HistoriasNegocios

Cómo hacer compras inteligentes en el Buen Fin

Dale un buen fin a tu crédito siguiendo estas recomendaciones para identificar ofertas reales, pagar al contado o usar tu crédito sanamente.

11-11-2013, 4:59:33 PM
Cómo hacer compras inteligentes en el Buen Fin
Sergio Gil Franco

Pocas campañas de mercadotecnia han logrado un impacto tan fuerte en los consumidores como el Buen Fin. Y es que el bombardeo de anuncios a través de todos los medios de difusión es incesante, de tal forma que nos vemos tentados a gastar porque tenemos la sensación de estar ante una muy buena oportunidad de compra, aunque debamos recurrir al tarjetazo. Ante tal embate comercial, ¿cómo puedes protegerte?

Para que el Buen Fin realmente tenga un final feliz, debes atender a ciertas reglas para realizar compras inteligentes:

1.- Planea tus compras

Este primer paso es fundamental. Hay gente que con la experiencia de los dos años anteriores se han dedicado a hacer un análisis de sus necesidades. Tal vez requieres cambiar la lavadora o quizás deseas adquirir un paquete vacacional aprovechando las ofertas que se pudieran presentar las agencias de viajes.

Lo importante es que no acudas a los centros comerciales sin un objetivo definido, ya que así será más difícil que caigas en compras de ocasión que después te causen remordimiento financiero.

2.- Analiza tu compra

Cuando ya sabes qué es lo que quieres, el siguiente paso es investigar todo sobre el producto o servicio (precio, características físicas, beneficios adicionales, etcétera). Esto no solo te servirá para saber cuánto dinero vas a necesitar, sino que también te permite comparar marcas, modelos y hasta condiciones de compra en diferentes tiendas. Cuando se trata de electrodomésticos grandes, como un refrigerador por ejemplo, algunas cadenas incluyen entrega a domicilio gratis hasta cierta distancia.

Además, cuando ya sabes cuánto cuestan las cosas, puedes saber cuándo se trata de verdaderas ofertas o si están los precios inflados para después otorgarte un “descuento muy atractivo”.

Como estas recomendaciones aplican para cualquier compra inteligente, si tienes varias semanas para planear tu compra, también tendrás la oportunidad de ahorrar para tratar de comprar de contado, o al menos para pagar una buena parte y así recurrir al crédito lo menos posible. Esto es muy importante, ya que en algunas tiendas departamentales, además de los descuentos del Buen Fin, dan un descuento adicional cuando se liquida en un solo pago.

3.- Crédito responsable

En teoría, esta campaña a nivel nacional se hace para aprovechar el poder adquisitivo de las personas para reactivar la economía. Aquí vale la pena señalar que la tarjeta de crédito es un medio de pago y no una extensión del ingreso. Esto quiere decir lo que compres a través de tu plástico, debes liquidarlo en su totalidad antes de la fecha límite señalada en el estado de cuenta.

Esto es porque el total de las compras entran en esquema de crédito normal en el cual se cobra 45% de intereses en promedio para el caso de las tarjetas bancarias, y 116% para las tarjetas departamentales, según datos de la Condusef.

El problema es que si solo pagas el mínimo requerido, podrías tardar varios años (muchos) en liquidar la deuda y habrás pagado 10 veces o más el valor del bien. La Condusef tiene un simulador de pagos mínimos en el cual puedes calcular cuánto pagarás si utilizas tu plástico de manera normal.

Hay ocasiones en debes recurrir al crédito porque encontraste una muy buena promoción y no cuentas con el dinero disponible para comprarlo. Si es el caso, y de verdad necesitas realizar esa compra, ten cuidado en su uso.

4.- La regla de oro:

Aquí debes atender a una regla de oro: El producto o servicio que compres a crédito debe durar más que el tiempo que tardarás en pagarlo.Esto aplica sobre todo cuando tienes la opción de pactar pagos diferidos, y aquí hay que distinguir dos modalidades.

5.- Los meses sin intereses

Según la experiencia de los años anteriores, esta oferta normalmente es la que más abunda, más que los grandes descuentos. El problema es que muchas personas prefieren pagar en abonos chiquitos que desembolsar un pago fuerte de una sola vez. De modo que si de verdad no cuentas con el dinero para pagar de contado, entonces esta es una buena manera de comprar a crédito.

Evita las compras a más de 12 meses, ya que el próximo año seguramente vas a querer comprar de nuevo, pero continuarías arrastrando la deuda que hicimos en este. También cuida el pago mensual que vas acumulando cuando haces varias compras. La idea es que no destines más de 10% del ingreso mensual para pagar deudas.

Otro punto que hay que cuidar es que no puedes fallar en los pagos, porque si te atrasas, el saldo pendiente dejará de estar a meses sin intereses y debes pagarlo en su totalidad (sí, todo lo que debes) o te cobrarán intereses, además de las comisiones por atraso en el pago.

6.- Pagos fijos

Hay comercios que ofrecen meses sin intereses; pero si después de sumar todas las mensualidades resulta una cantidad mayor que el precio de contado, entonces estarás frente a una compra a pagos fijos. Aquí te cargan de 10 a 15% de intereses, pero en pagos congelados. Por eso, si el descuento que ofrece el establecimiento compensa el precio normal más de los intereses cobrados, entonces sí vale la pena hacer la compra.

7.- Sorteo fiscal

Este año, la Secretaría de Hacienda (SHCP) presentó un sorteo con la finalidad de incentivar el pago a través de medios electrónicos. Las compras que hagas con tu tarjeta de crédito o débito a partir de $250 pesos, automáticamente entrarán en el sorteo en el cual puedes ganar el reembolso de tu compra hasta por $10 mil pesos.

El sorteo se realizará en próximo 2 de diciembre, mediante una selección aleatoria de las operaciones de compra, a través de un mecanismo electrónico autorizado por la Secretaría de Gobernación.

Podrás verificar tu participación y premios en el portal del SAT, capturando el número de autorización de tu compra.

Sin duda, habrá muchas ofertas que llamarán tu atención, pero si tienes bien definido lo que quieres comprar y haces un uso responsable de tu crédito, este Buen Fin sí tendrá un final feliz.

Consulta el especial: Claves para aprovechar el Buen Fin

Relacionadas

Comentarios