revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Economía

Costo y efecto generacional de los conflictos comerciales, según el FMI

Empiezan a llegar personalidades internacionales a Washington para la asamblea anual del FMI; su directora adelanta algunos temas a tratar

09-10-2019, 9:11:29 AM
Pesos

La semana siguiente el Fondo Monetario Internacional (FMI) celebrará en Washington su asamblea anual. A la capital estadounidense han empezado a llegar personalidades de todo el mundo para asistir a una de las reuniones más importantes de la comunidad financiera internacional; por supuesto que no podría faltar la recientemente nombrada Directora Gerente del organismo, la búlgara Kristalina Georgieva.

La máxima autoridad del organismo ofreció ayer una conferencia previa a la reunión anual, esta conferencia se lleva a cabo tradicionalmente unos días antes del evento y en ella se ofrecen algunas líneas de acción sobre los grandes temas que la comunidad financiera del planeta analizará y debatirá una vez reunida.

Lee: Kristalina Georgieva toma el mando del FMI

El diagnóstico de la directora gerente del FMI no fue bueno, de hecho fue devastador al poner sobre la mesa con toda la crudeza del caso los grandes problemas que aquejan al mundo entero, señaló algunas cifras igualmente demoledoras y sin pecar de pesimista, dijo sin decirlo que los tiempos actuales no son buenos y que en el horizonte no se observa un panorama claro.

Desaceleración económica en 90% del planeta

Para los optimistas, para aquellos que esperan que con algunas políticas erráticas haya crecimiento económico en determinado país o países, Georgieva fue más que contundente al señalar que “existe en el mundo una desacelración económica sincronizada que afecta a 90% del planeta”; la funcionaria señaló de manera especial la situación en Europa, la caída del crecimiento en China y Japón, además de la situación de otras economías emergentes de gran tamaño y relevancia como la India y Brasil; no lo dijo pero es muy poco probable que México se encuentre en ese mínimo 10% que al parecer no ha resentido la desaceleración global, sobre todo porque Estados Unidos, el país dominante en la región de libre comercio de América del Norte, también reporta desaceleración de su economía y además tiene un papel estelar en el otro gran problema del mundo, los conflictos comerciales.

Más allá, la semana entrante el FMI presentará sus expectativas de crecimiento de la economía global y país por país, las expectativas no son desde luego positivas para ningún caso; a pesar de las descalificaciones que pudiera tener el organismo en cualquiera de las naciones miembros, la realidad es contundente: el mundo vive una etapa de desaceleración sincronizada.

Lee: México renovará línea de crédito con el FMI

Costo de los conflictos comerciales

“Los conflictos comerciales están frenando el potencial económico”, dijo Kristalina Georgieva; al respecto destacó 2 puntos relevantes que podríamos observar en el mundo para los meses y años siguientes. La primera de las consecuencias es el enorme costo monetario que tiene para el mundo este fenómeno, por llamarlo de alguna manera. Kristalina Georgieva dio cifras, o mejor dicho, dio una cifra, señaló que para 2020 el costo estimado de los efectos acumulativos de los conflictos comerciales sería de 700,000 millones de dólares (mdd). ¿Cómo dimensionar una cifra así?, Georgieva también dio pistas, señaló que este costo es más o menos el equivalente al valor del PIB de Suiza. El segundo punto relevante relacionado es igual de desesperanzador.

Conflictos comerciales impactarían generacionalmente

Al ser un fenómeno relativamente novedoso, toda vez que en la historia de la humanidad siempre han existido los conflictos comerciales entre naciones, pero no en forma de “guerra“, y menos en la era de la globalización, las nuevas tecnologías y su relación con los capitales, es muy posible que de mantenerse dichos conflictos, como todo indica, se generarían “grietas” y éstas a su vez provocarían cambios que podrían durar toda una generación. Algunos de estos cambios podrían ser: cadenas de suministro rotas, sectores comerciales compartimentados y lo que Georgieva llamó un “muro de Berlín digital”, que obligaría a las naciones a elegir entre varios sistemas tecnológicos.

Lee: Las 4 candidaturas favoritas para liderar del FMI

No es el pesimismo algo que compartamos; de hecho, el principio básico es encontrar soluciones a los problemas y buscar otros caminos para hacer las cosas. Sin embargo, cuando autoridades del nivel de Kristalina Georgieva hacen este tipo de diagnósticos, no queda más que preocuparse, hacer las cosas lo mejor posible y esperar que los malos augurios se disipen. Una cosa es cierta, hoy el horizonte en la economía global luce muy oscuro.