revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Finanzas

Así les fue a los mercados con AMLO en su primer año de gobierno

El peso “fortachón” en el primer año de AMLO obedece única y exclusivamente a la diferencia de tasas entre México y EU, a favor de las inversiones foráneas.

29-11-2019, 12:39:37 PM
Peso-Dólar

Los mercados financieros mexicanos recibieron malas noticias y señales económico-financieras durante el primer año de la presente administración: el descenso de la actividad económica que incluyó un breve periodo recesivo en el primer semestre del 2019; el recorte de las expectativas de crecimiento para el próximo año, la cancelación de las obras del aeropuerto de Texcoco; el deterioro de la situación financiera y productiva de Pemex; el repunte del desempleo, así como el escalamiento de la inseguridad que inhibe las inversiones, fueron entre otras las malas señales y noticias que impactaron en la confianza de los inversionistas.

Con este panorama, lo lógico sería que el saldo de los mercados financieros durante el primer año de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador fueran negativos, pero sorpresivamente son positivos. La explicación está en lo que sucedió fuera de nuestro país con estos mismos indicadores, especialmente en Estados Unidos.

Decíamos, sorpresivamente los mercados reflejan una tendencia positiva en sus principales indicadores a pesar del cúmulo de malas noticias negativas que se han registrado. En el balance preliminar, la principal bolsa de valores de México registra una ganancia de 3.27 por ciento en su principal índice; el peso gana 4.36 por ciento y, de hecho, se convierte en la mayor apreciación para la moneda mexicana para un primer año de gobierno en el presente siglo, mientras que las tasas de los Cetes a plazo de 28 días (tasa líder en el mercado interbancario), acumula un retroceso de 0.51 unidades

Ciclo virtuoso en EU minimiza contexto nacional

La economía de Estados Unidos vive un ciclo virtuoso con todo y los problemas que enfrenta relacionados con la desaceleración económica y el conflicto comercial con China, que origina esa misma ralentización. El dato más relevante es que este año Estados Unidos cumplió más de una década de crecimiento económico constante, el periodo más extenso de la historia y eso los mercados lo han celebrado con ganancias de doble dígito en todos los indicadores de Wall Street.

La fiesta en Wall Street jala a todos los mercados del planeta

México no es la excepción, lo que sucede es que en Wall Street no solamente se registran ganancias, sino ganancias fuera de serie. Nunca en la historia de los mercados, los tres índices más importantes de la bolsa de valores de Nueva York ganaban más de 20 por ciento, nunca hasta ahora porque esto es una realidad.

El Índice Industrial Dow Jones es el que reporta la ganancia más “modesta”, con 20.73 por ciento; el S&P500 tiene por su parte un incremento en el año de 25.80 por ciento, mientras que el índice del mercado de acciones tecnológicas, Nasdaq, tiene una impresionante ganancia de 31.19 por ciento, todo un récord.

Y quizás haya una mejor noticia, relacionada con el hecho de que los expertos señalan que el mercado todavía no está saturado ni demasiado caro, es decir, mantendrá su crecimiento al menos lo que resta del presente año. Con estas cifras en Nueva York palidecen las ganancias de las bolsas en México, lo que sucede es que sí le han pegado las malas noticias de la economía mexicana, pero es tal la fuerza alcista en Wall Street, que “jala” a los mercados mexicanos y de todo el orbe.

Te puede interesar: Una borrachera de ganancias en Wall Street

Peso “fortachón”, pero por diferencial de tasas México-EU

La historia del peso mexicano en este año es una que ha vivido en muchas ocasiones al menos los últimos 25 años. Las tasas entre México y Estados Unidos llegan a tener tal diferencia (en México más altas que las estadounidenses), que los fondos de inversión no desaprovechan la oportunidad para generar jugosas ganancias al invertir sus dólares en nuestros mercados con una tasa mucho más alta, a lo que en muchas ocasiones se le añade una ganancia cambiaria.

Los flujos del exterior orientados a los mercados nacionales provocan que el peso se mantenga constantemente apreciado. La moneda local también debió reflejar las malas cifras de la economía, pero los ingresos constantes de dólares al mercado mexicano para ser invertidos en pesos, aprecian a la divisa mexicana.

Alto Nivel

De hecho, actualmente existe una diferencia de tasas entre México y Estados Unidos de 575 base, o bien 5.75 por ciento, un rendimiento imposible de ignorar para los inversionistas estadounidenses, considerando que México con todo y sus problemas es una nación que ofrece mucha más estabilidad y certidumbre que otras naciones en el mundo, amén de la vecindad geográfica y la sociedad comercial que tenemos con la economía más grande del planeta.

¿Seguirá el peso “fortachón” como lo ha calificado el presidente del país? Probablemente sí, mientras las condiciones de los mercados y la economía de Estados Unidos no se modifiquen sustancialmente. Una vez que eso suceda, entonces iniciará otra etapa en los mercados mexicanos.

Peso
especial

¿Cómo le fue a AMLO frente a sus antecesores en los mercados?

El primer año de este gobierno es positivo en las cifras como ya lo señalamos; también como mencionamos, destaca en la fortaleza del peso ya que la ganancia de 4.36 por ciento que tiene la moneda mexicana supera ya al 2.32 por ciento registrado en el primer año de gobierno de Vicente Fox; de hecho, solamente Enrique Peña Nieto ha reportado una depreciación del peso al finalizar sus primeros 12 meses de mandato, con 1.38 por ciento de pérdida. En el balance bursátil será muy difícil ganarle a Felipe Calderón Hinojosa, en cuyo primer año de gobierno registró una ganancia de 19.26 por ciento el principal índice accionario de México. En este indicador las ganancias del primer año del presidente López Obrador fueron más modestas con 3.27 por ciento.

En cuestión de tasas de interés también será complicado alcanzar otros registros superiores al de Vicente Fox, que tuvo un descenso de 11.08 puntos en la tasa de interés de referencia de los Cetes, equivalente a 110 puntos base. Sin embargo, también hay que decir que las tasas venían de niveles mucho más elevados, por lo que tenían margen para bajar con mayor fuerza que en los tiempos actuales.

Lee: Las dos ‘palomas’ de AMLO en Banxico votaron por un mayor recorte de tasas

Ver comentarios

Comentarios