Buscador
Ver revista digital
Economía

Programas sociales de AMLO gastan más de lo planeado y carecen de condicionalidad

10-06-2020, 6:00:42 AM Por:
CDMX
© Reuters

Aunque los programas sociales tienen un impacto positivo en sus beneficiarios, la falta de condicionalidad dificulta su medición.

Las transferencias monetarias hacia los programas sociales del país se han incrementado en los último 20 años. De acuerdo con un análisis del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) los programas sociales en el país han extendido su cobertura al pasar del 1.24 por ciento del gasto neto total al 5.8 por ciento para este año.

Sin embargo, existen dos elementos que son de llamar la atención y que podrían prender las alarmas por la forma en la que se ejerce el gasto destinado a programas sociales: el primero de ellos es el hecho de que en los meses recientes se han registrado sobreejercicios presupuestales (gastos mayores a los planeados) en la mayoría de los programas; el segundo elemento se refiere al hecho de que la mayoría de ellos carecen de condicionalidad para recibirlos, es decir, no existen muchas requisitos para que los beneficiarios obtengan estos fondos y, por lo tanto, gastarlos sin que el Estado pueda medir su eficiencia es muy fácil.

“Antes del 2019, los principales programas sociales se caracterizaban por ser en su mayoría de transferencias condicionadas. En la administración federal vigente, esos programas fueron reemplazados con otros que carecen de la característica de condicionalidad”, señala el análisis para enfatizar que la falta de condicionantes es una de las características que hoy predominan en los programas sociales del país.

Antes de revisar cada uno de los programas, el análisis elaborado por el CIEP llega a una conclusión interesante: Los programas que otorgan transferencias monetarias o en especie a familias que se encuentran en situación de pobreza o pobreza extrema, han tenido un impacto positivo en el bienestar de la población vulnerable en aspectos como ingreso, alimentación y salud. Sin embargo, la condicionalidad de las transferencias ha sido cuestionada, pues estas limitantes pueden atentar contra los derechos humanos, la dignidad y la autonomía de los beneficiarios. Además, si los beneficiarios no llegaran a cumplir con los requisitos que pide el programa, se podría perjudicar a los grupos vulnerables al retirarles las transferencias.

Pobreza
Notimex

No obstante, nunca como ahora la falta de condicionantes en los programas sociales es tan evidente, con los efectos negativos que podrían tener en el gasto público si no llegaran a lograrse los objetivos que teóricamente persiguen estos programas, es decir, que al final del día solamente se haya destinado recursos a “fondo perdido” sin haber sacado de la pobreza a millones de mexicanos.

Estos son los programas y las cifras que demuestran su falta de condicionantes y el sobreejercicio registrado.

Te puede interesar: ¿Contribuyentes desamparados? Recortan 75% de presupuesto a Prodecon

Producción para el bienestar

Este programa se creó en 2019, para beneficiar a pequeños y medianos productores agrícolas con predios de hasta 20 hectáreas. El apoyo a los productores se realiza a través de transferencias monetarias, con el propósito de contribuir al desarrollo económico incluyente mediante el aumento de la producción de granos, café y caña.

Producción para el Bienestar cuenta con reglas de operación que regulan el funcionamiento del programa y aseguran el uso de sus recursos. Sin embargo, no se considera un programa de transferencias monetarias condicionadas, pues los beneficiarios no tienen que realizar acciones adicionales para seguir recibiendo el apoyo.

En 2019 este programa recibió un presupuesto que representó el 0.15% del gasto neto total y para el final de año ejerció 23.7% más respecto del presupuesto aprobado. Su presupuesto para 2020 es de 11 mil millones de pesos (mdp), que representa 0.18% del gasto neto total, mayor que lo aprobado para 2019.

Gobierno de México
Notimex

Programa de becas escolares

Con el inicio de la nueva administración se impulsaron los programas de becas escolares a través del Programa de Becas de Educación Básica para el Bienestar Benito Juárez, la Beca Universal para Estudiantes de Educación Media Superior Benito Juárez y el programa Jóvenes escribiendo el futuro. Tal como sus nombres lo indican, estos programas benefician a estudiantes de educación básica, media superior y superior.

A través de transferencias monetarias, se busca que los niños y jóvenes no abandonen sus estudios. Este programa de becas no es condicionado, ya que sólo se requiere que los estudiantes estén inscritos en alguna institución educativa, pero no se les exige un mínimo de asistencia, ni algún indicador de desempeño escolar.

En el presupuesto de 2020 a este conjunto de becas se le destinó un monto de 67 mil 246.6 millones de pesos, equivalente a 1.10 por ciento del gasto neto total, más del doble de lo asignado en 2019. El año pasado la Beca Universal para Estudiantes de Educación Media Superior Benito Juárez registró un ejercicio 45% superior al aprobado, equivalente a 7 mil 769.2 millones de pesos.

El programa Jóvenes escribiendo el futuro ejerció un presupuesto 43.8% mayor a lo aprobado, que representa mil 891.6 millones de pesos; el programa similar del gobierno anterior se condicionaba a que los niños y jóvenes de la familia tuvieran un mínimo de 85% de asistencia escolar hasta el nivel medio superior.

reforma educativa
archivo

Pensión para el bienestar de las personas adultas mayores

Este programa de apoyo beneficia de manera universal a personas mayores de 68 años en todo el país, y a partir de 65 años a personas que viven en zonas indígenas. Este es un programa de transferencias monetarias que no es condicionado, pero sí cuenta con reglas de operación. En 2019, registró un ejercicio mayor a lo presupuestado de 13 mil 68.5 millones de pesos, es decir, 13.1 por ciento más del presupuesto aprobado. Asimismo, cuenta con un presupuesto de 129 mil 350.3 millones de pesos para 2020, equivalente a 2.12% del gasto neto total, mayor en 0.41 puntos porcentuales a lo presupuestado para 2019.

Este programa benefició a 98.9% de la población objetivo establecida como meta para 2019. Ante la emergencia sanitaria causada por el Covid-19, el gobierno anticipó cuatro meses del pago de la pensión como medida de apoyo para 8 millones de adultos mayores, ya que éstos forman parte de la población vulnerable. Al cuarto trimestre, los recursos aprobados para este programa ya se habrán ejercido, por lo que, para cerrar el año y dar apoyo de manera periódica a todos los beneficiarios, se requerirán mayores recursos de los aprobados, es decir, inevitablemente habrá sobrejercicio.

Adultos mayores pobreza
Reuters

Lee: Recortan 75% a organismos que protegen biodiversidad en México

Atención a la salud de la población sin seguridad social

Para el ejercicio 2020, se estableció este programa y se le asignó un presupuesto de 6 mil 634 mdp, equivalente a 0.11% del gasto neto total. Este programa sustituye al componente de salud de Prospera. Sin embargo, a diferencia de su antecesor, que estaba condicionado a que los integrantes de la familia acudieran a consultas médicas regulares, este programa no cuenta con condiciones, reglas o lineamientos para su operación. (CONEVAL 2020)

Jóvenes construyendo el futuro

Se encarga de vincular, durante un máximo de 12 meses, a jóvenes entre 18 y 29 años que no estudian y no trabajan con empresas o instituciones que los capacitan, con el fin de que desarrollen hábitos y competencias laborales para incrementar sus posibilidades de empleabilidad a futuro. Este programa sí puede considerarse de transferencias condicionadas pues, para conservar el apoyo, los jóvenes deben cumplir proporcionando la información que solicita la Secretaría de Trabajo y Previsión Social y asistir a las capacitaciones en el horario requerido. En 2019, este programa ejerció 40.21% menos de lo presupuestado y alcanzó la meta de cobertura establecida. Para 2020 su presupuesto fue reducido, ya que se le destinaron 24 mil 956.7 millones de pesos, que representan 0.41% del gasto neto total, mientras que en 2019 fue de 0.69%.

Notimex Jóvenes Construyendo Futuro

Pensión para el bienestar de las personas con discapacidad

Este programa beneficia a personas con discapacidad permanente entre 0 y 64 años de edad, y hasta 67 años en zonas indígenas a través de transferencias monetarias. En 2019, ejerciendo 2.4% menos de su presupuesto aprobado, este programa superó la meta programada de población incorporada con discapacidad permanente. Para el ejercicio 2020, se aprobó un presupuesto de 14 mil 197.2 millones de pesos, presentando un incremento en relación al 2019 de 0.15% a 0.23% del gasto neto total. Al igual que la Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores, este programa tampoco cuenta con reglas de operación y no es condicionado.

sembrando-vida
Reuters

Sembrando vida

Beneficia a sujetos agrarios mayores de 18 años en localidades rurales a lo largo de 19 entidades federativas. El objetivo de este programa es incentivar a los beneficiarios a establecer sistemas productivos agroforestales, a través de apoyos monetarios y en especie.

Para el ejercicio 2020 a este programa se le aprobó un presupuesto de 28 mil 504.9 millones de pesos, que representa 0.47% del gasto neto total, mayor en 0.21 puntos porcentuales a lo aprobado para 2019). Asimismo, ejerció un presupuesto 2.3% menor a lo presupuestado y presentó un avance de metas de 98.01% y 75.06% de personas que recibieron apoyos económicos y personas que recibieron apoyos en especie, respectivamente. Este programa no es condicionado y no cuenta con reglas de operación, únicamente existen lineamientos de operación que regulan su ejercicio.

Lee: ¿Por qué tantas crisis en dos décadas del Siglo XXI? 3 expertos lo explican

becas a jóvenes AMLO gasto público Jóvenes construyendo el futuro jóvenes escribiendo el futuro presupuesto programas sociales Sembrando Vida
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Mag21
Comentarios