HistoriasNegocios

Apagón analógico, más allá de la nitidez de la imagen

La transición digital causó revuelo en Tijuana, pero será un simple cambio de televisores o un parteaguas en la consolidación del acceso a la información.

21-06-2013, 12:00:21 PM
Apagón analógico, más allá de la nitidez de la imagen
Angélica Hernández

El famoso apagón analógico que el gobierno federal pospuso en la ciudad de Tijuana para que la señal televisiva pase de analógica al sistema digital se reestableció el 18 de julio del año en curso y continuará su proceso en el resto de la República para terminar en noviembre de 2015.

Sin embargo, hubo un nuevo atraso en el proceso debido a que la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) no contó con los recursos financieros que permitieran iniciar dicho programa con la anticipación necesaria para concretarlo en la fecha prevista.

Es así que en Monterrey, Ciudad Juárez, Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros, el apagón que estaba previsto para llevarse a cabo en noviembre de este año, se aplazó hasta el al 29 de mayo de 2014.

De acuerdo con Antonio Cuéllar, abogado experto  en la materia de amparo y en lo relativo al marco constitucional de las telecomunicaciones, la transición de la televisión hacia el formato digital acabaría por ser terriblemente vano e insuficiente.

La verdadera importancia de la digitalización de la televisión no se vincula con el color ni la nitidez de la imagen, sino con la protección del derecho humano a la información. Y el proceso de transición de la televisión, más que un triunfo tecnológico, se convierte en un parteaguas nacional en la consolidación del acceso a la información.

Es decir, hoy el apagón analógico como está estipulado, no es otra cosa más que el cambio
en la difusión de señales de televisión, abandonando el tradicional
sistema de emisiones con señales analógicas por la emisión de señales
digitales (lo que se conoce como TDT, Televisión Digital Terrestre).

Pero para la autoridad, según señala el sitio oficial, el apagón analógico en México es la transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT) y significa el impulso de nuevos servicios para los consumidores, nuevas formas de hacer negocios, nuevos tipos de productos audiovisuales y nuevas formas de interactuar con los usuarios finales.

Esto trae la ventaja de que para un mismo canal de frecuencias, en vez de difundir un canal de televisión se pueden emitir varios canales (el número depende de la calidad de la imagen) así como para enviar servicios adicionales tales como la guía de programación o la sinopsis del programa que se ve. Además de una mejor calidad en la recepción de la señal.

Cabe mencionar que México es el primer país de Latinoamérica en encarar su proceso de transición hacia la TDT pero no será el único en hacerlo.

•    Chile: lleva tiempo haciendo pruebas y tiene previsto el cambio para 2017 y 2018.

•    Argentina: también cuenta con emisiones en pruebas para realizar el apagón en 2014 en Buenos Aires y en 2018 en el resto del país

•    Colombia: realizará el cambio en 2019

•    Costa Rica y Ecuador: programan el cambio para en 2017

•    Uruguay y Paraguay: 2015 y 2016 respectivamente.

•    Perú y Venezuela en 2020.

El “apagón analógico” en México

El proceso de apagón analógico del país reanudará el 18 de julio en Tijuana  y, a partir de ahí se iniciará un proceso ordenado que cubrirá los siguientes lugares:

Noviembre de 2014: Torreón, Ciudad de México, Celaya, León, Guadalajara, Jocotitlán, Cuernavaca, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Villahermosa, Veracruz, Xalapa y Mérida, Monterrey, Ciudad Juárez, Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros y Mexicali.

•  Noviembre de 2015: Aguascalientes, Chihuahua, Tuxtla-San Cristóbal de las Casas, Saltillo, Colima, Durango, Acapulco, Chilpancingo, Morelia, Uruapán, Zamora, Tepic, Matías de Romero, Oaxaca, Tehuacán, Cancún, Culiacán, Los Mochis, Mazatlán, Ciudad Obregón, Guaymas, Hermosillo, Tampico, Cerro Azul, Coatzacoalcos y Zacatecas

Para evitar el drama que aconteció en Tijuana, la Cofetel anunció que para la segunda fase del cese de las transmisiones analógicas de la televisión abierta se incorporó la obligación de contar con un Centro de Atención Telefónica y un Módulo de Atención Ciudadana para solventar las dudas de la población sobre el programa.

Este módulo se instalará dos meses antes del día en que concluyan las transmisiones analógicas en cada ciudad y permanecerá abierto durante un mes después de la fecha del apagón.

A cambiar televisiones

Por otra parte la Secretaría de Economía (SE) advirtió que para finales de 2013 no se podrán vender televisores que captan la señal analógica, con la finalidad de dar paso al apagón analógico sin problemas en el resto de las ciudades en las que a partir de 2014, también se suprimirá ese tipo de señal y que el proceso deberá culminar el 31 de diciembre de 2015.

Por ello la SE trabaja en una norma informativa que obligará a pegar una etiqueta, casi del tamaño de la marca, por fuera de la caja de los televisores, donde indique que es un aparato que no procesa señal digital.

“La segunda norma que se procesa en conjunto con la Cofetel es para prohibir la venta de televisores  que no capten la señal digital a partir del 2014 sean importados o nacionales” dijo en entrevista Rocío Ruiz Chávez, subsecretaría de Normatividad y Competitividad de la Secretaría de Economía.

El costo del cambio

El plan inicial del gobierno para realizar la transición de la señal analógica a la digital es entregar un decodificador de señal a cada hogar. La inversión, por supuesto, es considerable.

Cada aparato cuesta alrededor de 500 pesos en el mercado (aunque se estima que su valor pueda bajar entre 130 y 150 pesos si se manufacturan en México). Claro que si vemos el panorama general, lo que se gana al aprovechar mejor el espectro radioeléctrico justifica el desembolso.

Los decodificadores también se pueden encontrar  en tiendas como Walmart por cerca de 700 pesos.

Se estima que en la actualidad 21.3% de los 30 millones de hogares que hay en el país cuenta con televisor digital, es decir, alrededor de 6.3 millones de casas.

Asimismo el crecimiento de las suscripciones a la televisión de paga es un importante apoyo para el apagón, gracias a que 12 millones de telehogares cuentan con decodificadores por la vía de este servicio.

De acuerdo con la Cofetel, 5.3% de los hogares mexicanos no cuenta con televisor de ningún tipo y la disponibilidad de equipos digitales enfrenta serias disparidades entre las entidades, ya que en el Distrito Federal la penetración es de 29.9%, en Nuevo León de 21.1; en Aguascalientes de 14.8; en Oaxaca de 5.6 y en Chiapas de 4.4%.

Sin embargo, en el promedio nacional la penetración digital creció 70.45% entre 2010 y 2012.

¿Qué opinas sobre el apagón digital?

¿En qué te beneficia este cambio?

Para saber más:

Alistan apagón analógico hoy por la noche en Tijuana

México y la TV digital: ¿Listo para el apagón analógico?

Tijuana, apagón analógico, protestas y una medida sin regreso

Relacionadas

Comentarios