Buscador
Ver revista digital
Recursos Humanos

La tecnología aumenta las oportunidades laborales de las madres mexicanas

10-05-2024, 10:48:01 AM Por:
madres-profesionistas

Las herramientas tecnológicas ofrecen beneficios a las empresas, pues las mujeres con hijos pueden cumplir mejor con sus responsabilidades laborales.

Las brechas salariales y la poca flexibilidad en las cargas horarias siguen siendo los principales obstáculos que en materia laboral enfrentan las mujeres que son madres en México. De hecho, para experimentar la maternidad, 6 de cada 10 mujeres mexicanas desearían poder cambiar su empleo, de acuerdo con datos del INEGI.

Combinar la crianza de los hijos con las actividades productivas no es un reto menor, considerando que “hay una falta de políticas flexibles dentro de las empresas” para que las mujeres puedan conciliar su vida laboral con la familiar, apunta Emilio Beteta, director de crecimiento y estrategia de la agencia de Recursos Humanos Codifin.

En entrevista con ALTO NIVEL, Betetadetalló que “las mujeres que son madres de niños pequeños, o están embarazadas, ganan en promedio un 14% menos que las mujeres que no tienen hijos”. Sin embargo, estas brechas son menos pronunciadas si las empresas y las empleadas utilizan la tecnología.

“Lo que ha hecho la tecnología es que les ha ofrecido a las madres herramientas no solo para poder manejar mejor su tiempo (y) sus responsabilidades laborales, ya que al mismo tiempo les permite ser tanto mamá, como colaboradora”, explica.

En específico, el trabajo remoto es una oportunidad para los consorcios de todos los tamaños y para las madres que laboran, pues “las mujeres que están en esta situación pueden trabajar de un 20 a un 30% más”, en comparación con el desempeño que tendrían acudiendo de manera presencial a su trabajo.

Tomando en cuenta las cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEGI), el directivo de Codifin detalla que solo “el 47% de las mujeres que tienen niños chiquitos tienen empleo”, comparado con el 53% restante que son mujeres con hijos más grandes o sin hijos.

Confirmando lo anterior, en un análisis de los datos del INEGI realizado por la organización civil México como Vamos, se precisa que las brechas de ingreso entre hombres y mujeres son más grandes a medida que aumenta la edad, disminuye el nivel educativo y se incrementa el número de hijos e hijas.

En 2022, las mujeres sin hijos tenían en México un ingreso mensual promedio de 6,619 pesos, en comparación con los hombres en la misma situación, quienes ganaban 8,365 pesos al mes.

“En contraste, entre hombres y mujeres que tienen cuatro o más hijas o hijos, la brecha de ingresos es más del doble que para personas sin hijos: 56.6%”, es decir, el ingreso promedio de las mujeres se reduce dependiendo de la cantidad de hijos que tengan, lo que no ocurre con los hombres.

Estas cifras muestran que, para el caso de las mujeres mexicanas, la presencia de hijos “provoca que la brecha por ingresos se incremente”, ya que se gana menos siendo madre trabajadora en comparación con los empleados que son padres, asevera México como Vamos.

Innovación laboral

Para enfrentar estos problemas, Emilio Beteta considera que la adopción de herramientas informáticas en las empresas permite que estas ofrezcan a las madres trabajadoras “la flexibilidad para configurar sus horarios laborales, (y) la posibilidad de trabajar desde cualquier lugar”.

Para Codifin, una agencia de Recursos Humanos que se dedica a cubrir las necesidades de las compañías que requieren profesionales tecnológicos, hoy en día ya no se necesita estar en una oficina para desarrollarse en el ámbito laboral.

Además, con el auge de la Inteligencia Artificial ahora es posible llevar a cabo procesos de reclutamiento mucho más eficientes, debido a que los algoritmos evalúan las competencias de los candidatos “sin considerar el género o la procedencia, o la situación en la que estén” quienes buscan trabajo.

Este tipo de herramientas, además de las plataformas de trabajo remoto, “facilitan mucho la inclusión de madres que necesitan la flexibilidad horaria”, mientras que del lado de las empresas se fomenta la diversidad laboral, argumenta Beteta.

El ejecutivo enfatiza que más del 85% de las firmas mexicanas están llevando a cabo una transformación digital, lo que incluye implementar políticas más abiertas para facilitar el desempeño de sus empleadas.

Al ser más flexibles, apoyados con la tecnología, los consorcios tienen acceso “a un pool de talento más grande”, sobre todo de mujeres trabajadoras que necesitan equilibrar sus actividades productivas con la maternidad.

MÁS NOTICIAS:

autor Periodista y abogada, especialista en análisis jurídico y de derechos humanos. Ha sido reportera, conductora de radio y editora.

Comentarios