'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Desaceleración, lo que EPN no aceptó en su Informe

¿Recesión o desaceleración? El Presidente centró su discurso en las reformas pero definir el status económico es fundamental para analizar el futuro de México.

04-09-2013, 12:31:23 PM
Desaceleración, lo que EPN no aceptó en su Informe
Guadalupe Parral García

No lo dijo pero existe. En México sí hay una marcada desaceleración aunque el término no apareció en el discurso del presidente Enrique Peña Nieto durante su Primer Informe, afirmó José Luis de la Cruz, director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey (ITESM).

Reconocido como el mejor profesor investigador del esa institución educativa, De la Cruz destaca que el Informe inclinó la balanza hacia la aprobación de las reformas estructurales que a la desaceleración del país. “Como dando a entender que de éstas dependerá el futuro económico de los mexicanos”.

Es decir, ese Informe no aborda la parte de una posible recesión porque en realidad minimiza, hasta ciertos puntos, los efectos de una desaceleración.

“En ese sentido, el primer mandatario solamente resaltó el aspecto positivo de haber logrado la aprobación de ciertas reformas y puso sobre la mesa otras más que considera importantes para el crecimiento del país en el mediano y largo plazo”.

Desaceleración industrial, sí

Según un estudio del Centro de Investigación en Economía y Negocios del mismo ITESM, una revisión objetiva de los indicadores macroeconómicos indica que el país enfrenta una desaceleración industrial en otros sectores de la economía.

Y de mantenerse dicha tendencia, señala esa tesis, la situación podría transformarse en un letargo mayor de la economía; es otras palabras, en una verdadera recesión.

A pregunta expresa sobre qué podremos esperar de la economía en el resto del sexenio peñista, De la Cruz responde: “En 2013, tuvimos un crecimiento inferior al que se había previsto, es decir, 1 por ciento más o menos. Para el 2014, creo que la desaceleración seguirá teniendo efectos sobre el crecimiento que no seguirá siendo marginal”.

Promesas iniciales, en expectativa

Será hasta el 2015, añade el especialista, cuando en el mejor de los casos podría verse un efecto más positivo de la gestión del Presidente.

El también autor de “México: crisis social de un modelo económico”, cree que si el mandatario no logra consolidar un nuevo programa económico que impulse el desarrollo del país, los mexicanos acabaremos observando en los próximos años un  crecimiento distinto al inicialmente estimado.

“Si en 2014 no se logra reactivar la economía de una manera más decidida, en promedio podemos ver que el país estaría creciendo alrededor de un tres por ciento en el resto del sexenio”.

La investigación del ITESM refiere, asimismo, que a nadie satisface que entre mayo y julio pasados se hayan registrado menos de 15 mil nuevos trabajadores en el IMSS. Sin embargo, ello no marca una recesión sino una profunda desaceleración.  

En 2013, ya no habrá trabajo

El problema actual que enfrenta México, es la insuficiencia para crear el número de plazas laborales requeridas por los mexicanos.

El estudio argumenta que si el país se encuentra en recesión o desaceleración, no es cuestión de semántica. En realidad, se trata de implicaciones de política económica relevantes.

Diferenciarlo, añade, es trascendental en un momento en el que se diseña el presupuesto del 2014. Esto, cuando aún se tienen en el Congreso una serie de reformas por debatir y está por presentarse una propuesta de modificación hacendaria.

Finalmente, el directivo del ITESM opina que en el resto de este año, ya no habrá más generación de empleos

“Es muy claro que así sucederá. Tal vez se lleguen a registrar en el Seguro Social  entre 200 o 250 mil personas, con el riesgo de que en 2014 se vea un incremento de alrededor de unos 400 o 500 mil empleos”.

Con ello, se sugiere que el crecimiento del país no será lo suficientemente robusto para garantizar una fuente de empleo bien pagado.

“Me parece que el problema estructural del desempleo en México se va a mantener”, sostuvo. “Ello implica una inequidad en la distribución de riqueza debido a las condiciones de crecimiento de la economía”.

Futuro ensombrecedor

El catedrático aseveró que, a corto plazo, podríamos tener un panorama oscuro económicamente hablando. “Creo que no se ha mejorado la condición económica y social de nuestro país. Estaríamos  planteando que en 2013, las condiciones van a ser las mismas que vimos en el sexenio pasado.

“Será en realidad hasta el 2015 cuando -en caso de que el Gobierno logre impulsar de manera significativa un programa distinto al de ahora- se podrían tener resultados diferentes y, de esa forma, obtener habrá mayor crecimiento”.

¿Cómo calificas el actuar económico del Presidente a 9 meses de administración?

Para saber más:

Nielsen ve esperanza de recuperación económica en 4T

EPN a 9 meses en una burbuja que se desinfla

La economía mexicana se desinfla en 2013

Tenemos 120 días para transformar a México: EPN

Relacionadas

Comentarios