Actualidad

Por qué Javier Duarte está a un paso de la libertad

La PGR reconfiguró uno de los delitos en contra del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, con lo que se abre la posibilidad para que abandone la prisión.

22-08-2018, 4:58:32 PM
Javier Duarte Javier Duarte

El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, quien permanece detenido en el reclusorio norte de la Ciudad de México, podría enfrentar su proceso en libertad, debido a que la Procuraduría General de la República (PGR) reconfiguró la acusación en su contra.

El Ministerio Público a cargo del caso acusó inicialmente al exfuncionario de delincuencia organizada y de operaciones con recursos de procedencia ilícita. Sin embargo, desde la noche del martes la PGR notificó al juzgado de Distrito que el primer señalamiento cambiaba por el de asociación delictuosa.

La delincuencia organizada es un delito que se castiga hasta con 60 años de prisión si el que lo comete es funcionario público. Este ilícito amerita prisión preventiva oficiosa, de acuerdo con el segundo párrafo del artículo 3 de la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada, esto quiere decir que el acusado no tiene posibilidad de enfrentar su proceso en libertad.

En contraste, la asociación delictuosa se sanciona con una pena de entre siete y quince años de prisión, en caso de que el responsable haya sido servidor público, según el artículo 164 del Código Penal Federal. Para este delito, la norma penal mexicana no exige que el acusado permanezca privado de su libertad durante el proceso.

A su vez, el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, conocido popularmente como lavado de dinero, tampoco exige que el acusado permanezca detenido hasta su condena, que podría ser de entre 10 y 30 años de prisión, según los artículos 400 Bis y 400 Bis 1 del Código Penal Federal.

De ser encontrado responsable de este último delito, Javier Duarte también tendría que pagar una multa de entre 1,500 y 7,500 Unidades de Medida y Actualización (UMA), es decir entre 120,900 y 604,500 pesos.

De igual forma, el Código Penal Federal contempla la inhabilitación para desempeñarse como servidor público por un tiempo igual a la pena de prisión que se imponga.

También te puede interesar: Así operaba Javier Duarte con empresas fantasma 

Reuters

Javier Duarte

Un punto para la defensa

Justo por la reconfiguración del delito de delincuencia organizada, que pasó al de asociación delictuosa, la defensa del exfuncionario podría solicitar que este enfrente la acusación en libertad. Para ello deberá solicitar al juzgador la revisión de la prisión preventiva, debido a que variaron “de manera objetiva” las condiciones que inicialmente la justificaban, de acuerdo con el artículo 161 del Código Nacional de Procedimientos Penales.

Si bien ese es un beneficio que podría recibir el exgobernador veracruzano, tras el cambio hecho por el Ministerio Público, la última palabra la tendrá el juez de control del Centro de Justicia Penal Federal con sede en el Reclusorio norte de la capital mexicana, quien debe valorar varios elementos, entre ellos si no existe riesgo de evasión del procesado.

El juez debe tomar en cuenta cuál fue la conducta del imputado observada con posterioridad al hecho delictivo, el arraigo que Javier Duarte tiene en la Ciudad de México, donde se le está juzgando, además del desacato a citaciones procesales cometido por el exfuncionario antes de ser extraditado de Guatemala a México en julio de 2017.

En ese tenor, la PGR informó en un comunicado que –en su opinión- Duarte “seguirá su proceso en prisión, toda vez que la autoridad judicial determinó como medida cautelar la prisión preventiva justificada por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita”.

javier duarte

El as de la PGR

El hecho de que el exgobernador de Veracruz haya huido a Guatemala, tras pedir licencia a su cargo, es uno de los elementos a favor del Ministerio Público.

No obstante, el fiscal del caso debe argumentar que son muy altas las posibilidades de que el exfuncionario trate de evadirse nuevamente, pues su detención, ocurrida en abril del año pasado, solo se logró tras un operativo de seguimiento que implementó la policía de ese país centroamericano en un balneario del municipio de Panajachel, donde Javier Duarte se escondía.

De igual forma, la Procuraduría General de la República deberá insistir ante el juez que cuenta con los datos de prueba que presumen la responsabilidad del exgobernador en el desvío de al menos 430 millones de pesos, según había informado la fiscalía cuando se dictó la vinculación a proceso del exfuncionario.

fiscalia general republica

PGR

Los errores de la fiscalía

La reconfiguración del delito de delincuencia organizada por el de asociación delictuosa por parte de la PGR muestra -una vez más- la debilidad de las investigaciones de esa dependencia. De hecho, la fiscalía admitió este miércoles que el cambio se debió a que no contaba con suficientes datos para probar la delincuencia organizada.

Con este escenario, favorable para Javier Duarte, dará inicio la etapa intermedia del juicio, en la que el Ministerio Público formula la acusación contra el imputado, y ofrece sus medios de prueba.

Posteriormente sigue la etapa del juicio oral, en la que la PGR deberá exponer sus alegatos contra el exfuncionario, desahogar todas las pruebas en su contra, y esperar que el juez de la causa dicte la sentencia. Hasta que eso no ocurra, como imputado el exgobernador de Veracruz tiene derecho a ser considerado inocente.

También podría interesarte:

Comentarios