Buscador
Ver revista digital
Líderes

Sam Altman, ¿el próximo Steve Jobs?

28-11-2023, 6:15:00 AM Por:
© Sam Altman vía Twitter

Su paralelismo con el genio de Apple no se limita solamente en el talento, va más allá.

De acuerdo con datos de la firma de investigación Markets and Markets, el mercado de la Inteligencia Artificial (IA) habría crecido 1,102% en solamente seis años: de 420 millones de dólares en 2014 a 5,050 millones de dólares en 2020, gracias a la creciente adopción de tecnologías de “aprendizaje mecánico” (machine learning) y lenguaje natural en las industrias de medios de comunicación, publicidad, retail, finanzas y salud.

Además, se estima que para 2025 en las principales economías de Asia y el Pacífico la IA podría generar un aumento de 16 por ciento en la producción, algo así como 15 mil millones de dólares adicionales en términos netos.

Pero eso es solamente el principio y algunos de varios datos y cifras ligadas a lo que para algunos, ya es considerada una auténtica revolución en la economía global, algo que cambiará a la sociedad para siempre, como lo fue en su momento la imprenta o la Revolución Industrial.

Por todo esto, quizás con los años un nombre formará parte de la historia como la persona que influyó para que esto sucediera; es decir, formaría parte de los personajes históricos del mundo, su nombre: Sam Altman.

Quizás por eso también el culebrón que hace unos días protagonizó Altman con el consejo directivo de la empresa que él mismo fundó, OpenAI, será recordado como uno de los grandes escándalos corporativos de la historia y marcarán el futuro, tal como le sucedió en su momento a Steve Jobs.

Un mundo desconocido

Propiamente, Altman no es considerado el padre de la IA, ese honor le corresponde a Geoffrey Hinton. Sin embargo, igual que el legendario Steve Jobs, ha creado a partir de una tecnología productos y servicios que están cambiando al mundo.

De origen judío, a los ocho años ya era un experto en programación. Desde pequeño su interés fue totalmente orientado hacia la ciencia y la tecnología.

Sus estudios universitarios los realizó en la Universidad de Stanford, informática, pero los abandonó en 2005 para emprender su primer proyecto llamado Loopt, ese fue su primer emprendimiento a los 19 años se edad.

Hacia el año 2014, con menos de 30 años, Altman ya era el CEO de Y Combinator, desarrolladora de startups como AirBnB, Stripe, Asana o Pinterest.

En 2015 Altman y Elon Musk, junto con Reid Hoffman, cofundador de LinkedIn, más Jessica Livingstone, cofundadora de Y combinator y el empresario Peter Thiel e Ilya Sustkever, científico de computación, se unieron para crear OpenAI.

El acuerdo básico vigente hasta hoy consiste en que todas las investigaciones serían públicas y abiertas, de ahí el nombre de “OpenAI” (Inteligencia Artificial Abierta).

Musk abandonó la empresa en 2018 y generó un “hoyo” de 1,000 millones de dólares que, se supone, iban a servir para desarrollar tecnología y un producto estrella, esta falta de fondos y necesidad de un socio fue cubierta por Microsoft.

Fue así como a finales del año pasado lanzaro Dall-e y ChatGPT, el producto estrella de la compañía.

Debido al boom de la IA generativa, Altman se ha presentado en el Capitolio para abogar por su regulación ante lo que él mismo ha detectado que tiene un enorme potencial para cambiar al mundo, para bien y para mal.

Y su paralelismo con Steve Jobs no se limita a su talento y trayectoria profesional, igual que el mítico cofundador de Apple, Altman también fue corrido de su empresa y regresó triunfante.

Pero quizás su historia con OpenAI será recordada con más morbo porque podría formar parte de una telenovela sin problema alguno.

Hace poco más de una semana, Sam Altman fue removido de su cargo de CEO en OpenAI, lo que desató intensas presiones al interior de la compañía, que llevó a su reinstalación prácticamente cinco días después de que fuera removido.

Su remoción ocurrió por parte de la junta directiva de la empresa, conformada en su mayoría por científicos, que se supone cuidan la parte ética del negocio de la compañía. Por eso se especula que el origen de esta trama tuvo mucho que ver con diferencias con Altman sobre el rumbo que debería tener la compañía.

Solamente los protagonistas saben lo que realmente pasó, en los hechos Altman es hoy uno de los actores estelares de los nuevos tiempos protagonizados por la IA y, quizás, el próximo Steve Jobs.

Boom tecnológico

Como producto del potencial que ha tomado la IA y su capacidad para cambiar al mundo, el sector tecnológico registra un boom en las bolsas de valores.

A prácticamente un mes de que concluya este año, varias empresas de la industria tienen un desempeño pocas veces visto.

Para muestra dos botones: Microsoft, que como sabemos es socia en OpenAI con 40 por ciento del capital, registra una ganancia acumulada este año de 57.87 por ciento. Si hoy terminara, 2023 la emisora registraría su mayor ganancia en una década.

Por su parte, Nvidia es una acción que tiene un desempeño sencillamente impresionante, su papel dentro de la IA como fabricante de chips y sistemas para el desarrollo de esta tecnología, al parecer, es determinante y por eso es hoy una de las consentidas de Wall Street.

La emisora tiene una ganancia acumulada hasta hoy de 230.10 por ciento.

Si hoy terminara el año, Nvidia no solamente habría registrado su mayor ganancia en la historia de la acción, sino que habría marcado un hito al unirse a unas cuántas emisoras con beneficios anuales de triple dígito como Exxon en la década de los ochenta.

Muchos capítulos están por escribirse relacionados con la IA, pero vaya que su irrupción en el mundo lo está cambiando por completo y de manera acelerada.

MÁS NOTICIAS:

¿Te interesa el mundo del emprendimiento?
Conoce Emprendedor.com el medio lider en contenido de Ideas de Negocio, Startups, Finanzas, Noticias para emprendedores, Franquicias, Marketing, Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

Comentarios