las ”inversiones de pasión” son una tendencia que crece y están diseñadas para minimizar la comisión y para obras de valor intermedio o bajo.

26-11-2013, 5:10:55 PM
¡Vendido!… en línea: subastas online van al alza
Alejandra Palomares Barrios

Las
obras de arte son los objetos a
subastar por excelencia, pues fijar el precio de un cuadro o escultura no es nada sencillo y suele hacerse basándose en
sola oferta y demanda. Por eso, las subastas se vuelven el mejor instrumento.
Pero desde hace unos años se está dando un fenómeno interesante: las subastas por internet, las cuales
se alejan de la ostentación de la riqueza y la puja por el prestigio. En línea
todo es más confidencial, menos exhibicionista y a veces hasta anónimo.

Las
herramientas que rodean a las subastas en la web, como los catálogos online, el comercio electrónico (véase los de Christie’s o Sotheby’s), los chats y la cobertura
en tiempo real permiten que los coleccionistas adquieran cada vez más confianza
en este tipo de plataformas. Los intermediaros desaparecen y permiten mayor
acceso, incluso para quienes quieren pasar desapercibidos o para aquellos
artistas que buscan probar suerte.

Un negocio con potencial

Un
aspecto curioso de este tipo de subastas es que las adquisiciones se basan
absolutamente en un .jpg; es decir, en imágenes digitales, lo cual habla de una
confianza sería entre el vendedor y comprador, quienes también interactúan poco
o casi nada en persona.

Aunque
también participan personas con alto poder adquisitivo, las subastas digitales
están pensadas más bien para obras de valor intermedio o bajo, y para
compradores que buscan minimizar las comisiones. De hecho, según la crítica de
arte Elena Vozmediano, “hay básicamente dos tipos de coleccionistas on line:
las que interponen filtros de selección fijados por expertos en cada área y
llevan las riendas del proceso, y las más abiertas (tipo eBay) en las que el
vendedor pone directamente sus obras a la venta”.

A
raíz de la crisis desatada en 2008, las inversiones de pasión, como se conoce
también al coleccionismo que genera plusvalía, creció de manera sostenida, pues
son activos que tienden a convertirse en refugio ante la volatilidad de los
activos financieros tradicionales.

Por eso, la aseguradora Hiscox,
especializada en cobertura para obras de arte y galerías, dedicó este año un
estudio a las subastas de arte en línea, pues asegura que es un negocio con
potencial. De los coleccionistas encuestados, 64% hizo alguna compra vía
internet, y de las ventas de las galerías, que son clientes de la aseguradora,
53% se originaron en una subasta en línea. 

Retos de las subastas online

De
las barreras más importantes a vencer, según el mismo estudio, están la
autenticidad de las obras (80%) y el prestigio que respalda los sitios de
subastas digitales (65%), pues al ser un medio cercano al anonimato, muchas
veces los compradores no se arriesgan tan fácilmente a depositar su dinero con
cualquiera.

De ahí también que haya cierta resistencia de las casas de subastas
tradicionales
a incursionar en el medio, pero en definitiva, es una barrera que
han revelado que les interesa vencer, pues 59% ya tiene planes de e-commerce
para llevar a cabo en 2014.

Plataformas de subastas 2.0

Las
plataformas de subastas en línea más reconocidas, de acuerdo con Vozmediano,
son las siguientes: Artprice, eBay
(aunque encontrar piezas que valgan la pena es como buscar una aguja en un
pajar), Artnet, Christie’s, Heffel, SaffronArt,
Paddle8, Auctionata,
The Auction Room (creada por ex
director de Sotheby’s), Subastas
Imperio
y Setdart.

¿Cómo comprar en subasta?

Lo
que recomiendan los especialistas es siempre estar asesorado o al menos
informado de las tendencias del arte.
El primer paso es definir un propio gusto, pues no se debe de coleccionar lo
que el vecino ambiciona, sino lo que nos causa placer para poco a poco ir
buscando su valor en el mercado.

Las
personas más indicadas para dar una asesoría especializada son los curadores de arte que normalmente se
encuentran en los museos, pero muchos de ellos trabajan por su cuenta dando
asesorías personalizadas, como es el caso de Carlos Aranda, conocido profesor,
curador y crítico de arte de la escuela de pintura de Bellas Artes, La
Esmeralda.

También
existen sitios de internet especializados en dar a conocer listas de precios de
obras de arte, como artindex.com o artreview.com. Si los consultas con cierta
regularidad te puedes dar una idea del valor al que cotiza un artista o hasta
una obra o colección determinada.

Otra
recomendación que hacen los especialistas es que aunque la subastas en las que
se participen sean en línea, siempre es bueno asistir a ferias, galerías y
exposiciones de arte de los museos, para ampliar el criterio con el que vamos a
formar una colección personal. Incluso, para reconocer tendencias o movimientos
artísticos
incipientes.

Una
corriente que también comienza a tener auge dentro de las subastas en internet
es el arte digital o electrónico, ya que es el canal de exhibición por
excelencia, que ningún otro medio tradicional ha sabido colocar a la
compraventa con tanta precisión como sucede con las pujas en línea.

Espacios
como el Laboratorio ArteAlameda, el Mutek o el tan sonado TagDF, son lugares en
donde se está dando a conocer estas nuevas manifestaciones artísticas, que si
bien son nuevas y muchas de ellas experimentales, algunas de ellas todavía son
accesibles para aquel coleccionista que está en busca del próximo Van Gogh
digital
.

En
definitiva queda mucho ciberespacio que navegar en cuanto a arte y subastas se
refiere, por lo que es momento de tomar el mouse y darle click a la amplia
oferta, antes de que otro comprador lo haga.

Relacionadas

Comentarios