Empresas

La estrategia de Miniso y Tiendas 3B para alcanzar el sueño mexicano

Cada vez más empresas y emprendedores nacionales e internacionales eligen a México para desarrollar conceptos de negocios novedosos. Tiendas 3B y Miniso son dos claros ejemplos.

10-08-2018, 10:03:22 AM

Por Ulises Navarro y Sergio Castañeda

Estados Unidos siempre ha sido considerado el país de las oportunidades, donde la gente puede prosperar y alcanzar el llamado “sueño americano”. Sin embargo, México se ha convertido en el país de las oportunidades para muchas empresas y emprendedores nacionales e internacionales, que han desarrollado conceptos de negocios novedosos, los cuales han prosperado y alcanzado el éxito, haciendo realidad “el sueño mexicano”.

Tiendas 3B, cadena de tiendas de abarrotes y autoservicio, de origen turco; y Miniso, marca japonesa que ha revolucionado el fast fashion a nivel mundial, son dos claros ejemplos. Sus fundadores apostaron por nuestro país por tres razones: su población, su economía y la libertad que existe para los negocios.

Los números son contundentes. En sus 14 años de historia, Tiendas 3B ha abierto 860 tiendas en México, un crecimiento que supera al de cualquier cadena de supermercados. Miniso suma ya 50 sucursales, nada mal si consideramos que la marca tiene apenas un año y nueve meses de haber llegado.

También te puede interesar: La estrategia de Miniso para conquistar a los mexicanos

mexico no crece

Bueno, Bonito, Barato

En 2003, el turco Anthony Hatoum viajó a México en busca del sueño mexicano y lo encontró. A finales de 2004 se mudó a nuestro país para desarrollar tiendas con un concepto novedoso, conocido como hard discount, el cual fue concebido en Europa por los súpers Aldi y Bim. Hatoum escogió el nombre de Tiendas 3B por la frase: “Bueno, Bonito, Barato”, una de las más usadas para vender.

“Elegí México porque es un país con un gran potencial y con una base industrial desarrollada. Hay libertad de hacer negocios, un mercado de capital desarrollado y una estabilidad económica muy buena, criterios que muchos otros países no tienen. Levanté dinero para esta inversión y abrí la primera tienda en 2005. Hoy, tenemos 860 tiendas y seguimos creciendo. Abrimos entre 10 y 15 tiendas al mes, todas propias. No tenemos franquicias”, comenta el empresario en entrevista con Alto Nivel.

El año pasado, la compañía con presencia en Ciudad de México, Estado de México, Morelos, Puebla e Hidalgo, registró ingresos por 9,000 millones de pesos: un crecimiento de 30%, en comparación con 2016. Para este año, estiman un crecimiento similar.

¿Cuál ha sido la clave de su éxito en estos 13 años? Ofrecer productos de alta calidad, tanto de marcas reconocidas como propias, con el precio más bajo del mercado. ¿Cómo lo logra? Minimizando los costos de operación al máximo, siendo eficientes, haciendo más con menos, enfocándose en pocos productos, no gastando en nada que no sea necesario y asociándose con proveedores locales, la mayoría de ellos pequeñas y medianas empresas, para fabricar productos de marca propia, a los cuales ayuda a crecer y desarrollarse.

Manejamos 700 productos. La tiendita de la esquina tiene más. Un supermercado puede manejar hasta 25,000 artículos. Nuestro concepto tiene la menor referencia de artículos del mercado y es una ventaja que elegimos tener. Trabajar con menos productos hace más sencillo tu sistema de pedidos, tu logística, tu inventario y es menos costoso.   Ese ahorro lo trasladamos a nuestros clientes en precios bajos”, explica Hatoum.

Depositphotos.com

Con un stock de productos tan pequeño, la compañía tiene pocos proveedores, por lo que su relación con ellos es muy fuerte. Tanto que si la empresa crece 30%, sus proveedores deben crecer al mismo ritmo. Si requieren financiamiento para comprar maquinaria, ellos dan el aval: una carta compromiso de compras futuras para que lo obtengan.

“Estoy casado con mis proveedores y nos damos apoyo mutuo. Trabajamos a libro abierto; las decisiones se toman en conjunto. Por ejemplo, si sube el precio de algún insumo, tomamos la mejor decisión para nosotros, para ellos y para el cliente”.

Las Tiendas 3B, un poco más grandes que una tienda de conveniencia típica, son sencillas y cercanas a sus clientes. Su marca propia arrancó de cero y hoy representa la mitad de sus ventas. El 99% de estos productos está hecho por pymes mexicanas.

“Es un concepto atractivo para el cliente, porque ofrece un valor real, cercanía. Es una compra inteligente. No es un concepto para gente de bajos recursos, sino para cualquier persona que busca valor en su compra diaria. Aquí asistes para hacer tu despensa; no es una tienda de conveniencia. Cuando vas a un OXXO o a un 7-Eleven, sabes lo que vas a comprar, pero no vas a hacer tu despensa. En 3B, sí”.

Un incentivo más es su política de satisfacción al cliente. Si no está contento con lo que adquirió, puede regresarlo incluso vacío y sin ticket, y se le cambia por otro artículo o se le regresa su dinero.

3B también incorporó el pago de servicios, y no descarta convertirse en corresponsal bancario, para hacer retiros, depósitos y pago de créditos.

A pesar de su éxito, Hatoum no canta victoria. “México es muy competitivo, así que debes tener siempre una ventaja frente a tus competidores. Es difícil, pues hay miles de cosas que cuidar todo el tiempo. No hay un aspecto de la cadena que no necesite atención: expansión, fabricación, logística, recursos humanos. Si no desarrollas bien a tu gente –actualmente tiene 8,000 empleados–, no puedes sostener los ritmos de crecimiento de tu negocio”.

El gigante asiático

En 2015, los hermanos Eduardo y Ricardo Tishman, junto con Enrique Smolensky, fundaron una empresa para desarrollar conceptos de negocios novedosos en México. Su primera apuesta fue la marca japonesa Miniso: tiendas de bajo costo especializadas en mercancía para el hogar y de consumo (juguetes, ropa, cosméticos, fragancias, accesorios de cocina y baño, blancos, herramientas, peluches).

Fundada en 2011 por el diseñador japonés Junya Miyake y el empresario chino Ye Guo Fu, hoy es un suceso en todo el mundo, con más de 7,000 tiendas en 49 países, en las que ofrece más de 5,000 artículos diseñados en Japón, Alemania y Francia, y fabricados en su mayoría en China.

Los emprendedores mexicanos viajaron a Cantón, China, para negociar la franquicia maestra para México, la primera del continente americano. El resto es historia. En menos de dos años, han abierto 50 tiendas en el país. Este año cerrarán con 100 sucursales y el plan de expansión para 2019 contempla la apertura de 100 más.

MinisoMiniso

Tienda de Miniso.

Tienen presencia en Ciudad de México (su principal mercado), Estado de México, Morelos, Puebla, Hidalgo, Querétaro, Jalisco, Aguascalientes, Guanajuato, Quintana Roo y Veracruz, pero ya tienen contemplados Mérida, Zacatecas y León.

Pero esto es apenas el principio. Los Tishman ganaron la franquicia maestra para Colombia, donde abrirán en septiembre, y “siguen en la búsqueda de nuevos territorios en Centro y Sudamérica, así como de nuevos conceptos de negocios similares al de Miniso”, comenta César Medina, director de Marketing de Miniso.

La firma china Aiyaya, dueña de la marca Miniso, ha otorgado franquicias maestras en Canadá, Estados Unidos, Perú, Chile y Argentina.

“El potencial es enorme, debido al número de categorías (22) y productos (más de 5,000) que maneja la marca a nivel global. En México tenemos 11 categorías y 2,000 productos, que iremos creciendo. Ya vamos a incorporar electrodomésticos”.

Al igual que Hatoum, de Tiendas 3B, los Tishman están viendo cumplido su sueño mexicano.

También podría interesarte:

Comentarios