Buscador
Ver revista digital
Finanzas

Estos son los parecidos de la “exuberancia irracional” de 2021 con el crack de 1929

22-04-2021, 8:32:07 AM Por:
Gran Depresión
© Depostphotos

Existen datos que generan la inquietud por lo que sucede hoy día con respecto a lo que ha pasado en otras épocas.

Los expertos ya tienen un nombre para definir el momento histórico que viven los mercados financieros del mundo, rescataron la frase de uno de los actores principales de las finanzas globales de finales del siglo pasado y principios del actual, el expresidente de la Reserva Federal (Fed), de Estados Unidos, Alan Greenspan.

El exfuncionario estadounidense sacudió a los mercados del planeta en 1996 al señalar que estaban en un momento de “exuberancia irracional“. Esta frase lo inmortalizó y lo llevó a ser por algún tiempo uno de los gurús de los mercados.

De hecho, era una costumbre que cuando Greenspan hablaba los mercados financieros callaban, mientras digerían y descifraban lo que había querido decir con su críptico lenguaje, la frase fue en realidad un momento de lucidez en su estilo, pocas veces solía decir las cosas con tanta claridad, a eso se debe quizás que sean la “exuberancia irracional” las palabras con las que más se le recuerda, cuando en realidad sus conferencias eran memorables por la cantidad de información que aportaba, sólo había un problema: no cualquiera la entendía.

Los mercados en el cielo, se esperaba, pero…

Hoy los mercados viven en la exuberancia irracional. La ola de liquidez que ha inundado a las bolsas de valores, y de manera especial a Wall Street, ha llevado a los indicadores bursátiles a niveles históricos, sobre todo en el mercado de valores más influyente del planeta.

En cierta forma el hecho de que las bolsas estén en el “cielo” era esperado, con recursos fluyendo en los mercados; lo raro y preocupante sería que eso no sucediera. Sin embargo, no son pocos los expertos que señalan su inquietud por el contexto. Este no es un rally cualquiera, es diferente y podría llevar a terreno desconocido.

Si bien es cierto que en los mercados circulan miles de millones de dólares que buscan rentabilidad en un escenario en el que las tasas en el mercado de dinero están en cero por ciento, más los que se acumulan semana a semana, también es cierto que es dinero ajeno en su origen a los círculos de la actividad económica y muy cercano a las fuentes fiscales o monetarias.

Este momento es tan distinto a otros que se han registrado en los últimos 40 años. Es tan diferente que incluso para algunos ya se observan ciertos paralelismos entre el contexto vigente previo al Crack de 1929, con el que hoy rodea este periodo de exuberancia irracional que viven los mercados.

De acuerdo con cifras y datos de Markets Insider, sustentadas en un libro que empieza a convertirse en uno de los best seller de estos tiempos, realizado por el historiador estadounidense Maury Klein, hay paralelismos o similitudes que el estudioso ha detectado en los meses recientes actuales, con el ambiente previo al gran Crack de 1929, aquí los consignamos.

La obra, en su versión resumida, es rica en cifras y datos que efectivamente generan la inquietud por lo que sucede hoy día con respecto a lo que ha pasado en otras épocas, sobre todo en uno de los periodos más difíciles de la humanidad en términos económicos.

Los paralelismos del crash de 1929 vs los de la exuberancia irracional de 2021

1. Incremento en nuevos jugadores del mercado

De acuerdo con la obra de Klein, en 1925 se negociaban un promedio de 58 millones de acciones mientras que para 1928 la cifra se había disparado a 102 millones. Este año el volumen de ofertas públicas en la Bolsa de Valores de Nueva York se incrementó 85 por ciento, hay un auténtico “tsunami de salidas a bolsa”; tan sólo en lo que llevamos del año 2021, unas 429 compañías de todos los tamaños han salido al mercado, ya sea por medio de Operación Pública de Venta (OPV), o mediante Sociedad de compra con fines especiales (SPACs por sus siglas en inglés).

2. Inversores inexpertos al ataque

Los inexpertos empiezan a proliferar en el mercado, señala el análisis de Markets Insider con base en la obra de Klein, esto generalmente es una mala noticia para los mercados con todo y el entusiasmo inicial que desata.

Maury Klein señala en su obra que entre 1928 y 1929 se abrieron en los alrededores de la Bolsa de Nueva York un total de 599 oficinas de agentes de valores que no buscaban otra cosa sino especular, y lo consiguieron. En los días previos al crack estas instalaciones pululaban en las calles cercanas, se llegó a contabilizar un total de 1,600 despachos.

Hoy la gran amenaza es la tecnología, que facilita mediante las apps de inversión la frenética llegada de inversionistas inexpertos, que en realidad quieren lo mismo que querían quienes entraban al mercado de valores hace casi 100 años: especular.

El autor señala nombres como la app de trading Robinhood y los foros en redes sociales como Wallstreetbets, que han formado en Reddit un alud de jóvenes que ya están inmersos en el mercado, pero sin experiencia, dispuestos a todo, hasta a perder su futuro en caso de una catástrofe bursátil como la de 1929.

Wall Street
Especial

Cifras de Bloomberg Intelligence señalan que el volumen de negociación minorista pasó de 10 por ciento en el mercado de renta variable en 2010, a 25 por ciento este año, contra una caída de 40 a 25 por ciento en la negociación institucional.

3.  Altos niveles de préstamos o apalancamiento para inversión

Entre 1928 y los meses previos al histórico desastre bursátil, los préstamos para inversión se dispararon y pasaron de 3,700 millones de dólares, que ya era un nivel muy alto para la época, a 4 mil 560 millones. Con ese dinero se financiaban los márgenes de deuda de los clientes, la historia ya la conocemos.

Este año los márgenes de deuda de los brokers y el público inversionista alcanzó niveles jamás vistos de 813 mil millones de dólares, por sí misma la cifra es todo un tema ya que se ubica muy por arriba de los 545 mil millones de dólares que se reportaba el año pasado.

4. Fed, misma política 90 años después

En 1928 el Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), junto a su entonces titular Benjamín Strong, tenía una fuerte polémica con los analistas, ya que mantenía sus tasas de interés en niveles mucho más bajos de lo que esperaban quienes aconsejaban a los inversionistas. Además, la Fed abrió su cartera para comprar títulos del gobierno a los bancos, entre mediados de 1928 y finales de ese mismo año duplicó su tenencia de 300 a 600 millones de dólares.

¿Le suena esta historia? Klein dice que obviamente las cifras son otra cosa, pero en esencia la Fed ha adoptado una política expansiva idéntica a la que existía previo a la catástrofe de 1929.

¿La historia se repetirá?, es difícil saberlo, pero hay datos y cifras que abren posibilidades, estamos en tiempos en los que todo puede suceder, y todo es todo.

bolsa de nueva york crack del 29 inversionistas Wall Street
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios