HistoriasNegocios

Cómo sobreviven las empresas sin sus líderes emblemáticos

Muchos analistas se preguntan si Apple seguirá siendo la compañía líder de su mercado tras la salida del icónico Steve Jobs, pues muchas firmas no logran superar las partidas de sus fundadores.

30-08-2011, 12:44:54 PM
Cómo sobreviven las empresas sin sus líderes emblemáticos
Altonivel

¿Cómo puede recuperarse una empresa de la pérdida de un líder emblemático, como Apple de .Steve Jobs?

Sony está muy lejos de ser el imperio en electrónica de consumo que era cuando estaba bajo las riendas de su cofundado,r .Akio Morita. El valor de las acciones de Microsoft no ha tenido aumentos significativos desde que Bill Gates se retiró como director general.  General Electric parece aún no asentarse tras la salida de .Jack Welch.

Muchos analistas temen que este mismo destino podría ser vivido por Apple, tras la renuncia de Jobs por motivos de salud, el pasado miércoles.

Los inversionistas están analizando si mucho del éxito que en los últimos años tuvo la empresa, y que la llevó a superar por momentos el valor de Exxon Mobile, no se  haya debido, en gran parte, al liderazgo casi legendario de Jobs.

No obstante, la Escuela Wharton de negocios dice que todas las empresas grandes sobreviven el paso de los fundadores, pero deben tener un buen plan de negocios para sobrevivir cuando las leyendas fundadoras del negocio, como lo era el creador de Mac, dejan la firma.

Lo que se debe y no se debe hacer

Un riesgo importante a la hora de mantener la empresa a flote, es tratar de replicar al líder icónico que se fue. A veces, un cambio completo de personalidad y habilidades es lo que hace falta para redefinir la marca.

La clave parece estar en crear una cultura corporativa, más que en tener una personalidad legendaria. Las empresas que sobreviven sin problemas la salida de un buen líder son aquellas que integran los valores de los fundadores en la estructura de la organización.

A menudo, las personas que suceden estos fundadores carismáticos no son necesariamente carismáticas en sí mismas y tienden a centrarse en la próxima etapa de desarrollo de la organización, en lugar de reinventarla.

Jeff Immelt, sucesor de Jack Welch en General Electric, podría caer en esta categoría. Aunque carece de la fiera personalidad de su antecesor, y el precio de las acciones de la empresa no son lo que eran hace algunos años, es considerado como un líder capaz.

Este es un enfoque que el nuevo director de Apple, Tim Cook, podría seguir, ya que parece ser un líder discreto, sin gusto por el dramatismo, y se espera que no se convierta en una imitación de Jobs.

El otro gran riesgo que enfrentan las empresas que pierden a su líder emblemático es querer reinventarse sin control y un esquema. Algo que le pasó a Sony tras la salida de Morita.

Tal pareciera que la empresa se convirtió en una compañía diferente desde su salida y olvidó concentrarse más en innovar. Esta estrategia pudo estar relacionada con el conservadurismo de la cultura japonesa, para la cual realizar fuertes cambios en el core business sería faltar el respeto a la figura de Morita.

Algo similar le pasó a Microsoft tras la partida de Gates. Steve Ballmer tomó las riendas de la firma en 2000, peor no ha logrado posicionarse de manera definitiva en las nuevas generaciones de consumidores. Cuando una marca es dominante en un mercado, es muy difícil para las organizaciones cuestionar y reorientar de manera significativa el modelo de negocios.

Con o sin líderes emblemáticos, las empresas pasan por etapas de crecimiento, y lo mejor que pueden hacer es asegurar algún tipo de continuidad en el enfoque de negocios y en los valores de la compañía.

Lo que debe hacer un nuevo CEO

El especialista en management Marshall Goldsmith señala que los nuevos directores que toman el control de una compañía que tuvo un líder legendario, como Tim Cook tras la salida de Steve Jobs, deben tener las siguientes precauciones.

  • Mantener una relación positiva con su predecesor: no importa lo que pase, tratar de mostrar sólo los defectos del anterior CEO. Esto únicamente daña la imagen del que toma las riendas.
  • Mantener una relación positiva con el Consejo Directivo y con la cúpula de poder de la empresa.
  • Tener un plan de contingencia que cubra cualquier imprevisto.
  • Mirarse en el espejo: es importante que el directivo que entra descubra qué puede hacer con la ayuda del líder saliente y qué puede hacer sin él, y así empezar a trabajar para todas las contingencias.
  • Identidad propia: la compañía debe trabajar muy duro para generar una imagen, visión y misión que puedan sostenerse más allá del nombre del líder icónico. Esto puede hacerse sin dañar el nombre del CEO saliente, incluso de tal forma que honre su tradición y memoria.

Líderes emblemáticos

Jack Welch – General Electric

Photobucket

 

Akio Morita – Cofundador de Sony

Photobucket


Samuel Walton – Fundador de Walmart Superstores

Photobucket


Bill Gates- Microsoft Corporation

Photobucket


Steve Jobs- Cofundador de Apple

Photobucket


Carlos Slim – Grupo Carso

Photobucket


Mark Zuckerberg – Facebook

Photobucket

Relacionadas

Comentarios