Recursos Humanos

Este instituto empodera a las mujeres en puestos directivos

La Asociación de Mujeres Consejeras (Women Corporate Directors) tiene como objetivo promover la inclusión de mujeres en puestos directivos y ejecutivos para muy necesaria lograr una equidad de género en las empresas y organizaciones.

01-02-2018, 12:46:31 PM
mujeres en puestos directivos

El sueño de Women Corporate Directors (WCD) es convencer a un sector poderoso de una obviedad: la diversidad de género hace bien a las empresas y se necesitan más mujeres en puestos directivos.

Así se podría resumir el esfuerzo que persigue la Asociación de Mujeres Consejeras, grupo que ha abierto recientemente la puerta de su división en México.

“Es un grupo que llena de empoderamiento. No hay nada que contagie más de poder que ver a 200 mujeres reunidas que son directoras o consejeras de empresas importantes interactuando y contando sus historias”, dice Karen Mauch, copresidenta de WCD Chapter México.

En tiempos en los que el poder se empieza a confundir con tuitazos y amenazas, es buen momento de voltear a ver el esfuerzo de grupos que buscan premisas tan esenciales como la igualdad y la equidad de género, con ninguna otra carta de presentación que no sea el talento, la experiencia y el mérito.

De tal forma ha crecido, desde su fundación, hace 15 años, la Asociación de Mujeres Consejeras, que agrupa a colaboradoras de alto perfil alrededor del mundo.

“Tenemos 80 divisiones alrededor del mundo más de 3 mil mujeres trabajando con la organización”, enumera Susan Keating, CEO internacional de WCD, quien acompañó el lanzamiento de la plataforma en México.

WCD, dice Keating, ha tomado la forma de un gran Networking, un espacio para que surja la interrelación entre las colaboradoras, además de un grupo de apoyo profesional que no tiene parangón, ni por tamaño ni por jerarquía, a nivel global.

“Desde aquí se abre el espacio al Networking, a compartir mejores prácticas, a que funcione como un espacio en donde las mujeres se apoyan una a la otra”, explica Keating, quien durante varios años ocupó cargos directivos en instituciones financieras.

En México, la historia de las mujeres en puestos directivos tiene pocas páginas rescatables y muchas por escribirse.

La consultora internacional Deloitte publicó el año pasado el estudio Mujeres en los Consejos de Administración, en donde se advierten números poco prometedores, como que el porcentaje de mujeres en consejos directivos es del 6%, mientras que la diferencia salarial de hombres y mujeres que realizan las mismas actividades es de alrededor del 16%.

“Veo cada vez más mujeres en puestos directivos o en ejecutivos. Está cambiando, pero obviamente nos falta mucho”, matiza Mauch respecto al crecimiento que ha tenido la equidad en el país.

“Cuando empecé, yo era la única mujer en juntas directivas, ahora es más común”.

También puedes leer: La principal razón por la que necesitas más mujeres en tu empresa

En Latinoamérica, WCD cuenta con representaciones en Panamá, Brasil, Argentina, Chile y Perú, además de México, en donde abre con 30 miembro.

“Vemos muchas oportunidades de comunicación, de información, de investigación y trabajo conjunto. México es otra oportunidad de demostrar el valor absoluto que tiene un liderazgo más diverso”, dice Keating.

Al respecto, las especialistas comparten algunas posturas con respecto al crecimiento y desarrollo de la igualdad de género en puestos directivos:

  • Las empresas tienen que ver la ganancia que pueden tener. El reporte “The Bottom Line: Corporate Performance and Women’s Representation on Boards”, de Catalyst, destaca que las organizaciones que cuentan con mujeres en puestos directivos resultan más rentables (ganaron 26% más en su retorno de inversión en comparación con las que no cuentan con mujeres en el Consejo de Administración).
  • Repensar las culturas. “Tenemos muchas culturas muy estrictas que llevan sus funciones en caminos muy tradicionalistas, dando prioridad a los hombres en todos los sentidos. Hay que entender que los principales cambios transformacionales vienen de cambiar la cultura del lugar, y eso empieza con el CEO de la empresa”, reconoce Keating.
  • Las mujeres deben empoderarse. Ascender hacia un puesto directivo requiere también de conjuntar habilidades, trabajo duro y encontrar a las personas, dentro de la compañía, hombres y mujeres, para trazar el camino y escalar. “Debes acercarte a las personas que creen en ti y crear la oportunidad; no hay que mostrar miedo de los propios éxitos”, sugiere la CEO de WCD.
  • Reconocimiento de las empresas. “Los líderes de las empresas deben entender los tres principales objetivos que tenemos con WCD en México: que hay mujeres preparadas; que contamos con los niveles más altos de gobierno corporativo y debemos empezar a ser reconocidas por estos méritos, y que buscamos la visibilidad de este grupo, con la intención de formar programas de formación de mujeres en un futuro próximo”, explica Mauch.
  • Frialdad y orgullo. Las mujeres deben mostrar no sólo más seguridad, sino dejar atrás tabúes culturales impuestos y empezar a mostrar el trabajo propio: “Usar la palabra ‘yo’ y no tener miedo de decir ‘soy la persona indicada para este puesto’”, lanza Mauch. “Las mujeres hemos sido educadas con una visión en la que el mundo propio es la familia y la amistad. Hay que ser más frías: el negocio no se trata de familias ni de amistades. Business is Business’”.

También puedes leer: 5 puntos para que las mujeres exploten su liderazgo en los negocios

También podría interesarte:

Comentarios