Buscador
Ver revista digital
Finanzas

La Fed quiere evitar una nueva Gran Depresión con dosis infinitas de dinero

05-05-2020, 6:00:39 AM Por:
Dólar
© Depositphotos

Para salvar a la economía de EU, el banco central más poderoso del mundo adquirirá todo tipo de deuda tanto corporativa como pública, y eso incluye también bonos basura.

El Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) cumplirá su promesa y cuando menos entre 2020 y 2021 inundará de liquidez a los mercados financieros del mundo y de manera indirecta a los del resto del mundo, los efectos podrían ser positivos a todas luces en un inicio, pero existen muchos temores sobre las consecuencias futuras por la marcada “adicción” de los mercados al dinero.

De acuerdo con expectativas del banco inglés Barclays, el llamado balance de la Fed, es decir el saldo que esta institución tiene con las instituciones financieras de su país, se elevará al cierre de este año a un mínimo de 9.5 billones de dólares y para 2021 sería de cuando menos 9.8 billones.

En este contexto, este balance de la Fed creció sólo en los últimos 15 días de marzo 2.3 billones de pesos y actualmente se estima en un nivel de 6.6 billones, lo que representa un nivel de 31 por ciento del PIB estadounidense, pero es solamente el inicio.

Para casas de análisis como Barclays, Credit Suisse y Bloomberg, una de las mayores lecciones que dejó la Gran Depresión de 1929 fue la ausencia que tuvo en esos momentos tan complicados la Fed y todos los bancos centrales del mundo, que solamente atinaron a cuidar los indicadores macroeconómicos de la época pero abandonaron los circuitos financieros y crediticios, el mundo lo pagó con La Gran Depresión.

Especial: A 90 años del crack de 1929

Dólar
Especial

Liquidez para todo y para todos

Los análisis señalan que la Fed no tendrá reparo en inyectar de la liquidez necesaria a los mercados; por primera vez en la historia, adquirirá todo tipo de deuda tanto corporativa como pública, y eso incluye también bonos basura o bonos chatarra.

La inyección de liquidez tendrá varias etapas, pero se podrían adelantar o intercambiar conforme las necesidades las vayan dictando, es así como se adquirirán activos relacionados con el sistema bancario, posteriormente llegarán las compras de empresas y todo tipo de activos. Las “montañas” de dinero estarán a disposición y no habrá límites, habrá tantas “montañas” como sea necesario.

Lo desconocido puede ser igual o más peligroso

El problema de la Fed y de los mercados es que las inyecciones de liquidez tienen ya más de una década de vigencia y por lo tanto se ha generado una peligrosa adicción que no se sabe a dónde llevará. Para los analistas, esta dependencia de los recursos podría ser en algún momento igual o más peligrosa que lo que se ha tratado de evitar. La medicina tiene sus límites y esta vez no sería la excepción.

Las compras de activos se idearon como una estrategia para apoyar el funcionamiento del mercado y aliviar las condiciones monetarias. Sin embargo, estas adquisiciones eran selectivas. La Fed cambió a compras de activos abiertos en 2012, antes de eso las compras se anunciaron como una cantidad fija de compras acumuladas durante un tiempo específico, en una de las etapas la Fed adquirió 600 mil millones de dólares en valores del Tesoro durante aproximadamente dos trimestres, a un ritmo de aproximadamente 100 mil millones por mes. Al recurrir a las compras abiertas, el programa de balance se volvió dependiente del estado; es decir, se ligaron a estas compras algunos objetivos macroeconómicos como, por ejemplo, la tasa de desempleo, cuando se fijó un objetivo inferior al 6.5 por ciento o la inflación en un objetivo de 2 por ciento.

FED
Reuters

Para cuando la Fed terminó su fase 3 de su programa de compra de activos en 2014, su balance había crecido a 4.5 billones de dólares.

Por el momento no parece haber más opción, o la Fed y los bancos centrales del mundo inyectan liquidez a las economías o estas colapsan y sumen al mundo en una Gran Depresión igual o peor que la que iniciara en 1929 y prácticamente durara una década.

Lo desconocido será otra historia, pero se abrevará de lo que hoy sucede, es muy posible que en algún momento debamos retomar estas acciones de la Fed para explicar algún fenómeno económico que desconocemos.

Lee: La diferencia entre una recesión y una depresión económica

compra de activos FED gran depresión hoja de balance liquidez finaciera recesión economica
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Mag21
Comentarios