revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Opinión

El verdadero camino hacia el progreso del mundo y de México

En 1975 sólo el 75% de los mexicanos podían leer, hoy es el 95%. En 1960, el 15% de los niños menores a 5 años moría en México, hoy es 1.3%.  

04-04-2019, 5:15:29 AM
progreso

En 1800, todos éramos pobres, hoy somos un mundo mucho más próspero, equitativo, racional y pacífico. El mundo era muy desigual, salvo una pequeña minoría de monarcas y latifundistas, los demás no teníamos nada. La mayoría vivía sujeta a la voluntad de los reyes o los dictadores. La mortalidad infantil era de 43%. La expectativa de vida era muy baja. La excepción era la paz del mundo, todos guerreaban por múltiples razones, y todos esperaban que Dios y no ellos, resolviera las injusticias.  

Pero vino la Ilustración y, con ella, la idea que nosotros mismos podíamos mejorar nuestras vidas con el uso de la ciencia. Vino la libertad económica y la democracia y la idea del progreso.  

Lee: Inequidad y desigualdad: el signo de las mujeres en México

Hoy, el 50% del mundo vive en democracia. En 1950, el 75% del mundo vivía en extrema pobreza, hoy estamos por debajo del 10% y México en 7.6%. Hay estados como Chiapas, Oaxaca y Guerrero con índice de pobreza extrema superior al 20%, pero también tenemos estados como Nuevo León, las Baja California, Coahuila y la CDMX con menos del 2%.

No todos crecen al mismo ritmo. Así como hay países desiguales, hay estados desiguales. Los estados industrializados y más conectados al comercio internacional son los que crecen a mejor ritmo. Los estados que dependen de industrias extractivas (minería, petróleo, agricultura) crecen a menor ritmo.

Los países con mayor Índice de Libertad Económica (Heritage) son los más ricos y los más desarrollados políticamente. Hong Kong es el país con mayor libertad económica, Chile en Latinoamérica ocupa el lugar 18 de la tabla general. México ocupa el lugar 66 con un grado de libertad moderado. Venezuela es el país con menor libertad, mayor inflación, mayor desempleo y desinversión.

La desigualdad del ingreso no siempre depende del grado de desarrollo. Nuevo León y Chiapas tienen los coeficientes GINI (desigualdad del ingreso) más altos del país, pero Nuevo León es el estado con menos pobres y Chiapas es el estado con más pobres. Del 2010 al 2016, Nuevo León y Guanajuato fueron los estados que redujeron más el GINI, Chiapas en cambio, lo incrementó.

Recomendamos: El economista que encontró la fórmula para acabar con la desigualdad 

progresoarchivo

El desarrollo y la evolución natural de los sistemas crean diversidad y desigualdad natural. Esa desigualdad es inevitable y aceptable. La que nos hace daño es la desigualdad artificial, la que se crea con compadrazgos de los políticos a nivel nacional, estatal y municipal. Los monopolios –públicos y privados- protegidos por el Estado, los monopolios de la educación o de la energía que ven por sus propios intereses y no por el del país.

¿Qué puede elevarnos por encima del nivel medio que ocupamos a nivel mundial en PIB per cápita o libertad económica? ¿Qué puede jalar hacia el progreso a estados como Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Veracruz o Tabasco? La inversión productiva y el buen gobierno.

Lo que más pesa negativamente en el desarrollo de México, de acuerdo al Índice de Libertad Económica, es la falta de un gobierno íntegro y un sistema judicial eficaz. Otras variables negativas son la falta de respeto a la propiedad privada y la inseguridad.

progresoarchivo

El mundo en resumen, se ha desarrollado no por la intervención estatal, sino por la libertad económica y la democracia. Pero también el gobierno puede hacer mucho por el desarrollo de un país, esto es lo principal: Garantizar los derechos a la vida, la propiedad y la libertad; ser eficaz, eficiente, honesto y transparente; combatir el compadrazgo y los monopolios artificiales; invertir en infraestructura productiva; mantener un equilibrio financiero y focalizar el gasto social en los más pobres, con eficacia, sin clientelismo y sin fomentar inflación.  

El desarrollo del mundo y de México son positivos y el futuro puede ser mejor, si mejoramos al gobierno, y esa es tarea de todos. No con dogmas, ni mitos como los que el mundo utilizaba antes del 1800, sino con inteligencia, ciencia, libertad económica y democracia, como los que promovió la Ilustración.   

Te puede interesar: Este 1% de la población concentra la riqueza y genera desigualdad

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios