revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Finanzas

¿Quién ganó al final con la recompra de bonos del NAIM?

El gobierno anunció que la recompra de bonos del nuevo aeropuerto había tenido éxito, aunque todavía la historia no termina. ¿Quién gana con la operación anunciada por la administración de AMLO.

20-12-2018, 8:48:38 AM
NAIM y bonos NAIM y bonos

Este miércoles el gobierno federal señaló que recibió un apoyo abrumador para la oferta ampliada de recompra de bonos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Eso en esencia significa que la gran mayoría de los bonistas aceptó vender sus bonos al gobierno mexicano, o bien cambiarlos por otros con que tienen condiciones distintas a las originales, a cambio de ciertos estímulos.

El aparente final de este capítulo deja la duda respecto a quién fue el que gano la partida, ya que recordemos que se trata de un asunto polémico que involucra miles de millones de dólares (mdd), algo así como mil 800 mdd.

La verdad es que, si somos estrictos, ambas partes ganaron, aunque una de ellas salió muy beneficiada en lo inmediato con dinero contante y sonante.

Depositphotos

NAIM

Ganó el gobierno federal porque:

1)    Evitó un largo litigio que podría llevarlo a perder más que tiempo prestigio en los mercados financieros internacionales. El temor a un litigio internacional era una realidad en el equipo negociador y por eso es que tuvieron que ajustarse las condiciones originales de la oferta de recompra, cuando se detectó un nulo interés por parte de los bonistas. Al evitarse e litigio el gobierno podrá dirigir sus energías a otras acciones tendientes a desarticular el entramado financiero creado para financiar la construcción del NAIM.

2)    Gana el gobierno porque pese a que su oferta inicial de recompra de bonos fue prácticamente rechazada por parte de los bonistas, tuvo capacidad de reacción inmediata y evitó que la estrategia naufragara. Aunque tuvo que pagar un mayor costo, siempre será más elevado el costo del desprestigio en los mercados internacionales.

3)    Adquiere experiencia y demuestra en los mercados e inversionistas que en el equipo hacendario existen técnicos capaces de realizar operaciones de alta arquitectura financiera.

Ganaron los bonistas porque:

1)    Sus bonos serán comprados a la par, recibirán mil dólares por cada mil que invirtieron, no experimentaran deterioro de sus inversiones por este lado, ni por ninguno otro. Si un bonista invirtió mil dólares en un instrumento financiero y le devuelven el mismo dinero, quiere decir que en esencia salió tablas, aunque al revisar otros aspectos vemos que sus beneficios son mucho mayores.

2)    Los bonistas recibirán adicionalmente 10 dólares por cada mil dólares que hayan invertido. Es un incentivo adicional difícil de ignorar, que juega a favor de los inversionistas, es como si hubieran invertido sus recursos libres de cualquier riesgo al recibir lo mismo que invirtieron, más un estímulo.

3)    Aquellos bonistas que decidieron no vender sus bonos, pero aceptaron el cambio en las condiciones, también ganan esos 10 dólares de estímulo por cada mil que hayan invertido.

4)    Gana porque se lograron dos cambios relacionados con el flujo de los fondos de la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA) del Aeropuerto Internacional Benito Juárez, se agrega un evento de incumplimiento que será detonado si ocurre uno de los siguientes escenarios: si el flujo de la TUA se ve afectado por el comienzo de operaciones de un aeropuerto alterno en un radio de 70 kilómetros del aeropuerto Benito Juárez, si las operaciones comerciales del aeropuerto de Toluca se incrementan a más de 5 millones de pasajeros al año o si el índice de cobertura de la deuda de Mexcat se encuentra por debajo de ciertos niveles mínimos.

5)    Mexcat también propuso establecer un mecanismo para segregar fondos cada trimestre para el pago del principal al vencimiento, así como para fondear recompras de bonos en el mercado abierto y mediante futuras ofertas de recompra, y afectar dichos fondos en garantía para el pago de los bonos y limitar de manera significativa la posibilidad de Mexcat de contraer nueva deuda.

Los bonistas definitivamente recibirán muchos más beneficios por sus inversiones, aún los que no vendieron sus bonos al gobierno federal. Mientras, el gobierno evitó un problema legal a nivel internacional que le hubiera generado serios problemas.

Pero, en esta historia faltan muchos capítulos por escribirse.

 

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios