HistoriasNegocios

Tendencias globales de la industria petrolera

Expertos se reunieron para evaluar el escenario energético global en el que Latam jugará un rol protagónico. Y qué decir de México y su Reforma Energética.

11-09-2013, 9:51:25 AM
Tendencias globales de la industria petrolera
Guadalupe Parral García

Uno de los mayores retos para el Presidente Enrique Peña Nieto, es sin lugar a dudas la aprobación de la Reforma Energética. De concretarse, según expertos, México tendría la oportunidad de transformar y elevar la calidad de vida de todos los mexicanos.

En ese rubro, Petróleos Mexicanos (Pemex) está a la puerta de una apertura que exigirá a la compañía aumentar su actual nivel de inversiones. Y, de esta forma, lograr un avance significativo en su producción durante los próximos años.

Tendencias Globales petroleras

De acuerdo con el Foro Tendencias de la Industria Petrolera Mundial, la era del petróleo fácil está viendo su ocaso en México. Hoy en día, buena parte de los campos productores son maduros; por lo tanto, se encuentran en una etapa avanzada de explotación.

“Reemplazar esa producción exigirá incrementar en los próximos años la cuenta de gastos de capital. A pesar de las mejoras derivadas de los planes de eficiencia energética y del crecimiento de las energías alternativas, la demanda global del petróleo continúa a la alza”, expuso en su ponencia Raúl Ferro, Director Business Intelligence at BNamericas.

Impacto sobre Pemex

La Agencia Internacional de Energía (AIE), estima que la demanda global de petróleo alcanzará este año a 90.6 Mb/d (millones de barriles al día). El ritmo de crecimiento promete mantenerse en las próximas décadas. Es decir, llegará a 107,3 Mb/d en 2035, según la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

El directivo de BNamericas aseguró que el aumento de la población mundial, el crecimiento de la economía y la continua urbanización en países como China e India están por detrás de esa sostenida alza.

“La oferta ha venido intentando cerrar la brecha que la separa del consumo de combustible en los últimos años. En 2012 la producción mundial aumentó en 1,9 Mb/d”. Datos de la OPEP arrojan que la obtención de crudo alcanzará a 109,9 Mb/d en 2035, lo que representará un incremento del 1 por ciento, promedio anual durante el periodo 2010-2035.

En el mismo Foro se ratificó la necesidad de la industria petrolera para incrementar el monto de sus inversiones los próximos años, a fin de cubrir la demanda.                      

“Aún hay grandes reservas de petróleo en el mundo, pero la gran diferencia con las décadas pasadas, es que esas reservas están ubicadas en zonas en las que será muy costoso extraer y refinar el petróleo”, aseveró Jorge Piñón, director asociado de Latin América and Caribbean Program Center for Internacional Energy and Environmental Policy Jackson School of Geosciences de la Universidad de Texas y ex presidente de Amoco Oil Mexico.

Explorando aguas profundas

En ese sentido, la AIE hizo, en 2010, una revisión de su estimación de las reservas en los principales campos productivos del mundo. El panorama no es favorecedor: esos campos perderán el 75 por ciento de su capacidad productiva en los próximos 25 años.

La organización internacional calcula que el petróleo deberá, entonces, extraerse de fuentes que requerirán un alza significativa de las inversiones.

Así las cosas, los analistas se preguntan, ¿dónde está el petróleo nuevo?: en las aguas profundas, en el interior de rocas sedimentarias, en arenas bituminosas y en el Círculo Polar Ártico.

A esas fuentes que exigen elevados gastos de capital en exploración, extracción, refinación y producción, se le suma el papel creciente del crudo pesado en la oferta global.

Históricamente, las compañías petroleras no han priorizado la explotación de yacimiento de ese tipo de crudo porque su extracción, trasporte y refinación implican costos mucho mayores que en los crudos livianos.

Participación de Latinoamérica

Ferro precisa que esa tendencia promete profundizarse ante un diferencial de precios entre el crudo liviano y el pesado que se mantendrá estrecho, al menos en los próximos años.
 “Buena parte del crudo por extraer, está atrapado en rocas de baja porosidad y baja permeabilidad”.

De hecho, países como Francia y Bulgaria han prohibido el proceso de fracturación hidráulica utilizado para la explotación de shale oil (un tipo de petróleo no convencional producido a partir de exquisitos bituminosos mediante hidrogenación). Y otros como Rumania y República Checa han impuesto restricciones parciales.

En ese brusco cambio de escenario energético global, América Latina también jugará un rol protagónico. Argentina, México, Brasil, Chile, Colombia y Venezuela tienen un gran potencial. Incluso, Uruguay y Paraguay cuentan con posibilidades de producir un volumen considerable de petróleo y gas contenido en depósitos no convencionales.

Venezuela con tendencia insuperable

Estadísticas de la OPEP destacan que hay más de 30 países con reservas recuperables de crudo pesado y extrapesado. Entre ellos, Canadá, Estados Unidos, Rusia, China, Indonesia, Irak, Kuwait, Arabia Saudita, Chad, Angola y países latinoamericanos como México, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Argentina. Venezuela es quien lidera el ranking global.

¿Y México?

México cuenta con un enorme potencial para incrementar su producción de petróleo en los siguientes años. Pero el desarrollo de reservas de energía, cada vez más complejas, exigirá multiplicar el actual monto de las inversiones en exploración, refinación y producción

En concreto, nuestro país necesita nuevas leyes, conocimientos y equipos para seguir entre los grandes productores de petróleo del mundo.

Para saber más:

Relacionadas

Comentarios