Economía

Qué cambiará en México con el Tratado de Libre Comercio con Europa

México y la Unión Europea actualizaron su Tratado de Libre Comercio. Este acuerdo modernizado incluye 19 temas y, aunque traerá competitividad a varios sectores, no reduce la dependencia comercial con Estados Unidos.

25-04-2018, 12:05:09 PM
tratado de libre comercio europa, tratado de libre comercio con europa, tratado de libre comercio con la Unión Europea

En poco menos de dos años de negociación, México y la Unión Europea (UE) consiguieron modernizar el Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea (TLCUEM), que aumenta la liberalización arancelaria de varios productos, por lo que algunos sectores tendrán que volverse aún más competitivos.

¿En qué consiste el nuevo Tratado de Libre Comercio con Europa?

A mediados de 2016 inició la renegociación con la UE para modernizar el tratado, que incluye 19 temas como: comercio de bienes, reglas de origen, bienestar animal y resistencia antimicrobiana, inversión, competencia, compras púbicas, derechos de propiedad intelectual, combate a la corrupción, servicios como comercio digital y telecomunicaciones, así como la creación de un tribunal permanente para resolución de disputas en inversiones, por mencionar algunos.

Sector agropecuario, el sensible

Con el nuevo Acuerdo, la plena liberalización alcanzará más del 85% de bienes que no habían sido liberalizados y la exclusión de productos se ha mantenido al mínimo estricto y se refiere solo al sector azucarero, según el texto del tratado.

“Sí hay una mayor liberalización de lo que ya se había alcanzado pero aún hay productos, en especial cárnicos, lácteos y azúcar, en donde no se llega aún al libre comercio y  los bienes industriales ya estaban liberalizados. Es una mejora pero tampoco un brinco del cielo a la tierra”, comentó Hugo Perezcano, director adjunto del programa de investigación en derecho internacional del Centro de Innovación en Gobernabilidad Internacional en Canadá.

Los beneficiados

México verá una desgravación arancelaria paulatina para llegar a una plena liberalización en la exportación de productos de carne de res y puerco (a excepción de jamón congelado), aves de corral (menos pechuga de pollo y productos de huevo), plátanos y miel, que en este último caso verá la plena liberalización siete años.

Más quesos… europeos

La UE tendrá un mayor acceso al mercado mexicano de sus principales productos de exportación, como quesos frescos, quesos maduros, leche descremada en polvo, entre otros. Los negociadores europeos lograron que México reconociera 340 indicaciones geográficas, con lo que varios de sus productos quedarán protegidos. La indicación geográfica permite diferenciar los productos agroalimentarios de producidos en Europa.

Uno de los temas más discutidos fue si México podía mantener el nombre del queso manchego, el cual es originario de La Mancha, una región de España, en donde se elabora con leche de oveja. Los productores mexicanos podrán mantener el nombre siempre y cuando sea elaborado con leche de vaca, en el caso de ser de leche de oveja deberán etiquetarlo como “tipo manchego”.

“Entiendo que ellos (los productores españoles) están a la ofensiva y seguramente querían el derecho exclusivo del nombre, me queda claro que es un acuerdo que para ellos les satisfaga”, dijo en entrevista René Fonseca, director general de la Cámara Nacional de Industriales de la Leche (Canilec).

Leer: Así fue como el queso manchego mexicano triunfó en el TLC con Europa

Agregó que, la posición de los productores mexicanos en la negociación fue totalmente defensiva, ya que la UE pretendía abrir por completo el mercado para sus quesos. “Querían un acceso inmediato y total y se logró a acotarlo (pero) eso es muy distinto a que sea un beneficio para nosotros. Si acaso el beneficio que le veo es que nos da certidumbre con los nombres”.

El empresario indicó que si bien ahora puede ser visto como un “sueño guajiro” no descarta que ciertos quesos finos o maduros que se producen en México puedan aprovechar el mercado europeo en el futuro.

En lugar de la apertura total que pedía la UE para quesos semi-maduros, México otorgó un cupo libre de arancel de 6,000 toneladas anuales, que aumentará hasta 20,000. Para la leche en polvo, el cupo fue de 30,000 toneladas para llegar a un máximo de 50,000 en cinco años. Los cupos representan el 16% de lo que México importa actualmente de quesos y el 15% de lo que importa de leche en polvo.

“En el caso de leche no vemos un mayor desafío porque Estados Unidos ya exporta unas 300,000 toneladas. Obviamente toda apertura implica el reto de ser más competitivos y es el punto que tocamos con el gobierno, esto no fue digamos que gratis”, dijo.

Por lo que el gobierno mexicano se comprometió establecer una agenda interna que ayude a fortalecer al sector.

Los protegidos de México

México cubrió el mango ataulfo, café de Veracruz, vainilla de Papantla y artesanías como talavera y olinalá.

“Para mí no tiene beneficios, para empezar con la facturación electrónica en México afectaron a varios artesanos, porque obviamente no te dan una factura, las limitaciones para que exporten ya son brutales. Solo las grandes empresas exportadoras que procesan alimentos se benefician. Además tienes que ver si esos productos cumplen con los estándares de calidad de la UE”, comentó Abraham, un emprendedor mexicano de 34 años que vive en Salzburgo, Austria, e importa productos mexicanos orgánicos.

El comercio total de México con el mundo (importaciones más exportaciones) sumó en 2017 829,863 millones de dólares (mdd), de esta cifra, el 62.3% está concentrado con Estados Unidos, el socio comercial más importante de México, mientras que el comercio total con la UE representó 8.7%, según cifras del Banco de México.

Perezcano, otrora uno de los negociadores del original TLCAN, comentó que, si bien México va por buen camino, al abrirse al mundo, este acuerdo no es suficiente para reducir la dependencia comercial con Estados Unidos, mercado al que envía el 80% de sus exportaciones.

“México tiene muchos TLC’s  con sus principales socios comerciales y la realidad es que no ha modificado el 80% de dependencia de las exportaciones y no anticipo que esta modesta mejora (con la UE) vaya a influir en ello. Abre oportunidades, pero no va alterar esa relación”.

También podría interesarte:

Comentarios