Buscador
Ver revista digital
Empresas

Posible quiebra de WeWork, ¿el preludio de una crisis inmobiliaria?

16-08-2023, 12:57:30 PM Por:
© Photo by Eloise Ambursley on Unsplash

La pandemia, el home office y las malas decisiones afectaron a la empresa de espacios, pero no es la única afectada por estos factores.

La acción de WeWork se desplomó este martes 13.61 por ciento en la bolsa de Nueva York. Con esta caída, la emisora acumula una caída de 86.55 por ciento en todo lo que va del año, se trata de su peor momento en la historia de la empresa desde que cotiza en bolsa.

WeWork es un proveedor de espacios de coworking, alquila edificios y los divide en áreas de oficinas para subarrendar a sus miembros, que incluyen pequeñas empresas, nuevas empresas y autónomos.

De acuerdo con datos de la propia empresa, al 30 de junio, es decir al cierre del primer semestre del año, contaba con 777 ubicaciones en 39 países, la compañía también detalló que tiene 906,000 estaciones de trabajo y 653,000 membresías físicas. Estas cifras representan el 72 por ciento de la ocupación física, menos que la ocupación física del 75 por ciento registrada a finales de 2022.

WeWork llegó a estar valuada hasta en 47 mil millones de dólares en el mercado de valores, antes de que los inversionistas empezaran a deshacerse de las acciones de la compañía debido al comportamiento errático en la alta dirección y el gasto exorbitante personal de su fundador, Adam Neumann.

Pero incluso este factor pudo haberse sorteado por parte de la empresa debido a que su negocio se volvió un boom en los años anteriores, lo que llevó a la compañía a las nubes en tiempo récord. Pero entró en escena un factor que fue determinante para las tribulaciones que hoy vive WeWork y que la tiene al borde de la quiebra.

Consecuencia directa de la pandemia

Como sabemos, la pandemia alejó a los trabajadores de las oficinas, esto fue el inicio del declive para WeWork, que se combinó justo en el momento en el que los inversionistas evaluaban con lupa las decisiones que se tomaban en la alta dirección de la compañía encabezada por su cofundaror Adam Neumanm, y también pusieron bajo escrutinio el ritmo de vida que empezó a reportar este personaje, con gastos que llegaron a lo exorbitante y caprichoso. Los inversores perdieron la confianza en el potencial de la emisora.

La pandemia aceleró la caída de WeWork desde las alturas en las que se encontraba. La caída en el precio de la emisora es verdaderamente espectacular: en sólo un año ha bajado 96.55 por ciento, pasó de valer 5.7 dólares a solamente poco más de 19 centavos de dólar.

Por otro lado, la pandemia consolidó el trabajo híbrido. Se calcula que alrededor del mundo hay un 1 billón (un millón de millones) de metros cuadrados de oficinas y áreas comerciales desocupadas. Esto ha dejado en una frágil situación al sector comercial de bienes raíces en todo el planeta, impactando en empresas cuyo eje central estaba alrededor justamente de la renta y venta de espacios comerciales.

La eventual quiebra de WeWork estará sin duda alguna determinada por la pandemia y la aceleración del trabajo híbrido y la empresa tuvo que ajustarse; por ejemplo, apenas hace cuatro años, WeWork se preparaba para lo que se consideraba sería una exitosa Oferta Pública Inicial (OPI), pero hoy WeWork ha llegado al grado de advertir sobre una posible quiebra debido a pérdidas y flujos negativos; en su momento, la empresa fue valuada en 40 mil millones de dólares por SoftBank, hoy la compañía enfrenta deudas y dificultades para generar efectivo.

La pandemia fue un factor decisivo, pero las malas decisiones y la falta de previsión y visión, al parecer, fueron más determinantes, la empresa hoy pasa por el peor de sus momentos, algunos analistas consideran que, de hecho, son los últimos.

¿Preludio de una crisis inmobiliaria?

Sin duda, la situación de WeWork podría impactar en el sector inmobiliario comercial de Estados Unidos especialmente, aunque sabemos que si pega en ese país, automáticamente lo hace en el mundo entero.

WeWork operaba 43.9 millones de pies cuadrados alquilables en todo el mundo a diciembre de 2022, incluidos 18.3 millones de pies cuadrados alquilables en Estados Unidos y Canadá. La empresa sufrió pérdidas de 700 millones de dólares en el primer semestre de 2023.

Al cierre del primer semestre del año, la empresa contaba con 205 millones de dólares en efectivo y 2.91 mil millones en deuda a largo plazo, este último dato es fundamental para entender sus problemas actuales ante la caída en sus ingresos durante los últimos años.

Los sectores inmobiliarios en general parecen estar en crisis. En China son conocidos los problemas de las constructoras y el seguimiento que hacen las autoridades del país para evitar el colapso de algunas de ellas y el contagio hacia el sector financiero.

El 15 de agosto, la calificadora Fitch Ratings advirtió sobre la posibilidad de recortar la calificación de docenas de bancos estadounidenses, entre ellos los gigantes JP Morgan, Bank of America y Bank of New York Mellon y, en consecuencia, las acciones de estas emisoras bajaron un promedio cercano al 3 por ciento; entre algunas de las causas que argumentó Fitch para tomar una medida en este sentido, radica precisamente la exposición del sistema bancario al sector inmobiliario comercial.

Los movimientos de tasas de interés en el mundo industrializado también han sido decisivos para que los proyectos inmobiliarios registren graves problemas de ingresos y rentabilidad.

Algunos especialistas aclaran que todavía no estamos en una situación similar a la de 2008, con aquella crisis devastadora que, en su momento, se consideró la mayor después de la que generó la Gran Depresión, de los años veinte del siglo pasado.

Sin embargo, la crisis de 2008 no avisó, hoy se registran algunos signos de debilidad en el sector, pero eso no significa que no haya un potencial de crisis, y como sabemos, las señales pueden llegar muy tarde.

MÁS NOTICIAS:

¿Te gustan las historias de amor y la vida en pareja?
Conoce Nupcias e inspírate para tu boda. Desde vestidos de novia, anillos de boda y cómo planear tu luna de miel.

Comentarios