HistoriasNegocios

Consejos financieros para padres en el Día del Niño

Un analista financiero y padre de familia señala las claves, para que los hijos aprendan buenos hábitos administrativos. Conócelas.

26-04-2013, 5:41:00 PM
Consejos financieros para padres en el Día del Niño
Altonivel

con motivo del Día del Niño y conscientes de que la relación del dinero empieza desde los primeros años de vida, AltoNivel.com.mx platicó con Bob
Stammers
, analista financiero certificado por el CFA Institute y director de Educación a Inversionistas de esa
institución, 
para conocer cuáles son las
herramientas que los padres de familia tienen a su disposición, para fomentar
una
educación financiera sana entre
sus hijos.

Como analista, Stammers señala que la prioridad para los
padres es la de contar con seguros de
vida
, incapacidad y desempleo,  de tal forma que sus familias puedan
sortear una situación difícil con mayor facilidad en caso de accidente, deceso
o pérdida del trabajo de alguno de los padres. Además, recomienda a los jefes de familia participar
en planes de ahorro específicos
destinados a cubrir la educación
universitaria
de sus hijos.

Pero, ¿qué hacer para que los niños aprendan finanzas?

Tener
conocimientos de administración es
una habilidad “extremadamente valiosa que los niños no suelen aprender en la escuela”. Este analista, también padre de familia, comparte que sus
hijas aprendieron, desde muy temprano, a recibir dinero a cambio de realizar
alguna actividad.

“De esta forma los niños tienen una oportunidad de ganar dinero, en lugar de sólo
recibirlo, lo que los vuelve conscientes y los empuja a ahorrar cuando quieren
comprarse algo. Mis hijas se daban cuenta de que cuando querían comprar algo
grande y costoso, tenían que ahorrar y, por tanto, dejar de consumir para poder
hacerlo”, explica Stammers.

Esta es una buena forma de empezar a generar un conciencia sobre el dinero y la relación que tiene con la necesidad personal, pero, ¿a qué edad hacerlo?

El analista del CFA piensa que cuando los niños pasan
de la etapa primaria a la secundaria, es un buen momento para comenzar a darles
una “mesada”. Así, éstos aprenderán a prever sus gastos y a
manejar un presupuesto mensual. Ahora que sus hijas son jóvenes adultas, se sienten lo suficientemente responsables como para “administrar
sus asuntos financieros”, porque recibieron herramientas básicas para hacerlo desde que eran
niñas.

Fomentar el ahorro es clave

Una vez que tienen noción del dinero y los objetivos que pueden cumplir al ahorras, el siguiente paso es abrir
una cuenta bancaria a nombre de los
hijos. Esta puede ser una excelente forma de enseñarlos a ahorrar.

La recomendación del experto del CFA para los padres de
familia, es impulsar a sus hijos a depositar un 10% de su mesada o una parte de sus
regalos de cumpleaños, graduaciones
y otros eventos en esa cuenta, con el objetivo de que se acostumbren a ahorrar
una parte de sus ingresos y no se “queden
sin fondos antes de que llegue la próxima mesada”.

Y en este proceso premiar es una gran herramienta. Stammers recuerda que a sus hijas, al igual que a otros niños, les gustaba
ser recompensadas por hacer bien las cosas, por lo que premiar a los hijos por sus buenos hábitos financieros, refuerza su disciplina financiera.

“No es fácil” enseñar a los niños los beneficios
de ahorrar en el presente para satisfacer futuras necesidades, afirma, pero los infantes aprenden “haciendo”, por lo que introducir conceptos como el de “ahorro” o “cuenta bancaria” pueden ayudarlos desde temprana edad y contribuir a fortalecer su capacidad administrativa cuando sean
adultos.

“Los niños que aprenden a ahorrar para el futuro estarán mucho mejor
que aquellos que, por no saber administrarse, luchan para  llegar a fin de mes”, asegura.

Y si bien es cierto que explicarle a un niño cómo
funciona el mercado financiero puede no ser fácil, defiende que “regalar acciones de la Bolsa” a
los niños es una gran experiencia, porque ayudará, como hemos afirmado,
a introducir conceptos financieros básicos en su educación.

Transmitir un buen ejemplo

Es la regla de los mejores padres: educar con el ejemplo, y en el terreno de las finanzas no es la excepción. Cuando
Stammers se plantea dar un consejo a los padres de familia sobre cómo fomentar
la educación financiera en los niños, el analista advierte:

“Primero que nada
los niños tienden a  imitar a sus padres, lo que es importante
para los segundos, se vuelve relevante para los primeros. Así que si los niños
ven que sus papás son frívolos con el dinero y viven por encima de sus
posibilidades, ellos se comportarán de la misma manera”.

En este
aspecto, Stammers opina que los propios padres tienen que aprender ciertas
cosas, por ejemplo, deben tener un testamento y asegurarse de que sus
descendientes puedan aprovechar una herencia, para lo que es necesario
informarse sobre temas como el pago de impuestos por concepto de herencia con
un asesor financiero.

Así que si eres padre y quieres fomentar la educación financiera y la cultura del ahorro en tus hijos, será fundamental que tú trabajes también en tu sistema de finanzas personales para educar con el ejemplo. Y como nunca es tarde para comenzar, te sugerimos el libro “Finanzas para niños”, de Leonor Villalobos, o bien, te dejamos algunos consejos de Inversionista:

1.- Con los hijos pequeños podemos comprar una alcancía y hacer que desde bebés metan en ella todo el cambio que nos sobra cada día. Los niños lo verán como un juego, pero en realidad estarán ahorrando y mientras vayan creciendo ya tendrán ese hábito formado en su cabeza.

Cuando se llena la alcancía, podemos depositar sus ahorros en una cuenta separada, para que tengan un patrimonio cuando se gradúen.

2.- A medida que nuestros hijos crecen, podemos pedirles que o sacompañen al banco a guardar esos ahorros, que son de ellos. Podemos abrirles una cuenta de inversión, enseñarles y explicarles los instrumentos en los que su dinero está invertido, ver los estados de cuenta con ellos y mostrarles cómo crece con el tiempo.

3- Hacerlos partícipes de las finanzas del hogar: que vean los estados de cuenta de la chequera, de la tarjeta de crédito o de la hipoteca. Deben entender que esas deudas deben pagarse puntualmente.

Hay que involucrarlos también a la hora de hacer el presupuesto mensual y que participen en las decisiones financieras del hogar. Que sepan cuánto es lo que se ingresa a casa y cuánto de eso se gasta en sus diversiones o vacaciones.

¿Tienes hijos? ¿De qué forma conduces su educación financiera?

Para saber más:

Ahorrar o invertir, ¿sabes qué hacer con tu dinero?

Ahorro, escaso y poco llamativo para mexicanos

Educación económica

Relacionadas

Comentarios