HistoriasNegocios

Nuevo iPhone pone a Apple en la mira de inversionistas

Las presentaciones del 10 de septiembre tuvieron poco entusiasmo entre los inversores, que las ven insuficientes para acelerar el crecimiento de la firma.

18-09-2013, 12:23:14 PM
Nuevo iPhone pone a Apple en la mira de inversionistas
Andrés Cardenal, analista de Sala de Inversión América

Los lanzamientos de productos de Apple siempre atraen la atención de consumidores y medios de prensa en todo el mundo. En esta última ocasión, la comunidad de inversionistas ha estado especialmente atenta a los anuncios que realizó la empresa el 10 de septiembre por el impacto que podrían llegar a tener en sus próximos balances.

La reacción inicial ha sido poco entusiasta ya que los nuevos modelos de iPhone parecen insuficientes para acelerar el crecimiento de la compañía.

Por otro lado, la valuación de sus acciones deja un amplio margen de revalorización en caso de que logre retomar la senda del crecimiento.

A lo largo de los últimos trimestres, los dispositivos de bajo costo con sistema operativo Android han ganado mucho terreno frente a los de Apple. Así, su participación de mercado ha caído desde un 18.80% entre abril y junio de 2012 a 14.20% en el mismo período de 2013, según datos de la consultora Gartner.

Si bien las ventas del iPhone aumentaron más de lo esperado en el último trimestre con un crecimiento del 20% hasta las 31.20 millones de unidades, la empresa está perdiendo el dominio en países emergentes, donde su teléfono presenta una desventaja de precios considerable frente a la competencia.

En este contexto, muchos esperaban que el nuevo modelo de bajo costo la ayude a reducir esta desventaja.

Sin embargo, con un precio de entrada de 549 dólares para la versión sin contrato en Estados Unidos (99 dólares con un plan telefónico de dos años de duración), todavía estará posicionado en el rango de alta gama. Esto implica que, con toda probabilidad, Apple seguirá perdiendo participación de mercado frente a Samsung y HTC en mercados emergentes, y es la principal explicación para la caída de sus acciones durante los últimos días.

La decisión de mantener precios relativamente altos para sus productos tiene algunas ventajas a largo plazo. En primer lugar, protege el valor de la marca como aspiracional y, además, ayuda a sostener sus márgenes de rentabilidad, que son muy superiores a los de sus competidores.

Por otro lado, las nuevas versiones del iPhone no presentan innovaciones de magnitud, ni tampoco modifican sustancialmente su política comercial. Por eso, los inversionistas que esperen una fuerte aceleración del crecimiento de la compañía probablemente tengan que esperar al lanzamiento de nuevas categorías de equipos.

Apple intenta mantener bajo el mayor secreto posible sus nuevos desarrollos, pero según filtraciones desde su cadena de producción sabe que está trabajando en relojes inteligentes y un nuevo Apple TV.

Al fijar el precio del iPhone 5C en niveles relativamente elevados, eligió priorizar sus márgenes de ganancias y valor de marca por sobre el crecimiento de sus ventas, una decisión considerada como conservadora. Apple no modifica demasiado el posicionamiento competitivo en su segmento de teléfonos inteligentes, lo que significa que los próximos lanzamientos pueden ser definitorios en cuanto a sus perspectivas de mediano plazo.

Técnicamente, el primer soporte de corto plazo a tener en cuenta para sus acciones se encuentra en los 465 dólares, que marcan los mínimos de corto plazo posteriores al anuncio de las nuevas versiones del iPhone, nivel que además funcionó como resistencia en marzo y mayo. Por debajo de éste, los 420 dólares funcionaron como soporte en reiteradas ocasiones, lo que señala un segundo posible objetivo a la baja. El piso de 2013 en los 390 presenta una tercera meta descendente.

Hacia el alza, podrían ir en busca de los 385 dólares, en zona de cierre del gap post anuncio de los nuevos productos. Por encima de ese nivel, intentarían recuperar los máximos de los últimos días en los 510.

Las acciones de Apple cotizan en una relación precio/ganancias de 11.50 veces los resultados del último año, una valuación muy por debajo de los promedios históricos de la empresa. Por eso, si lograra reactivar sus tasas de crecimiento, su potencial ascendente sería considerable.

Frente a este panorama, el valor objetivo para sus papeles es de 550 dólares frente los 464.90 en los que se encuentra en la actualidad, lo que implica un potencial de ganancias del 18.31%, y se recomienda la colocación de un stop loss por debajo de los 420.

Para saber más:

Apple vs. Samsung: 2 lanzamientos… ¿un ganador?

Steve Jobs: Crónica desde la butaca ¡y el escenario!

Apple presenta iPhone 5S y iPhone 5C

Acciones de Apple caen por ‘alto’ precio de iPhone 5C

iPhone 5C aliviará ganancias, no cuota de mercado

Relacionadas

Comentarios