HistoriasNegocios

Slim, ¿quiere vender Grupo Sanborns?

El grupo volverá a cotizar en Bolsa y aunque se dice que usará el capital para remodelación y expansión, el magnate podría tener otra razón detrás de esta estrategia.

22-01-2013, 2:11:31 PM
Slim, ¿quiere vender Grupo Sanborns?
Elie Smilovitz / Twitter: @smilovitz

Tras seis años lejos de los mercados, Grupo Sanborns volverá a cotizar en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y en alguna otra Bolsa del mundo.  La cadena cuenta con más de 400
establecimientos en todo México, que incluyen tanto los restaurantes-tienda Sanborns, como las departamentales
Sears, Saks y a una miríada de negocios más pequeños.  

Según Bloomberg, Carlos
Slim
planea recaudar unos mil millones de dólares (mdd) en su Oferta
Pública Inicial (OPI), además de deshacerse
de un 15% de las acciones, lo que revertirá en beneficios directos para el
magnate de 150 mdd, en caso de que sus previsiones se concreten. Diferentes medios de comunicación aseguran que Slim invertirá el capital de la OPI en la
remodelación y expansión de tiendas, así como en la consolidación del negocio
del Grupo Sanborns.

La marca Sanborns es responsable del 30% de los beneficios
del grupo, mientras que Sears supone un 50%, el restante 20% se divide entre
Saks y otros negocios.

Pero más allá de la estrategia de cada marca o unidad de negocio
del grupo, la posibilidad de captar deuda y vender parte de las acciones en la
BMV parece una opción razonable para Slim si tomamos en consideración las
siguientes razones.

¿Por qué salir ahora?

Los motivos detrás de la salida a Bolsa del Grupo Sanborns son,
según analistas de Metanálisis, aprovechar el boom para vender a buen precio. La página de la BMV afirma que el rendimiento del Índice IPC en el último año es superior al 20% y roza el 45% en los últimos tres años, sólo este desempeño augura beneficios mucho más elevados que otros mercados.

Además, expertos de TBM Consulting apuntan a las
buenas perspectivas económicas para México
en los próximos cinco años, que lo colocan como un destino de inversión preferente respecto a otros mercados, tanto
desarrollados como emergentes, cuyas
cifras macroeconómicas no son tan estables.

Por ejemplo, el crecimiento del
Producto Interior Bruto (PIB) para 2013, en función de la fuente consultada,
oscila entre un 2.5 y 4%, que, en cualquier caso, superará al desempeño de la economía
en Estados Unidos y en  la mayoría de la Unión Europea, pero también a Brasil,
el principal destino de inversión extranjera directa (IED) en Latinoamérica.  Si a ello sumamos una desaceleración en China y la lucha contra la deflación
que vive Japón,  el país más endeudado respecto a su PIB,
México se erige como un excelente destino para invertir en 2013, y comprar
acciones de empresas mexicanas
consolidadas, como Grupo Sanborns, resulta atractivo para los inversionistas.

Por otro lado,  el crecimiento
del mercado interno es otro de los pilares de la confianza de los inversores,
según el despacho de abogados Jones Day. A ello hay que añadir que marcas como
Sanborns son muy conocidas entre la creciente clase media del país, lo que
amplifica sus posibilidades de éxito.

Por su parte, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP)
destaca el fácil acceso al crédito en mercados internacionales y a la
colocación de deuda pública a tasas
de interés mínimas históricas como dos motores de la estabilidad financiera en
México. “La deuda pública tiene un promedio de ocho años para su vencimiento,
en Estados Unidos es de cinco años y medio”, destacaron funcionarios durante la
publicación del  Plan anual de financiamiento 2013, para demostrar la fortaleza de
la confianza de los mercados internacionales en la economía mexicana.

Este dato
no es ajeno a la estrategia de ninguna empresa que cotice en la BMV, pues las
cifras macroeconómicas fortalecen al mercado, a las acciones y, en definitiva,
generan inversión que, muchas veces, se canaliza a través de las Bolsas.

‘Comprar barato y
vender caro’

Por estos motivos, las ventajas coyunturales de salir a Bolsa
del Grupo Sanborns resultan relativamente evidentes. Sin embargo, no hay que
olvidar que Slim compró la cadena de tiendas-restaurante en 1985, cuando la
empresa contaba con 32 establecimientos. En ese momento, la coyuntura económica
no era favorable, sino todo lo contrario. 

Tras los rescates de 1976
por parte de la comunidad internacional, sobrevino la nacionalización de la banca en 1982, a ello habría que añadir las
numerosas devaluaciones y tasas de
inflación muy elevadas, así como una deuda
pública
demasiado abultada que obligó a Miguel de la Madrid, presidente de
México entre 1982 y 1988, a reducir el gasto
público
en más del 30%. Fue en esos años cuando Slim compró Sanborns. Si ahora
decide vender una parte del negocio, las ganancias seguramente superarán con
creces a la inversión original.

¿Cuáles son los tres
mejores negocios que ha hecho Carlos Slim, desde tu punto de vista?

Para saber más:

Carlos Slim y sus negocios deportivos

Slim comprará unidad de medios CIE por 131.3 mdd

Azcárraga sigue pasos de Slim: apuesta por deportes

Relacionadas

Comentarios