Recursos Humanos

La pulsera de Amazon que rastrea a sus empleados, ¿mejora el trabajo?

La pulsera de Amazon, una patente registrada en los últimos días, perfila a un mayor control sobre los movimientos del empleado para aumentar la productividad y reducir los tiempos de demora en entregas. ¿Es una robotización de los empleados?

12-02-2018, 4:50:14 PM
amazon

El descubrimiento de un par de patentes registradas por Amazon, el minorista más grande del planeta, desató toda una serie de especulaciones y un amplio debate sobre la privacidad y la robotización de los empleados.

Todo comenzó cuando el sitio web especializado Geekwire reveló las intenciones de la empresa de Jeff Bezos, de optimizar su proceso de entrega de productos, mediante brazaletes que portarían los empleados de sus almacenes y que, mediante un sistema de vibraciones, agilizarían sus movimientos para mejorar el proceso de entrega de sus productos.

La noticia escaló a tal grado que el gobierno de Italia anunció oficialmente que la pulsera de Amazon no podrá ser utilizada en su territorio, por considerar que viola la ley.

Todo este debate obligó a la multinacional a emitir un comunicado para asegurar que las denuncias sobre una posible invasión a la privacidad de los trabajadores están equivocadas, pues se trata de una simple idea, cuya implementación no está decidida.

Amazon aseguró que “todos los días, en empresas de todo el mundo, los empleados usan escáneres de mano para verificar el inventario y cumplir con los pedidos. Esta idea, si se implementa en el futuro, mejoraría el proceso para nuestros asociados de cumplimiento. Al mover el equipo a las muñecas de los asociados, podíamos liberar sus manos de los escáneres y sus ojos de las pantallas de las computadoras “.

La pulsera de Amazon ¿Invasión a la privacidad?

En entrevista con Alto Nivel, Gonzalo Rojon, Director & Senior Partner de The Competitive Intelligence Unit, pone en duda este argumento.

Si bien reconoce que el brazalete podría recabar una gran cantidad de información sobre el comportamiento de sus empleados, esto ya sucede en la práctica.

“Yo creo que es relativo ¿a qué le llamamos monitorear? eso ya se hace actualmente, las empresas monitorean todo el tiempo dónde están sus empleados, a qué hora entran, a qué hora salen, hay cámaras de video, pueden saber para qué estás utilizando tu computadora. Yo creo que es una práctica común y corriente en una empresa grande en estos días”.

El especialista en tecnología asegura que el temor sobre la violación de la privacidad es comprensible, aunque acota que “no se trata de un brazalete que te llevas a casa para que te sigan monitoreando. Es solo para el interior de la empresa y para ciertos protocolos. Es una herramienta más de trabajo a la que no estamos acostumbrados”.

En todo caso, agrega, esta nueva tecnología deberá ser aprobada por los diferentes países en donde se pretenda implementar; y así determinar si es violatoria de los derechos de los trabajadores.

Lee Así funciona Amazon Go, la tienda del futuro

La apuesta por mejorar la productividad

Amazon ha revolucionado la logística dentro de los almacenes. En sus grandes bodegas, donde inicia el proceso de entrega de sus productos, conviven armónicamente humanos y robots. Grandes brazos automatizados cargan cajas y contenedores y las colocan en enormes bandas con bifurcaciones, facilitando el trabajo de los miles de empleados alrededor del mundo.

El sistema de con modernas bandas y procesos autónomos en los almacenes de Amazon garantizan la entrega de sus productos en un máximo de dos días, incluso en menos de dos horas si la bodega está en la misma ciudad de la compra.

Esta, explica Gonzalo Rojon, es la gran apuesta de la pulsera de Amazon: agilizar cada vez más el proceso de entrega de sus productos en sus diferentes almacenes.

“Si tú empiezas a ver cuál ha sido la evolución de Amazon y la forma de mecanizar sus almacenes, comienzas a comprender cuál es su intención” al patentar los brazaletes.

“Han estado invirtiendo mucho en investigación y desarrollo, incluso la utilización de drones para realizar entregas. Todo esto lo que quieren hacer es reducir tiempos, cómo hacer más eficiente la línea de entrega de todos estos productos. Yo lo veo más por ese lado (la implementación de la pulsera), en el cuál ellos quieren ir mejorando su servicio”.

¿Significa esto robotizar a los empleados?

La pulsera de Amazon sí significa robotizar a los empleados, matiza Gonzalo, aunque esto no signifique que, en algún momento, pretenda prescindir de su capital humano, pues la compañía continúa contratando trabajadores por miles alrededor del mundo.

“La opinión pública se está yendo mucho al extremo de ‘están queriendo convertir en robots a los humanos’, pero me parece que se aplica en muchas otras facetas, por ejemplo, en la natación, cómo los deportistas cada vez tienen que hacer movimientos mucho más diseñados para romper la superficie del agua y avanzar más rápido; y no se trata de convertir a alguien en un robot sino de mejorar una técnica”.

Un gran debate sobre un par de patentes que no sabemos si se llegarán a materializar. Habrá que esperar la decisión de Jeff Bezos y compañía.

Comentarios