HistoriasNegocios

5 prioridades de México frente al G20 para Rusia 2013

Termina la presidencia mexicana frente al grupo y cede la estafeta a Moscú, dejando desafíos similares a los planteados en la cumbre de Los Cabos.

04-11-2012, 7:31:10 PM
5 prioridades de México frente al G20 para Rusia 2013
Elie Smilovitz / Twitter: @smilovitz

Antes de pasar la estafeta a Rusia, país que presidirá el G20
durante 2013, México albergó esta semana la última reunión de ministros de
Hacienda y gobernadores de Bancos Centrales, así como la Cumbre de Comercio, eventos que marcan el fin de su presidencia al frente
del grupo económico más poderoso del mundo.

A mediados de año, Los
Cabos
 se unió la lista de ciudades sede de la cumbre del G20, entre las que se encuentran Londres, WashingtonPittsburgh
, Toronto, Seúl y Cannes. En México, los principales líderes
mundiales
 debatieron con el objetivo de redefinir la estrategia para reflotar una economía azotada por las crisis. A continuación señalamos las claves de la agenda de la presidencia mexicana del G20. 

Trabajo

Con un
déficit de 50 millones de empleos respecto a los niveles previos a la crisis financiera de 2008, según señaló la Organización Internacional
del Trabajo
(OIT), el empleo resultó ser un tema fundamental durante la cumbre de Los Cabos. “La creación de empleos
de calidad” y de “oportunidades
laborales
para los más jóvenes
fueron los dos objetivos marcados por los ministros de Trabajo del G20 tras reunirse en México. Rumbo a 2013, se prevé que el empleo y el desempleo continúen siendo temas centrales de la agenda de la presidencia rusa.

En Europa, el
desempleo alcanzó un máximo histórico de 11.6% en septiembre, según Eurostat,
que asegura que más de 18 millones de europeos se encuentran sin trabajo. En Grecia y España la tasa de desempleados supera el 25%, mientras que en Italia y Francia la cifra es del 10.8%. Alemania se ubica en 5.2%, mientras que Gran Bretaña alcanza el 7.9%. Pero al problema del desempleo
deben sumarse los planes de austeridad que pretenden mejorar las maltrechas finanzas estatales de varios países y que conllevan la eliminación de puestos de trabajo, el retraso de la edad de jubilación y el recorte las prestaciones
por desempleo, lo que agrava aún más su crisis laboral.

En Estados Unidos, septiembre registró el menor nivel de desempleo desde 2009, pero la cifra aún
roza el 8%. En México, el país con la menor tasa de desempleo de toda la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico
(OCDE), después de Japón y Austria, alcanza el 5%, pero sube hasta 9.4% cuando se revisa el
rubro de los jóvenes menores a 24
años, lo que refleja la necesidad que tienen las diferentes economías del G20 de atajar el problema del mercado laboral. 

Pilares de la agenda internacional

Así, junto al empleo, la agenda marcada por México para la
cumbre de Los Cabos giró en torno a cinco prioridades, que previsiblemente centrarán de nuevo el debate entre los principales líderes mundiales durante 2013, entre ellas: el reto de lograr estabilidad económica y de aplicar reformas estructurales para impulsar el
crecimiento. En este sentido, México propuso privilegiar
al “comercio exterior”, que calificó
como un “motor de crecimiento global”, en palabras del Gobierno. 

Fortalecer al sistema
financiero
y ampliar la bancarización
fue la segunda prioridad en la agenda. Para México, este punto supone un desafío
a nivel local, en un mercado con gran potencial de crecimiento en donde sólo el
40% de la población cuenta con servicios
financieros.
 

La tercera prioridad se refiere a la arquitectura financiera. Los líderes intentan delinear mecanismos para prevenir
quiebras como la de Grecia y para garantizar que los principales actores del
sector, encabezados por Fondo Monetario Internacional (FMI) puedan responder con rapidez y ayudar a las economías en problemas. El
resultado de las negociaciones en torno a esta prioridad llevaron a un
incremento de las aportaciones de los países al FMI, algo que también ocurrió a
nivel regional con otros actores financieros, como el Mecanismo Europeo de
Estabilidad (MEDE).  

No obstante, a cambio de más aportaciones al FMI, países como México y Brasil exigen tener mayor representatividad e influencia en sus decisiones. En este sentido, economistas como Joseph Stiglitz critican el papel del FMI, que más allá de aportar financiación, exige a los países a quienes rescata que apliquen una serie de medidas, como los planes de austeridad que implican destruir empleo, lo que transforma a la arquitectura financiera en un tema polémico que seguirá en la agenda del G20.   

La cuarta prioridad fue la de “reforzar la seguridad alimentaria” y “mitigar la
volatilidad de los precios de las materias primas”, dos desafíos difíciles de
atajar debido a la impredecibilidad de factores como el clima. 2012 fue un año difícil para la seguridad alimentaria debido a que la sequía afectó la producción de alimento en Estados Unidos y
Rusia, dos de los principales productores. Pero también a otros países, como México. Por su parte, la FAO
alertó, durante su Informe sobre el Hambre de 2012, que 868 millones de
personas enfrentan escasez de alimentos, lo que
demuestra la urgencia con la que debe atajarse la creciente volatilidad de los precios.

La quinta prioridad fue la de impulsar el desarrollo sustentable y el crecimiento verde. Uno de los
mayores logros de la presidencia mexicana del G20 fue la creación del Fondo Verde, producto de las reunionen sostenidas en Cancún, sede de la COP 16. Sin embargo, energías renovables, y una nueva agenda que sustituya al protocolo de Kioto que expira este 2012 deben ser trazadas en futuras cumbres del G20.  

Rumbo a Rusia 2013

Como uno de los principales productores de alimentos y
combustibles del mundo, es previsible que la seguridad alimentaria y la lucha
contra el cambio climático volverán a ser parte de la agenda del G20 durante la
presidencia de Rusia.

Además, el país euroasiático, cuya población
envejece y decrece, deberá impulsar de nuevo el tema laboral durante su presidencia, con el objetivo de mejorar las políticas de creación de empleo para jóvenes.  

En este sentido, cabe esperar una continuidad en las
prioridades tratadas durante la cumbre Los Cabos en la siguiente reunión de
líderes del G20, lo que refleja, por un lado, la similitud creciente que existe entre los intereses económicos de países emergentes, como México y las naciones desarrolladas y, por otro, la creciente influencia que tienen los primeros en el panorama económico mundial. 

¿Cómo calificarías la
presidencia mexicana del G20? ¿Consideras que la agenda de prioridades debió incluir temas distintos?

Para saber más:

China y Rusia, alarmados por la economía en cumbre APEC

Comida o energía, 
¿qué es más urgente?

México a la cabeza del G20, ¿qué ventajas tiene?

 

 

 

Relacionadas

Comentarios