'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Retos y pendientes de la Reforma financiera

Expertos opinan sobre los retos de la iniciativa presentada, ante la desconfianza de los bancos para prestar a Pymes. Educación financiera, la gran ausente.

08-05-2013, 1:56:47 PM
Retos y pendientes de la Reforma financiera
Angélica Hernández

La tarde del 8 de mayo de 2013, pasará a la historia como el día en el que las fuerzas políticas se unieron para presentar, no una reforma fiscal, sino una Reforma Financiera integral, que, de aprobarse, modificará 34 leyes para reactivar a la banca de México, democratizar los créditos, fortalecer el sistema financiero e impulsar el crecimiento del país.

Son 13 iniciativas, 4 ejes y 34 leyes que se modificarían para lograr que las instituciones financieras ofrezcan más crédito pero más barato, generar los mecanismos legales para ello y buscar la transparencia de los bancos, al tiempo que se fortalece la banca de desarrollo y, por ende, el crecimiento de la economía mexicana.

Y es que la banca mexicana presta poco en comparación con niveles internacionales. Mientras que el Índice de bancarización en México es apenas del 10.5%, su morosidad es de 2.6%. Y a pesar de su bajo índice de falta de pago, el crédito al sector privado, a enero de 2013 apenas alcanzaba el 43%, inferior al que se presenta en Chile,  donde fue de 72%.

“Durante muchos años la banca fue conservadora”, afirmó el secretario de Hacienda, Luis Videgaray. Y es en ese escenario en el que se desenvuelve Raúl González, director de Desarrollo Empresarial en Ingeniería Logística (DEIL), una empresa con cinco años en el mercado que genera empleos para poco más de 40 personas y que jamás ha sido sujeto de crédito.

¿Por qué? Porque se dedica a la consultoría y por lo tanto no cuenta con activos que lo respalden ante las instituciones bancarias.

“Muchas empresas tienen oficinas propias o planta de producción, es decir activos fijos que pueden soportar un préstamo, nosotros no, pero eso no significa que no podamos solventar uno porque además crecemos día con día en nuestro ramo”, afirma para luego lamentar que a pesar de todo, sigue sin ser sujeto de crédito.

Esta Reforma Financiera pretende darle impulso a la Pequeña y Mediana Empresa, que, de acuerdo con datos de 2009, México tiene aproximadamente un total de 5 millones 191 mil empresas, del cual, el 99.8% son Pyme, que contribuye con el 50% del Producto Interno Bruto (PIB) y la generación del 70% del empleo, sin embargo, un sector rezagado por la banca tradicional que tiene que recurrir a créditos de consumo, como tarjetas de crédito, para poder financiarse.

Economías de países como Chile o Colombia, han sobresalido gracias al apoyo que se ha dado a las Pymes, de ahí la importancia que representa la Reforma Financiera impulsada por el Gobierno Federal que busca fortalecer el otorgamiento de créditos destinados a este sector.

Pero el fortalecimiento del crédito no lo es todo. Sin duda otra de las aristas de este tema es que estas empresas están marginadas de las ventajas que ofrece el Tratado de Libre Comercio (TLC), por lo que es importante buscar su inserción y participación, afirma Jesús Valdés Díaz de Villegas, Dr. en Ciencias Económicas y profesor del departamento de estudios empresarial de la Universidad Iberoamericana.

“En la medida que este sector crezca, se creará un apoyo más directo a las necesidades de crecimiento del país”, dijo en entrevista con AltoNivel.com.mx

Y es que cada sexenio los problemas de este sector son los mismos, no solo las pocas opciones a créditos y la falta de financiamiento, muchas veces los programas del gobierno no son ni del conocimiento de estas pequeñas empresas que no saben cómo acceder a ellos.

Así que si bien la Reforma Financiera ya contempla facilitar el acceso a créditos con tasas más accesibles, la realidad es que se necesitará un programa de comunicación consistente a través del Instituto del Emprendedor. Pero también que los empresariados puedan poner en práctica nuevas tecnologías y un esquema integrador para un mejor funcionamiento y participación, agregó Valdés Díaz.

3 retos para que los bancos ofrezcan crédito

Sin duda alguna una reforma correcta permitirá un efecto de redistribución de las riquezas y crecimiento económico del país.

Sabemos que ésta Reforma Financiera busca el fortalecimiento de la banca de desarrollo para la apertura de financiamientos enfocados particularmente a las Pymes, así como cambios en el marco legal para que los créditos sean más baratos, una regulación fortalecida pero diversificada que permita a las pequeñas empresas entrar a este dinamismo a la par de los grandes corporativos.

Los bancos tienen mucho dinero para prestar, ése es su negocio, sin embargo, el problema es que las instituciones financieras no ven garantías suficientes con las Pymes, lo que genera poca apertura de créditos a este sector, por lo que esta Reforma sí tendrá que definir claramente: una mayor regulación, mejor administración de riesgos y más competencia, que son tres de los principales retos que enfrenta el sistema financiero mexicano y donde se demandan nuevas soluciones, señaló el Dr. José Luis de la Cruz, director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México.

Hasta aquí, el tema de regulación está totalmente incluido en la Reforma Financiera, pero un mejor escenario en este sentido sería aquél donde se contemplen puntos como leyes anti-lavado de dinero, regulaciones de derivados, toma de riesgo de las instituciones financieras, ejecución de garantías, entre otras que llevará a los bancos a tener mayor competencia y así diversificar, mezclar y expandir el otorgamiento de crédito que eventualmente permitirá la apertura de créditos a las Pymes.

Educación financiera, el gran pendiente

Pero hay un aspecto que no se ha tomado en cuenta, la educación financiera. Guillermo Roa, socio Director Nacional de Auditoría de Deloitte dijo que al no integrarse a la Reforma Financiera, ésta difícilmente podría funcionar y que incluso debería considerarse su inclusión como materia en el sistema educativo de México.

Dijo que hasta ahora ninguna generación de estudiantes a ningún nivel, contempla una materia de cultura y educación financiera, temas de chequeras, comisiones, tarjetas de crédito. Si la gente no conoce el producto crediticio que va a comprar, difícilmente puede entender cómo manejarlo, en el caso de un crédito, por ejemplo.

Agregó que si bien esta educación también debe darse por parte de la banca, es el Gobierno quien tiene la obligación de ocuparse de ello para así tener mejores usuarios del sistema financiero.

Hay un refrán que dicta “el camino al infierno está lleno de buenas intenciones”, mismo que se podría aplicar a las muchas reformas y leyes que los distintos gobiernos realizan durante su sexenio, parecería que pudiera no aplicarse a ésta reforma.

Para saber más:

Reforma financiera meterá en cintura a la banca: Ejes de la Reforma Financiera

ABM advierte del riesgo de una demanda del crédito artificial

EPN destaca reforma financiera con enfoque social en WEF

Relacionadas

Comentarios