HistoriasNegocios

China, un mercado jugoso para México

Las empresas mexicanas pueden perder una oportunidad de oro si no exportan al otro lado del Pacífico. Pero ya existe una incubadora para acelerarlo.

17-08-2012, 6:27:59 PM
China, un mercado jugoso para México
Elie Smilovitz / @smilovitz

Muchos hilos comerciales se están tejiendo en Asia, y México corre
el riesgo de perder una oportunidad de oro si no comienza a exportar al otro
lado del Pacífico. La balanza comercial México-China es claramente favorable
para Pekín, las exportaciones mexicanas han crecido hasta superar los 5 mil
millones de dólares (mdd) en 2011, pero sus importaciones desde ese país son
casi 10 veces superiores.

Después de Estados Unidos, desde donde México importa más de
la mitad de todos los bienes y servicios que compra fuera, viene China, origen
de más del 15% de las importaciones.

Otros países asiáticos, como Corea del
Sur
, representan el 4% de las importaciones nacionales, aproximadamente. Taiwán
y Malasia se cercan al 2% cada uno. Sin embargo, la mayoría de las  exportaciones mexicanas siguen dirigiéndose a
 Estados Unidos, lo que pone en evidencia
la carencia de productos mexicanos en los mercados asiáticos. Esta tendencia
puede crecer si se abre una zona de libre comercio con Asia y las consecuencias
para la industria nacional, aunque impredecibles, son potencialmente
desastrosas, a menos que Gobierno y empresas tracen una estrategia integral de
comercio con Asia.

Diferentes estudios indican que .China será la primera
economía mundial en las próximas décadas. El ritmo y la constancia del crecimiento
del gigante asiático es incuestionable y el ascenso de una clase media china
trae consigo un mar de posibilidades comerciales para las empresas que miran al
lejano oriente.  

Estados Unidos ya está apuntando en esa dirección, según el
Dr. Carlos Uscanga, especialista en comercio exterior, más de 83 mil empresas
estadounidenses afincadas en estados como California, Texas, Arizona o Nuevo
México ya exportan a Asia. Pero en México la realidad es otra, pues el
potencial de vender en Asia no ha sido explotado.  

México en Asia

México tiene 13 Tratados de Libre Comercio (TLC) con más de 43 países. Pero en Asia ha
habido obstáculos, a pesar de pertenecer a la Asociación de Cooperación Asia
Pacífico (APEC) desde 1993, hoy se sostienen negociaciones  con Corea del Sur y  Singapur, pero sólo se ha firmado un Acuerdo
de Asociación Económica
con Japón, que no llega al nivel de un TLC. Y, entre los objetivos de la APEC se encuentra abrir una zona
totalmente libre para 2020. Esto puede ser una oportunidad o una bomba de
tiempo que destruya la competitividad mexicana en el exterior y, por ende, su
industria nacional.

La APEC está compuesta por más de 2 mil 700 millones de
personas, es decir, el 40.5% de la población mundial, tiene un 54% del PIB
mundial y aglutina un 44% del comercio internacional, lo que demuestra el tremendo
potencial comercial de sus miembros.

Para Uscanga,  México
se ha centrado demasiado en el TLC con Estados Unidos y Canadá y ha descuidado
a Asia, lo que explica, en parte, la ausencia mexicana del otro lado del océano

Estados Unidos, a la cabeza

Estados Unidos tiene muy claro lo que quiere de Asia, región
a la que exporta dos terceras partes de su producción agrícola y desde donde
importa muchos bienes y servicios –no hay que olvidar que en los últimos años,
el asenso de China le ha llevado a disputarle a .México uno de los tres primeros
puestos como socio comercial de Washington-. Por eso impulsó el Acuerdo de
Libre Comercio en Asia Pacífico (FTAAP por sus siglas en inglés) que pretende
materializar en 2020 y lanzó el acuerdo .Transpacífico (TPP por sus siglas en
inglés), con el mismo objetivo.

Aunque México ya forma parte del TPP, al igual que
Australia, .Japón y Canadá. Algunos especialistas ven ese acuerdo como una
estrategia de Washington para incrementar su propia influencia en Asia, a costa
de Pekín, que aún no forma parte de él.

Si la zona libre llegara a abrirse en 2020, desde la APEC o desde
el TPP, México debe tener cuidado de no lastimar su industria nacional. Por
eso, la participación de empresarios mexicanos es imprescindible en las
negociaciones en esos foros.

Entre las ventajas de tener un TLC con Asia Pacífico están la
importación de productos más baratos, que sirvan para desarrollar nuevas
industrias nacionales o reforzar las existentes. También la apertura de nuevos
mercados a las exportaciones mexicanas.  Entre las desventajas, la erosión de la
industria manufacturera, la pérdida de competitividad de México respecto a
otros países y el riesgo que supone perder una cuota de mercado en Estados
Unidos, nuestro principal socio comercial.  

La competencia para la economía mexicana  será mucho mayor si China se suma al TPP o si
la zona libre se abre camino desde la APEC antes de hacerlo desde el TPP sin
China.

Hoy por hoy, más de 200 negociadores de los países miembros
del TPP que participan en una veintena de equipos de trabajo para resolver
temas clave, como la flexibilización de trámites y las facilidades en el
comercio, con el objetivo último de abrir el TLC.

En cualquier caso, México debe apretar el paso y ser más
competitivo para no verse superado por los futuros socios asiáticos, e iniciativas
como la incubadora de negocios con China apuntan en esa dirección.

Incubadora con China:
Una iniciativa 100% mexicana

Las empresas mexicanas Puente Asia y Grupo Fiso, en conjunto
con el Instituto Tecnológico de Monterrey (Tec)y la Secretaría de Economía (SE)
impulsan una incubadora de negocios para fomentar el comercio con China.

A partir de septiembre, 12 empresas pequeñas y medianas
(Pymes) desarrollarán planes para penetrar en el mercado chino de la mano de expertos
como Carlos Jácome, CEO de Grupo Fiso, Luis Lojero, CEO de Puente Asia y Rafael
Castillo, director de la Incubadora
de Negocios del Tec.

Prestar una herramienta para que las empresas que comercian
con China se sumen a la economía formal -no hay que olvidar que muchos
empresarios del barrio de Tepito ya importan desde China, pero en ocasiones lo
hacen sin declarar impuestos-,  aprovechar
el bajos costo de los fletes desde nuestro país rumbo a Asia, explotar la
flamante oficina de Puente Asia en Shangai, o participar en misiones
comerciales ad hoc son algunas de las herramientas que la incubadora pone a
disposición de las Pymes mexicanas.  

Ideas claras

“No se va a China a comenzar un negocio desde cero, sino a
concretar”, declara Lojero, de Puente Asia, quien afirma que la SE aporta el
70% del costo del programa de incubación.

“Vivimos una relación tan cercada con el sur de Estados
Unidos, que pensamos que así funciona todo el comercio exterior y ese es un
error”, indica Lojero. En este sentido, el responsable de Puente Asia
recomienda a los empresarios mexicanos adaptar sus productos a otros mercados y
asegura que el aspecto cultural suele ser un obstáculo más difícil de salvar
que el regulatorio, en el caso de china. Aunque para Jácome los dos principales
desafíos de la relación comercial bilateral se encuentran en la “seguridad y
los obstáculos fitosanitarios”.

 “El programa PITEX
(Programa de Importaciones temporales para producir artículos de exportación)
nos vuelve muy competitivos”, afirma Jácome. “Algunos sectores, como la
tecnología LED, está muy desarrollada en China, pero aquí en México también
tenemos desarrolladores de esa y otras tecnologías, como las aplicaciones de
software y la robótica. Hay muchas oportunidades para hacer sinergias”, declara
Castillo, director de la incubadora de negocios del Tec.

Empresarias de éxito

Tras la quiebra de Mexicana de Aviación, dos de las
ejecutivas que perdieron su empleo decidieron comenzar a importar filtros de
agua chinos, a los que les agregaron un dispositivo hecho en México que
incrementaba aún más la pureza del agua filtrada. Las empresarias mexicanas
lograron comercializar sus filtros chino-mexicanos con éxito.

Los productos del mar prometen ser un sector con gran
potencial de crecimiento. En China, las aguamalas son un alimento muy popular,
mientras que en México no se consumen ni se comercia con ellas, a pesar de su
abundancia en las costas.

¿Qué tipo de relación
comercial tiene tu empresa con China? ¿Forma el mercado asiático parte de la
estrategia de ventas o compras de tu compañía?

Para saber más:

.Cómo cerrar negocios fuera de México

.Doing Business en México

.China, la alfombra roja de Latinoamérica

.México anota déficit comercial en junio

 

 

Relacionadas

Comentarios