'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Poco financiamiento e inversionistas: los retos del PNI

El gobierno carece de dinero suficiente para financiar toda la obra que requiere el país, busca inversionistas privados y éstos esperan seriedad.

11-06-2013, 10:48:16 PM
Poco financiamiento e inversionistas: los retos del PNI
Angélica Hernández

A pesar de que por lo menos en el último sexenio el gobierno hizo la mayor inversión en infraestructura y alcanzó 4.5% del Producto Interno Bruto (PIB), los esfuerzos no han sido suficientes, pues de acuerdo con el Foro Económico Mundial México ocupa el lugar 68 de 144 naciones.

En América Latina, México se ubica en el séptimo lugar. En la región Brasil, México, Colombia, Perú y Chile son los cinco países que destacan por el impulso al sector, dijo José Gras, director de Proyectos Estratégicos de CG/LA Infrastructure. Sin embargo, afirmó que aunque las inversiones se han incrementado, ésta se demerita por malas carreteras y vías férreas, instalaciones anticuadas y un suministro eléctrico poco confiable.

En tanto, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) dio a conocer que las Asociaciones Público-Privadas (APP) ayudarían en gran medida a enfrentar la deficiencia en infraestructura, no así al incremento de las inversiones. Por otra parte, la débil recuperación en Estados Unidos ha tenido impactos que han afectado a México, el Caribe y Centroamérica.

Ante este escenario, Norman Anderson, presidente y CEO de CG/LA Infrastructure dijo que las empresas de ingeniería y construcción tendrían que crecer rápidamente y convertirse, mientras que los actores financieros, tanto públicos como privados, nacionales e internacionales, deberán desarrollar habilidades de colaboración de clase mundial.

Pero el reto no es menor. La falta de planeación a largo plazo, lentos trámites en derechos de
vía y autorización de movimientos presupuestales, falta de proyectos
ejecutivos que garanticen la realización de las obras, son algunas de
las causas de que México no pueda avanzar más en el sector de infraestructura, afirmó Luis Zárate Rocha, presidente de la Cámara Méxicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

Además, agregó, la falta de financiamiento competitivo
genera que las empresas mexicanas no puedan participar en proyectos
relevantes y no sean competitivas ante las empresas extranjeras, quienes
participan con financiamientos blandos y en ocasiones con apoyo de los
gobiernos de sus países.

Recordó que a pesar de que la economía del país ocupa el lugar 12 a
nivel mundial por el valor de su producción (PIB), registra un gran
rezago en materia de infraestructura al ubicarse en la posición número
68 de 144 países.

Inversiones en el sector

De acuerdo a la consultora KPMG, la infraestructura requiere por lo menos 415,000 millones de dólares (mdd) en cuanto a su inversión, lo que rebasaría al sexenio anterior cuando fue de 325,775 mdd.

Aunque el desempeño macroeconómico de México y la estabilidad alcanzada hacen que el país sea atractivo para los inversionistas, se requieren inversiones por encima de 4.2% .en proporción del PIB, mínimo debe ser 7%.

Y es que la consultora coincide con que uno de los mayores obstáculos en el sector es justamente el financiamiento, pues los recursos públicos son insuficientes para solventar la totalidad de los proyectos y el capital privado también es escaso.

De acuerdo con datos proporcionados por el Banco Mundial, en México la inversión público-privada apenas es mayor a 5% del PIB, mientras que la demanda está cifrada en 9%.

En este sentido, aún falta más por hacerse en todos los sectores: comunicaciones y transportes, educación, salud, seguridad, desarrollo económico e industrial (logística), energía, turismo, medio ambiente, etc, dice Alejandro Villarreal, Socio Director de Infraestructura de KPMG.

Agregó que si la infraestructura no genera suficientes recursos para sí, se puede recurrir a la obra pública tradicional:

• Si se busca elevar los estándares de calidad y tiempo, la respuesta es la obra pública financiada.

• Si se quiere incrementar los estándares de disponibilidad y desempeño, y compartir responsabilidades y riesgos con el capital privado, están los Proyectos para Prestación de Servicios.

• Si la infraestructura genera recursos suficientes, entonces se debe recurrir a la concesión.

• Si genera sus propios recursos pero no suficientes, una solución es la concesión con apoyo y pago mínimo garantizado.

Además dijo que un desarrollo sustentable de infraestructura no puede llevarse a cabo con éxito si sólo se miran fronteras a 3 y 6 años.

“Una empresa, cualquiera que fuere su giro, no podría subsistir si cada 3 o 6 años se le cambia por completo sus componentes organizacionales tanto en las áreas administrativas como en las operacionales”.

Por ello es importante el seguimiento al Plan Nacional de Infraestructura 2007-2012 planteado en el sexenio calderonista, así como a la meta propuesta para el 2030, que es colocar a México entre los primeros cinco lugares de competitividad a nivel Latinoamérica y 10 a nivel mundial.

“Ya están fincados los cimientos, ya está identificado el rumbo a seguir. Se debe invertir en el sector de manera integral, no solamente en un sector y que de la misma manera se incluya a todos los estados”, dijo. 

En ese sentido, para Zárate lo que se necesida para avanzar es reinstalar
el Consejo Nacional de Infraestructura que servirá como un espacio donde
los tres niveles de gobierno, instituciones financieras, academia,
colegios de profesionistas y empresarios participen en la correcta
planeación, ejecución y seguimiento del desarrollo de los proyectos de
infraestructura y vivienda.

Además se necesita una banca eficiente y moderna para
instrumentar un marco normativo promotor de la inversión, generar
instrumentos financieros que faciliten el acceso al crédito y tasas
competitivas internacionalmente; y debe crearse una agencia gubernamental de promoción de las
Asociaciones Público Privadas (APP) que ayude a visualizar, desarrollar e
impulsar los proyectos bajo el esquema de asociación público-privada,
tal como ya existe en otros países.

Los planes del gobierno

Se espera que a finales de este mes se publique el Plan Nacional de Infraestructura (PNI), mismo que dependerá de la decisión de la actual administración encabezada por Enrique Peña Nieto.

Además ha mostrado su interés y compromiso por continuar con el modelo de infraestructura de su antecesor, Felipe Calderón Hinojosa, en lo que respecta a la participación de la iniciativa privada (IP) en la construcción de hospitales, carreteras, penales de máxima seguridad y vivienda.

En este sentido, Villarreal de KPMG en México, ve con buenos ojos la propuesta del nuevo Gobierno que pretende elevar la capacidad en todos los sectores y afirmó que el esquema de APP es una excelente solución para el desarrollo de infraestructura, porque “abre el abanico a la inversión privada, para que no tenga que cargar el Gobierno con todo: invertir en la construcción de las obras como hospitales y operar y mantener esa infraestructura”.

Por su parte, el secretario de comunicaciones y transportes, Gerardo Ruiz Esparza dijo que la cifra aproximada de inversión corresponde a aproximadamente 350,000 millones de pesos, cifra que puede variar debido a la magnitud de cada proyecto.

Agregó que dicho programa requerirá inversiones para sacar adelante los 105 compromisos presidenciales en materia de infraestructura y carreteras de por lo menos 350,000 mdp durante el sexenio, sin incluir obras y proyectos importantes como la ampliación del Puerto de Lázaro Cárdenas, que requerirá otros 1,000 mdd.

Durante su participación en el 11 Foro Latinoamericano de Infraestructura, el secretario reconoció que el gasto público no es suficiente para detonar los proyectos de infraestructura que el país requiere, por lo que es necesario promover mayor participación de la iniciativa privada.

Proyectos en puerta

Carreteras: Necaxa-Ávila Camacho (México-Tuxpan), Durango-Mazatlán (concluirá en diciembre de este año), Libramiento Norte de San Luis Potosí Salamanca, Licitación Atizpán-Atlacomulco, Siglo XXI: Morelos-Golfo de México-Morelos-Guerrero-Costa Pacífico, Licitaciones en Proceso: Carreteras Tuxpan, Tampico y Poza Rica Veracruz.

Ferrocarriles: México-Estado de México, México-Querétaro-Jalisco y Yucatán.

Puertos: Lázaro Cárdenas, Veracruz, Altamira, Matamoros, Guaymas y Manzanillo.

Red frontal de fibra óptica: Proyecto a realizar con asociaciones público-privadas.

Las prometedoras APP’s

El informe “Evaluando el entorno para las asociaciones público-privadas en América Latina y el Caribe Infrascope 2012” ubicó a México dentro de los cuatro países desarrollados de América Latina y el Caribe para aplicar las APP’s, por debajo de Australia y Reino Unido, catalogadas como los únicos mercados maduros.

El estudio realizado por The Economist Unit indicó que México podría mejorar la planificación e implementación de proyectos a futuro, gracias a sus esfuerzos por proporcionar pericia técnica a las agencias del gobierno involucradas en APP.

Sin embargo, tres de los obstáculos para la consolidación de las APP’s en el país son su marco institucional fragmentado, así como la falta de apertura del sector eléctrico y de transparencia en las licitaciones.

La propuesta de la CMIC

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) dio a conocer un documento en el que destacó que algunos de los inhibidores para el sector son: planeación a largo plazo, banco de proyectos ejecutivos, oficios de autorización de la inversión presupuestal, autorización de movimientos presupuestales, cierre anticipado del ejercicio presupuestal, derecho de vía, financiamiento competitivo

Para contrarrestar estos elementos, la CMIC propuso tres pilares fundamentales:

1.- Detonar los proyectos de APP: en trabajo conjunto con los estados y municipios.

2.- Fomentar la banca de desarrollo: misma que debe ser eficiente y moderna e instrumentar un marco normativo promotor de la inversión, generar instrumentos financieros que faciliten el acceso al crédito y tasas competitivas internacionalmente.

3.- Reinstalar el Consejo Nacional de Infraestructura: que permitirá contar con un espacio formal donde los tres niveles de gobierno, instituciones financieras, academia, colegios de profesionistas y empresarios participemos en la correcta planeación, ejecución y seguimiento del desarrollo de los proyectos de infraestructura y vivienda.

¿Qué crees que debería contener el Plan Nacional de Infraestructura?

¿Crees que este sexenio México logre ubicarse en un lugar más elevado en infraestructura a nivel mundial?

Para Saber más:

Gobierno, a la caza de inversiones para el PNI

3 expertos, 3 retos del Programa Nacional de Infraestructura

Infraestructura con inversión privada, el gran desafío financiero

Relacionadas

Comentarios